Publicado en COMPETENCIAS DE TERCERA OLA

ARTICULO # 69 LA MISIÒN

CONTRIBUIR CON LA ERRADICACION DE LA POBREZA A TRAVES DE LA FORMACION DE SERES HUMANOS

Una Empresa Social debe tener como base de su accionar una poderosa MISION. Esta debe estar compuesta por un componente espiritual y otro de negocio.[1] Es decir, le debe apuntar al cumplimiento de objetivos sociales que luchen contra la inequidad, al mismo tiempo que debe ser autosostenible y productiva para no depender de la caridad de quienes dicen tener “responsabilidad social empresarial” o de aquellos que hacen de las “donaciones” un negocio meramente lucrativo.

Después de haber expuesto las Raíces Intelectuales[2] del proyecto que estoy proponiendo, lo mismo que el tipo de perfil de las personas que se requieren para este sueño, es decir, los Analistas Simbólicos[3] y los Campos de Acción[4] sobre los que se actuará, ha llegado la hora de presentarles lo que considero es la Misión y la Visión de esta apuesta.

Así las cosas, convencido de que nuestra generación tiene el deber de ir más allá de absurdas polarizaciones políticas y que debe hacer uso de su conocimiento para ponerlo al servicio de la solución de los verdaderos problemas del país, me he puesto como MISIÒN “Contribuir con la ERRADICACIÒN de la pobreza y la FORMACIÒN de  SERES HUMANOS”.

Al igual que Yunnus, no tengo ninguna duda que la humanidad ya cuenta con las herramientas para superar el problema de la pobreza, no obstante, se trata de una misión que necesita contar con el concurso de entusiastas activistas que con los pies en la tierra se unan a la causa de una forma creativa e innovadora.

Pero además de la pobreza, este mundo necesita de verdaderos SERES HUMANOS. Tanta violencia, tanto maltrato infantil, tanta intolerancia, tantos abusos, son la prueba de la maldad natural del hombre, es por eso que se hace necesario la formación de personas que aprendan a valorarse a si mismo, a respetar a los demás y a querer a su especie como tal.

Contribuir con la erradicación de la pobreza y formar seres humanos es una apuesta que bien vale la pena. Un proyecto de vida que realmente produce satisfacción.

Por eso, para cumplir con esa MISION, me he trazado 1 ESTRATEGIA y 5 TÁCTICAS:

La ESTRATEGIA es AYUDAR a las personas a desarrollar Competencias Afectivas Intrapersonales, Interpersonales y Sociogrupales. PROMOVER el Emprendimiento Social; la Educación para la Sexualidad; las Tecnologías de Internet; la Educación Financiera Básica; la Alfabetización Política. INCENTIVAR la Formación de Seres Humanos (Aprender a Ser Padres) y Analistas Simbólicos (Crear e Innovar) y la Marca Personal. Lo que en conjunto denomino como COMPETENCIAS DE TERCERA OLA.

Las TÀCTICAS, es decir, las acciones que llevaré a cabo para aplicar la estrategia, son:

1. Publicar un artículo semanal donde aborde alguna de las COMPETENCIAS DE TERCERA OLA. El propósito es crear conciencia sobre la utilidad y necesidad  de desarrollar y dominar dichas competencias para hacerle frente a la sociedad del mañana.

2. Ofrecer conferencias, talleres, seminarios y capacitaciones sobre las COMPETENCIAS DE TERCERA OLA, en Colegios, Empresas, Organizaciones Sociales, Comunidades Barriales, Municipios y público en general.

3. Utilizar en todas mis presentaciones las herramientas de la Pedagogía Conceptual para facilitar un mejor aprendizaje.

4. Crear una COMUNIDAD que se identifique con esta MISION y el desarrollo de las COMPETENCIAS DE TERCERA OLA. Para ello utilizaré herramientas como Blogs, Boletines Electrónicos, Redes Sociales (FACEBOOK, NING, YOUTUBE, TWITTER) Paginas Web, Directorios y Portales. El propósito es llegar a la mayor cantidad de personas posible y lograr que se conviertan a su vez en MULTIPLICADORES de lo que aquí se promueve.

5. Realizar ALIANZAS ESTRATEGICAS con Personas y Organizaciones que estén interesadas en desarrollar productos educativos que le apunten al desarrollo de las COMPETENCIAS DE TERCERA OLA y el cumplimiento de esta MISIÒN.

Todo lo anterior le apunta a una VISIÒN, y es la creación de las instituciones o Empresas Sociales que materialicen la misión de contribuir con la erradicación de la pobreza y la formación de seres humanos.

En otras palabras, sueño con la creación de Empresas Sociales autosostenibles, con rentabilidad social, conformadas y administradas por creativos e innovadores profesionales que además de estar comprometidos con lo social, vean en este modelo una forma digna de desarrollo profesional y personal.

Me gustaría conocer tu opinión y que me ayudaras a mejorar la idea, porque éste, es sólo el inicio de un largo viaje.

Te invito a mi grupo de LECTORES EN FACEBOOK

http://www.facebook.com/group.php?gid=6072579613



[1] Esto lo aprendió Robert Kiyosaki de su Padre Rico. Para profundizar en el tema le recomiendo leer la “Guía para invertir”

[2] Articulo 66

[3] Articulo 67

[4] Articulo 68

Publicado en EMPRENDIMIENTO, emprendimiento social

EL OFICIO DE EMPRENDER

Sólo aquellos (as) que deciden hacer del emprendimiento su proyecto de vida, saben y experimentan los obstáculos y sinsabores a la hora de sacar adelante un proyecto. No obstante, la satisfacción del proceso y el aprendizaje que este conlleva son lo suficientemente grandes como para seguir en la lucha.


El verdadero emprendedor sabe que su principal enemigo está en su interior. Son sus temores, sus inseguridades, su falta de confianza en si mismo lo que pueden llevarlo a perder la fe en su emprendimiento.


Seguramente esos momentos en los que las cosas no salen como han sido planeadas, los recursos no llegan, las personas en quien confió se “bajan del bus” son instantes de incertidumbre, de duda. Por eso es importante tener claro lo que se quiere y para donde se está caminando. Quizás lo más difícil sea eso, tener claridad, lo demás, cuando se tiene la convicción, necesariamente llega.


El oficio de emprender no es fácil, pero tampoco es imposible. Cuando se toma la firme decisión de ser un emprendedor de tiempo completo no basta con tener arrojo y voluntad; es necesario capacitarse, asesorarse, rodearse también de emprendedores, de gente que hable su mismo idioma, no de esos individuos pesimistas, con alma de perdedores, cuya máxima aspiración es conseguir un empleo “bien pago” que les dé algo de aparente “seguridad”.


Quienes inician este viaje sin retorno saben que al principio se paga la novatada. No se tiene experiencia en la negociación, la relación con los proveedores es compleja, liderar un equipo en ocasiones es una tarea titánica, tocar y tocar puertas a veces resulta desgastante y frustrante. La clave estriba en no desfallecer, la automotivación es fundamental, mirar siempre lo positivo de los hechos, ser consciente que se trata de un aprendizaje continuo.


Una vez el emprendedor vence sus propios miedos, se hace imbatible. Su mente esta trabajando constantemente en la búsqueda de nuevas oportunidades, en la creación de estrategias. El emprendedor es parte de una “raza” especial, es un guerrero de la vida, un amante y apasionado por lo que hace, lo motiva la independencia, lo ilusiona la promesa de libertad.


Lo más importante de escoger el camino del emprendimiento no es el dinero, es el conocimiento, es la experiencia adquirida. Eso no tiene precio. Un emprendedor sabe que si se “quiebra” se puede volver a levantar fácilmente una y otra vez, no le tiene miedo al “fracaso”, lo enfrenta, lo reta. Lo importante realmente es el aporte hecho a la familia, a la comunidad, al país. El emprendedor que aprende las lecciones se vuelve responsable, se convierte en una mejor persona.


Por eso es que vale la pena emprender. Porque es bueno probarse, medírsele al reto de la vida, crear, innovar, ser productivos. En últimas la tarea de un emprendedor nunca termina, es un oficio permanente, culmina una empresa y ya está pensando en la otra, o por lo menos en buscar su crecimiento, su expansión.


Lo mejor de todo es que el emprendedor no escatima a la hora de compartir sus conocimientos, su experiencia. Hace parte de la filosofía de vida de estos individuos ayudar a sus pares, a quienes están empezando a recorrer el camino hacia la libertad. Ese es su legado, ese es el OFICIO DE EMPRENDER.