analistas simbolicos, biografia, CONSULTORIA ARTESANA, SERVICIOS

CONSULTORIA ARTESANA EN EL TALLER

 

 

 

Soy un Psicólogo Afectivo y Profesional Artesano y que actúa bajo la Ética Hacker. Trabajo por el cambio y la mejora de las PERSONAS y las organizaciones, realizo un trabajo que suele englobarse bajo el término de consultoría. A esta denominación le añado un adjetivo que representa un atributo diferencial: hago consultoría artesana. Me defino como una estructura simple y autónoma, tengo un Taller más que una fabrica o empresa donde abordo proyectos de dimensión humana, enfocados al desarrollo afectivo de las personas.

La consultoría artesana es una alternativa a la manera dominante de hacer consultoría que aporta nuevas perspectivas, enfoques y valores a la hora de abordar el cambio y la mejora en las PERSONAS y organizaciones. Se define, por tanto, mediante estas señas de identidad:

  • Trabajo con las personas. El conocimiento, la ilusión y toda la energía necesaria para el cambio y la mejora residen en las personas, una a una, pero también organizadas y en equipo. Por eso, más allá de clientes, digo que trabajo con personas y no con corporaciones.
  • Me apasiona mi trabajo. Mi materia prima es el conocimiento, algo que no se genera con horario fijo o en espacios concretos. De ahí que no establezco rígidas separaciones entre mi labor de consultoría y otras facetas de mi vida. Integro mi trabajo como una actividad más de mi quehacer cotidiano.
  • Colaboro de manera abierta. Con cada caso y proyecto genero conocimiento, pero mi valor no reside en atesorarlo, ni en métodos y técnicas privativas a resguardo de clientes y de otros profesionales, sino en abrirlo a la comunidad.

Estas características esenciales se traducen en las siguientes prácticas:

  • Busco imprimir carácter y sentido personal a lo que hago, de manera que cada caso es un proyecto nuevo. En él incorporo mi materia prima, el conocimiento abierto, así como el aprendizaje anterior y la experiencia renovada. En este marco, innovar no es una actividad instrumental sino un imperativo implícito.
  • Aprehendo a través de la experimentación y del error, de la desviación y de la corrección del rumbo planificado, y me renuevo con cada trabajo. Ya que el aprendizaje sucede antes, durante y después de cada proyecto, la acción y la revisión resultan imprescindibles para aportar soluciones.
  • Busco divertirme con cada trabajo porque para anclar y asimilar los aprendizajes es fundamental la ilusión y la emoción por el trabajo bien hecho. Por eso comparto esta pasión con las personas con las que colaboro.
  • La diversidad es una de mis principales riquezas porque trabajo con personas y aprendo de lo diferente, no tanto de lo conocido. Incorporo a mi red a quienes pueden aportar conocimiento, ideas y experiencia en sintonía con la manera de hacer propia de la consultoría artesana y de la Ética Hacker.
  • Abogo por modelos no invasivos de acercamiento a los clientes (Personas u Organizaciones), que se basen en prescripciones y referencias de proyectos anteriores como mejor carta de presentación.

Nuestro proyecto de Formación Afectiva es un Taller y cada producto es un plato singular, consecuencia natural de haber sido elaborado en un momento único, gracias a la experiencia renovada y al conocimiento conjunto y compartido. Esta particular manufactura sólo es posible desde algunos valores que considero básicos:

  1. Franqueza. Trabajar con personas en el mismo plano de colaboración me facilita decir que no cuando por ética o viabilidad el proyecto no me convence. Además, me permite advertir mejor el error en la ejecución de cualquier proyecto.
  2. Pragmatismo que permite conciliar la pasión por el trabajo bien hecho con las circunstancias y requerimientos de cada proyecto, de manera que el mejor logro sea, también, el logro posible.
  3. Simplicidad que me aporta concreción y capacidad de reacción. Articulo cualquier estrategia a corto, mediano y largo plazo mediante aproximaciones sucesivas que facilitan el conocimiento progresivo y mutuo con las personas con las que trabajo.
  4. Sobriedad en infraestructuras y recursos, compromiso con el conocimiento libre.
  5. Relación de confianza y perdurable que surge de trabajar con personas e implica establecer relaciones más allá de las contractuales del proyecto. En definitiva, lo que busco es incorporar a esas personas a mi red, y de paso construir NUESTRA red.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

El anterior documento ha sido tomado y adaptado de la Declaración de la Red de Consultoría Artesana. Publicado el 26 de enero de 2010 en la tierra del Quijote.

La imagen es de Javier Trujillo

Anuncios

10 thoughts on “CONSULTORIA ARTESANA EN EL TALLER”

  1. Hay que buscar camino, cada cual el suyo. Interesante lo de marcar variantes porque así el mensaje se interioriza. Diversidad en el barrio.
    Un abrazo.

    1. Vea pues, que visita tan ilustre a este humilde hogar. Maestro como se habrá podido dar cuenta es usted uno de mis referentes, sobre todo existenciales, influye usted en mi praxis. Aquí estoy en estas tierras “chibchombianas” divulgando y multiplicando la filosofía y la praxis artesana.

      Definitivamente la red es poderosa, gracias a ella he podido entrar en contacto con tres de mis maestros.

      Un abrazo fraterno

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s