emprendimiento social

ARTICULO # 68 CAMPOS DE ACCIÒN

CAMPOS DE ACCION

Si nos diéramos a la tarea de hacer un diagnostico de las problemáticas que aquejan a la sociedad colombiana, ¿Cuáles serian para usted las mas relevantes? Para quien esto escribe, además de la corrupción, la politiquería, el clientelismo, el conflicto armado, el desempleo, la falta de educación, la pobreza y un laaaargo etc; es preocupante el alto índice de embarazos en adolescentes, la proliferación de ITS, la violencia intrafamiliar, el maltrato infantil, el suicidio en niños y adolescentes, la violencia en los colegios, la baja calidad de la educación, la falta de cultura política, entre muchos otros. El propósito de este artículo no es hacer un inventario lleno de lamentaciones, sino, contribuir con propuestas concretas que le hagan frente a estas situaciones y de paso nos prepare para el futuro.

Parafraseando a Alvin Toffler, necesitamos adquirir y dominar nuevas competencias que nos preparen para el futuro y, más importante, nos ayuden a cambiar el presente.

Es por eso que desde este espacio queremos apostarle a la promoción y desarrollo de aquellas competencias que le apuntan a la formación de mejores Seres Humanos, con una mayor conciencia social, y con la preparación suficiente para hacerle frente a las exigencias actuales y venideras.

Desde aquí nos la jugamos entonces por la Educación para la Sexualidad; la “Inteligencia Emocional” y el desarrollo de competencias afectivas intrapersonales, interpersonales y sociogrupales; la Educación Financiera; la Formación de Analistas Simbólicos; el Emprendimiento Social; la Alfabetización Política; y las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC).

La promoción de la Educación para la Sexualidad, se hará teniendo como base los hilos conductores del programa del Ministerio de Educación Nacional, precisamente denominado “Educación para la Sexualidad y Construcción de Ciudadanía”. Dicho programa propone como componentes de la sexualidad: la identidad de género, los comportamientos culturales de género y la orientación sexual. De acuerdo con el programa, además de los componentes, la sexualidad tiene cuatro funciones fundamentales: 1) Comunicativa relacional, 2) Reproductiva, 3) Erótica, y 4) Afectiva.[1]

La “Inteligencia Emocional” y por ende el desarrollo de competencias afectivas intrapersonales, interpersonales y sociogrupales, es la apuesta para promover la formación de mejores Seres Humanos. Personas que sean talentosas para autoconocerse, autovalorarse y autoadministrarse. Personas capaces de establecer relaciones funcionales con los otros, con habilidad para relacionarse con los otros; y personas con conciencia política, es decir, personas capaces de interpretar las emociones de los grupos y que actúen en beneficio del colectivo.

Le apostaremos también a la Educación Financiera básica. El propósito es dejar de depender de un empleo, de una empresa, del Estado, de la caridad. La mente se debe entrenar ya no sólo para buscar opciones laborales, sino, para identificar buenas y rentables oportunidades económicas. Se debe aprender a reconocer y aprovechar las múltiples formas de generar ingresos, se debe aprender a invertir, a crear activos y hacer que en últimas el dinero trabaje para nosotros y no al contrario.

Le apostaremos también a la formación de Analistas Simbólicos. Colombia necesita personas y profesionales talentosos y creativos,  capaces de RECREAR el conocimiento; de diseñar y poner en práctica productos y servicios en todas las áreas, especialmente en el área social. Estamos convencidos que la solución a muchos de los problemas sociales que actualmente padece nuestro país, no provendrán de medidas gubernamentales, ni gracias al accionar de ONGs tradicionales, sino, de propuestas innovadoras de Analistas Simbólicos, comprometidos con la erradicación de la pobreza y la formación de mejores Seres Humanos.

La iniciativa de los Analistas Simbólicos la denominamos Emprendimiento Social. Precisamente este será otro de nuestros campos de acción. En este país se habla mucho de emprendimiento y de responsabilidad social empresarial, no obstante, ninguna de las dos figuras tiene un verdadero compromiso con la erradicación de la pobreza. El Emprendimiento Social en cambio, tiene como propósito el diseño y puesta en marcha de empresas sociales autosostenibles, donde la finalidad no sea generar unas utilidades para repartir entre un puñado de socios, sino, apuntarle al cumplimiento de metas sociales y al trabajo remunerado con dignidad al interior de dichas organizaciones.

Para nadie es un secreto que la política en un país como el nuestro, es una lucha de intereses, ciertos sectores y grupúsculos están enfrascados en confrontaciones ideológicas que dejan como únicos perdedores a los ciudadanos de a pie. Los cuales, en no pocas ocasiones son victimas de la manipulación de quienes dicen ser los “dignos y honorables” representes del pueblo. Pues bien, la vacuna contra la manipulación es la Alfabetización Política. Todo ciudadano tiene el derecho, pero más aun el deber, de conocer y aprender como funciona el mundo de la política, de esa forma tendrá mayores elementos de juicio a la hora de escoger un candidato determinado, lo mismo que sabrá utilizar las herramientas de control, y ejercerá veeduría sobre la actuación de los gobernantes.

Todo lo anterior debe ser apalancado por lo que se conoce como las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC). Sin lugar a dudas, resulta de vital importancia promover las herramientas que hoy están disponibles en la red. Hacer uso de ellas en la creación de redes sociales, blogs, canales de TV, emisoras y demás medios que pueden ser manejados por los mismos usuarios; quienes a su vez pueden contribuir con la veeduría ciudadana, la construcción de conocimiento y el control político.

Esta es pues nuestra apuesta. La misma, cobrará vida y se materializará en la medida en que tenga eco en hombres y mujeres que deseen unir fuerzas para hacer su aporte en la construcción de un mejor país, de abajo hacia arriba y no al contrario, como siempre nos lo han querido imponer.

¿Se anima?


[1] Programa de Educación para la Sexualidad y Construcción de Ciudadanía. Guía Nro. 1

Anuncios
analistas simbolicos, formacion para el bienestar

ARTICULO # 67 ANALISTAS SIMBOLICOS

Alvin y Heidi Toffler / Robert Reich
Alvin y Heidi Toffler / Robert Reich

Resulta desalentador que un profesional en Colombia gane apenas entre dos y tres salarios mínimos ($1.000.000 a $1.500.00)[1] algo así como 700 Dólares. Ni siquiera aquellos que realizan un postgrado ven aumentados sus ingresos considerablemente. (Si no me cree, vea las estadísticas del observatorio laboral para la educación)[2].  Lo peor es que seguimos pensando que existen carreras mas “rentables” que otras y que quienes estudian ciertas carreras como Administración de Empresas, Medicina y Sistemas tienen más oportunidad de encontrar un empleo que quienes optan por otras como Antropología, Arquitectura y Artes Plásticas.[3] No nos hemos dado cuenta que hoy la diferencia ya no radica en la carrera que se estudia, sino, en lo que se hace con el conocimiento adquirido.

De acuerdo con Robert Reich[4], el mercado laboral esta dividido en tres categorías, a saber: Trabajos de producción rutinaria. Servicios a las personas. Y trabajos simbolico-analiticos.

Los trabajos de producción rutinaria son aquellos más repetitivos. Lo realizan las personas con menos formación, con menor acceso al conocimiento. El “ruso”, los servicios generales, los vigilantes, el jardinero, entre otros. De acuerdo con Miguel de Zubiria, “en los trabajos rutinarios el componente de conocimiento es ínfimo. Se requiere como mucho educación primaria. Millones de personas podrían realizarlos. Con la trágica contrapartida que dichos trabajadores quedan condenados a ingresos misérrimos, así como sus países.” [5]

Los servicios a las personas requieren desde un título de nivel secundario y de un cierto entrenamiento, hasta títulos profesionales muy específicos. Entre ellos entra una amplísima gama de ocupaciones: desde recepcionistas, conserjes y porteros, taxistas, peluqueros, cocineros, azafatas.  A medida que el servicio persona a persona se hace más sofisticado se requiere mayor capacitación: entrando al juego los docentes, médicos, abogados, odontólogos, psicólogos, enfermeros, entre otros.[6]

Ahora bien, cabe destacar como a medida que pasa el tiempo se va reduciendo la brecha salarial entre trabajadores profesionales y bachilleres. De acuerdo con el estudio “Los profesionales colombianos en el siglo XXI, ¿más estudian, más ganan?”, hacia el 2002 los trabajadores con educación universitaria ganaban 3,2 veces lo que recibían trabajadores hasta con educación secundaria. Desde entonces, esa relación ha caído a 2,6 veces.”[7]

La tercera categoría, los trabajos simbolico-analiticos, son llevados a cabo por ANALISTAS SIMBOLICOS. De acuerdo con Alvin Toffler, son aquellos “trabajadores hábiles en el manejo de los símbolos”[8]. Mientras los profesionales utilizan rutinariamente el conocimiento acumulado, los analistas simbólicos lo RECREAN, es decir, lo utilizan creativamente.[9] Y ese aporte de creatividad les reporta honorarios considerables.

Actualmente, hay una exagerada sobreoferta de profesionales tradicionales. Y como es apenas lógico, al haber una abundancia de profesionales en el medio, la demanda por estos se reduce y los salarios son paupérrimos, miserables. En cambio, los analistas simbólicos, son escasos, en parte porque no los forma el sistema educativo tradicional y en parte también porque exige un esfuerzo de autoformación que muy pocos están dispuestos a llevar a cabo.[10] Por ende sus ingresos son elevados. Y se constituyen en el sector laboral con mayor proyección.

La educación de un analista simbólico requiere el perfeccionamiento en cuatro habilidades básicas, a saber: abstracción, pensamiento sistémico, experimentación y colaboración.[11]

La capacidad de abstracción -para descubrir patrones y significados- es naturalmente la verdadera esencia del análisis simbólico, en el cual la realidad debe ser simplificada de modo que pueda ser comprendida y manejada de diferentes maneras. El analista simbólico maneja ecuaciones, analogías, modelos y metáforas, a fin de crear las oportunidades para reinterpretar la información.[12]

El pensamiento sistémico. El analista simbólico antes de intentar resolver un problema, analiza porque ha surgido y de que manera se relaciona con otros problemas, para posteriormente plantear una solución integral y profunda. No meros “pañitos de agua tibia”.

Los analistas simbólicos experimentan constantemente. Los hábitos y métodos de experimentación son decisivos en la nueva economía, donde las tecnologías y los mercados están en constante fluctuación. Se pone el acento en conservar ciertos aspectos de la realidad que son constantes, mientras se varían otros para facilitar la comprensión de las causas y efectos; de esta manera se indagan una serie de posibilidades y resultados, y se toma nota de las analogías y diferencias relevantes. Las conjeturas e intuiciones se comparan con las ideas previas.

Pero lo más importante es que el analista simbólico reconoce que el aprendizaje permanente es una responsabilidad propia.[13]

Por último está la capacidad de colaborar. Los analistas simbólicos generalmente trabajan en equipo, compartiendo problemas y soluciones en forma grupal. Los analistas simbólicos también pasa gran parte de su tiempo comunicando ideas a través de disertaciones, informes, proyectos, planes, artículos, y luego tratan de lograr un consenso para seguir adelante con el plan. Los analistas simbólicos aprenden a alentar y aceptar las críticas de sus condiscípulos.[14]

Otras características de los analistas simbólicos son: Tienen socios o colegas en lugar de jefes o supervisores. Su ingreso depende de la calidad, originalidad, destreza y oportunidades de su trabajo. Disfrutan de una próspera situación económica a una edad temprana. Sus carreras no son lineales ni jerárquicas. Trabajan solos o en equipos, los que a su vez pueden estar conectados con grandes organizaciones y redes mundiales. Prefieren un ambiente donde la comunicación sea fluida e informal. Poseen un gran manejo de las tecnologías. Poseen un importante capital social que se preocupan por expandir.

Son los analistas simbólicos, quienes le darán vida a las empresas sociales e instituciones que requiere la sociedad de tercera ola. Dicha tarea será generosamente recompensada, porque estos nuevos trabajadores y emprendedores sociales le apuntaran con firmeza –entre muchos otros- a dos objetivos sociales: la erradicación de la pobreza y la formación de mejores seres humanos.

En cuanto a los profesionales tradicionales, lastimosamente están condenados a la proletarización. A ser victimas de condiciones laborales decadentes, con salarios paupérrimos que escasamente les alcanzará para subsistir. Y si no se suben al tren de los analistas simbólicos, un oscuro, indigno y precario futuro les esperará.

Recuerde que la diferencia no esta en lo que usted estudia, sino, en lo que usted hace con lo que estudia.



[1]Hay profesionales que trabajan incluso por menos de 900 mil pesos.

[2] http://www.portafolio.com.co/finanzas/guias/educacion/ARTICULO-WEB-NOTA_INTERIOR_PORTA-5306968.html

[3] “Los profesionales colombianos en el Siglo XXI ¿más estudian, más ganan?” realizado por el Observatorio del Mercado de Trabajo y la Seguridad Social de la Universidad Externado de Colombia. http://www.portafolio.com.co/finanzas/guias/educacion/ARTICULO-WEB-NOTA_INTERIOR_PORTA-4955136.html

[4] Ex Secretario de Trabajo de la administración Clinton y autor del libro  “El trabajo de las naciones”

[5] De Zubiria, Miguel “Pedagogías del siglo XXI: Mentefactos I: El arte de pensar para enseñar y de enseñar para pensar”. Fondo de Publicaciones Bernardo Herrera Merino. Fundación Alberto Merani. Bogotá 1998

[6] Reich, Robert “El trabajo de las naciones: hacia el capitalismo del siglo XXI” 1993

[7] Periódico El Tiempo “Se reduce la diferencia salarial entre trabajadores profesionales y bachilleres” http://www.eltiempo.com/vidadehoy/educacion/se-reduce-la-diferencia-salarial-entre-trabajadores-profesionales-y-bachilleres_4704329-1

[8] Toffler, Alvin “El Shock del futuro” Editorial Plaza y Janes. Barcelona. 1970

[9] De Zubiria, Miguel “Pedagogías del siglo XXI: Mentefactos I: El arte de pensar para enseñar y de enseñar para pensar”. Fondo de Publicaciones Bernardo Herrera Merino. Fundación Alberto Merani. Bogotá 1998

[10] Se requiere mucha lectura, lo mismo que escribir y sobre todo intentar PENSAR.

[11] Reich, Robert “El trabajo de las naciones: hacia el capitalismo del siglo XXI” 1993

[12] Ibid

[13] Ibid.

[14] Ibid

EMPRENDIMIENTO

PONLE TU SELLO A LA VIDA

MOHAMMAD YUNUS / FUNDADOR BANCO GRAMMEN
MOHAMMAD YUNUS / FUNDADOR BANCO GRAMMEN

Cada quien es el dueño de su destino y de cada uno depende que tan lejos quiere llegar. Ahora ya no quiero escribir sólo de política, me atreveré a tratar de despertar espíritus adormecidos, alienados, resignados a su “suerte”, entregados al vaivén monótono de su existencia; y por ello el titulo de este articulo -Ponle tu sello a la vida-

De todos es sabido que dicha frase corresponde al lema de una reconocida marca de café, y al margen de la estrategia publicitaria, considero que llevado a la práctica es una provocadora invitación. –Ponle tu sello a la vida- ¿qué le dice a usted esto? ¿Es usted de los que hacen que las cosas pasen? O de los que preguntan ¿Qué está pasando? O en el peor de los casos, ni se da por enterado y al final pregunta ¿Qué pasó?

Esos tres tipos de personas hay en la vida –según reza por ahí un viejo refrán- ¿Cuál de los tres es usted? ¿Se siente feliz con lo ha llegado a ser actualmente? O por el contrario, ¿Se siente estancado? ¿Hace cuanto que no se detiene a hacer un balance de su existencia? Muchas veces los avatares del día a día nos absorben tanto que no nos queda tiempo ni para dedicarnos a nosotros mismos. De la casa al trabajo, del trabajo al estudio, del estudio a la casa y así todos los santos días, a lo anterior agréguele el cuidado de los hijos, el cumplimiento de responsabilidades, las obligaciones que no dan espera. ¿A qué hora hacemos tanto?

¿Es usted de los que está determinado a dejar huella en la vida o simplemente es un borreguito que prefiere ir detrás, sin ton ni son para donde lo lleve la marea? ¿Qué tanto se esfuerza usted más allá de lo normal por hacer feliz a los suyos? Los trata bien, con cariño, les recuerda que los quiere, evita hacerlos sufrir lo menos posible. Esto lo digo porque a veces somos más duros con nuestros seres queridos que con los particulares, somos más generosos con nuestros supuestos amigos que con nuestros hermanos.

Ponle tu sello a la vida, -me gusta esa frase- eso significa ser un referente para los demás, ser un modelo a seguir, vale la pena trabajar por los otros, es rentable, de hecho, entre a más personas beneficies con tus actos, mas grande es la recompensa, estoy convencido de ello. Ni siquiera es una cuestión de ego o de vanidad. Uno debiera levantarse todas las mañanas decidido a ayudar al menos a una persona, esa sería una excelente inversión con la vida.

Al fin de cuentas, el ser humano no deja de ser más que un animal dizque racional, estoy seguro que no faltará el personaje que considere que lo anterior no es más que basura, pero eso no importa, habrán otros que si se sentirán motivados a hacer un alto en el camino y reflexionar sobre su existencia, sobre el sentido de su vida, y se cuestionaran sobre su realidad, si al menos uno lo hace me daré por bien servido porque en este mundo que va tan a la carrera hace falta que hagamos una pausa y nos preguntemos:

¿Le estoy poniendo mi sello a la vida?

ALFABETIZACION POLITICA

LA FORMACIÒN DE LA MENTALIDAD SUMISA

Fotografia: Vladdo / Julio de 2008
Fotografia: Vladdo / Julio de 2008

Se dice que los medios de comunicación son el cuarto poder; además del ejecutivo, el legislativo y el judicial. En un país como Colombia: ¿qué tan cierto será dicha afirmación? ¿No serán por el contrario los grandes medios unos apéndices del ejecutivo? ¿Son éstos realmente independientes, objetivos y éticos? ¿Contribuyen efectivamente con la formación política, social y ciudadana de los individuos?

Vicente Romano, -autor del libro que da nombre a éste articulo- señala acertadamente que la “fe en la información ha producido la impresión de que la prensa, la radio y la televisión son medios de información o comunicación; si se miden por su volumen de producción sirven sobre todo al reclamo publicitario y al entretenimiento. La prensa del corazón es más numerosa que la de información general (por eso no es raro que la revista TV y Novelas sea la mas leída en Colombia, por encima incluso de la revista SEMANA) y se utilizan primordialmente, no para reducir la ignorancia, sino para cubrir temporal y ficticiamente los déficit emocionales con la distracción para matar el tiempo”

Sería injusto incluir en una misma canasta a todos los medios de comunicación, por fortuna, existen los medios alternativos, quienes en una quijotesca labor tratan de resistir a los embates de las multinacionales mediáticas, las cuales acuden constantemente a la manipulación, “produciendo deliberadamente mensajes que no concuerdan con la realidad social” –como diría Romano- para crear opiniones en incautos espectadores que creen ingenuamente en la “loable” defensa del bien común por parte de dichos medios, cuando lo cierto es que sólo actúan en defensa de unos intereses particulares e incluso hasta de clase. Tan efectivos son esos mensajes que han logrado sumir a la mayoría de los colombianos en una especie de letargo e hipnosis colectiva en la que es difícil darse cuenta que somos victimas de la imposición de una realidad virtual y por ende vivimos de espaldas a la verdadera realidad.

En el siglo XXI entonces, los medios, los que otrora tumbaran gobiernos y fueran veedores de las practicas gubernamentales, ahora están al servicio de quienes detentan el poder económico, que son los mismos que en ultimas sustentan el poder político y se dan sus mañas para controlar también el poder del conocimiento. Es decir, el que tiene el oro hace las reglas y las impone; y el ignorante creyéndose culto, dócilmente las acepta.

Porque de sumisos es de lo que está lleno éste país; de personajes que sólo se nutren de las informaciones oficiales y que no acuden a otras fuentes para contrastar las mentiras que a diario salen de palacio, se conforman con repetir los mismos y manidos argumentos que no resisten la fuerza del análisis pero que finalmente terminan imponiéndose gracias al eco de los grandes medios.

¿Estamos entonces ante una sociedad sumisa? ¿Una sociedad que ha personificado la política y que en medio de su desespero ha depositado su suerte en las manos de un individuo que se cree el salvador? ¿Cuál ha sido la responsabilidad de los grandes medios en dicho fenómeno?

Lo cierto es que hay que estar atentos, mantener los ojos abiertos y no creer ciegamente en todo lo que nos bombardean a diario como supuesta información los grandes medios de comunicación, se debe acudir también a otras fuentes, se debe contrastar, sopesar, analizar; porque en un país tan complejo como el nuestro se corre el riesgo de emitir juicios basados en informaciones prefabricadas y con otras intenciones menos las de informar.

En fin, a toda costa se debe evitar tener una mentalidad sumisa.

EMPRENDIMIENTO, emprendimiento social

¿QUÉ TAN ALTO QUIERES LLEGAR?

QUE TAN ALTO QUIERES LLEGAR

Alguna vez leí por ahí un personaje que decía: “Sueñe en cosas elevadas, y así como sean sus sueños, así llegará a ser usted”. En ese orden de ideas, ¿A que aspira Usted realmente en la vida? En ésta oportunidad, quiero acudir nuevamente al recurso de los lemas que utilizan algunas reconocidas marcas, ésta vez, un banco que le pregunta a sus clientes ¿Qué tan alto quieres llegar?

En un país como el nuestro, donde muchos se quejan de la falta de oportunidades, de la inequidad en la distribución del ingreso, de los paupérrimos salarios, de la dificultad para al acceso a la educación superior, de la falta de verdadero apoyo para la creación de empresa, de la ausencia de credibilidad en los jóvenes, ¿Es posible soñar?

Yo diría que si, es más, estoy convencido que Colombia es una tierra llena de oportunidades, lo importante es tomar conciencia que éstas no van a llegar a la puerta de la casa, se debe salir a buscarlas, ahí es donde está la clave, es necesario ir tras de ellas con determinación y sobre todo con firmeza. No es una cuestión de suerte, ni se requiere ser un genio, basta con recordar al gran inventor Thommas Alba Edison, quien señalaba que “el genio es 10% inspiración y 90% transpiración” es decir, sólo se necesita trabajar con denodado esfuerzo.

Así las cosas, ¿A qué aspira Usted realmente en ésta vida? Pero antes de contestarse éste interrogante, primero recuerde ¿Dónde estaba hace 5 años? Los propósitos que tenía entonces ¿Los alcanzó? ¿Siente que ha progresado? Sus ingresos económicos ¿Han mejorado? O ¿Todavía sigue con el mismo pirrico salario, en el mismo trabajo, o saltando de empleo en empleo y por tanto continúa pasando angustias para pagar sus deudas? Pero lo más importante, ¿Es mejor persona?

Ahora, proyéctese a 5 años, ¿Cómo se ve? ¿Dónde se ve? ¿Tiene un plan a seguir? Escríbalo para que quede evidencia de lo que Usted está hoy deseando, ese plan, es la medida de que tan alto quiere llegar una persona en la vida e indica igualmente, que tanto estamos dispuestos a sacrificar, porque lo cierto es que entre mayor sea el sacrificio, mayor será la recompensa, eso todo mundo lo sabe, pero muy pocos lo hacen realidad. Para la gran mayoría es más cómoda la aparente seguridad de un trabajo y el anonimato; que la promesa de la libertad venidera y el reconocimiento.

Pese a lo anterior, hay un hecho que no se puede desconocer; y es que en Colombia aun están muy arraigadas ciertas prácticas que para nada le hacen honor a la meritocracia, seguimos viendo como en muchos casos se sigue haciendo necesario tener un “contacto” o “palanca” para acceder a ciertos cargos, vemos como la práctica del nepotismo (hacer uso de sus influencias para ubicar laboralmente a familiares) sigue siendo habitual, cerrándose así la oportunidad para que lleguen personas capaces y deseosas de servirle a su comunidad.

Por eso es que para llegar alto, en lo posible debemos depender de nosotros mismos, de nuestro talento, de nuestra capacidad de trabajo, pero para ello hay que marcar diferencia, hay que ofrecer más de lo que da el individuo promedio, hay que salirse del montón; escenarios hay de sobra, su universidad, su barrio, su familia, su trabajo, sus amigos, en fin, hay que sembrar, sembrar y sembrar, porque de seguro, algún día la cosecha será abundante, y estando arriba podremos preguntarle a los que vienen detrás de nosotros, con la satisfacción del deber cumplido:

¿Qué tan alto quieres llegar?

PRINCIPAL, RAICES INTELECTUALES

ARTICULO # 66 LAS RAICES DE UN SUEÑO

LAS RAICES INTELECTUALES
Alvin Toffler, Mohammad Yunus, Miguel de Zubiria y Robert Kiyosaki

Hay personas que hacen que las cosas pasen. Son aquellos que tienen como meta existencial, trascender, dejar huella. Seguramente en ese camino tienen sus propios héroes, otros seres humanos que les antecedieron e influyeron en la forma como ven el mundo y sobre todo, en la forma como actúan sobre el mundo.

Quien opta por la trascendencia, lo hace a sabiendas de que tendrá un recorrido más difícil y lleno de obstáculos. Por lo menos hasta que sus sueños se cristalicen, sus ideas son vistas como utopías propias de románticos y quijotes que luchan solos contra el mundo. Por supuesto que me refiero a aquellos que tienen como arsenal el poder de la palabra y la firmeza de sus convicciones; y no a quienes creen que la única vía para construir un mundo mejor sea acudir al uso de las armas, influenciados por ideologías polarizantes y excluyentes.

Claro esta que las utopías de alguna manera son respuesta a las injusticias de cada época. No obstante, esta época que nos ha tocado vivir, -la de los inicios del siglo XXI, la de la transición entre una era industrial a una era postindustrial- requiere una respuesta creativa, innovadora y capaz de proponer alternativas de solución eficaces a los problemas que aun aquejan al mundo. Dos de ellos, la pobreza y la carencia de mejores Seres Humanos.

Pues bien, después de casi tres años de buscar, pensar, repensar, leer, escribir e indagar. Creo que he encontrado el camino y las luces que me guiarán. De modo que esta semana les presento lo que considero son las raíces de lo que vengo proponiendo y de lo que voy a proponer.

Para poder entender la sociedad en que vivimos, sus cambios, sus veloces transformaciones y el impacto que estas tienen sobre las personas y las principales instituciones occidentales; el autor que considero fundamental es Alvin Toffler[1]

Según Toffler, hubo una ‘primera ola’, de una muy larga vigencia histórica, en la que las aplicaciones tecnológicas estaban asociadas al esfuerzo humano, a la fuerza biológica del ser humano, con un predominio de la actividad agrícola. La ‘segunda ola’ alcanzó su apogeo con la revolución industrial, con una duración histórica mucho más corta, en la que el esfuerzo mecánico, el maquinismo, sustituyó al esfuerzo humano, y dio origen a la sociedad de masas. Y, por fin, la ‘tercera ola’, hija de la revolución tecnológica, de la que surge una sociedad regida por los flujos de información y lleva a la concepción de nuevos paradigmas, a una nueva cosmovisión. Los usos tecnológicos favorecen el desarrollo de las extensiones de la mente, por lo que el esfuerzo prevalente, en la nueva etapa, es el que se deriva del conocimiento. El mundo no sólo se transforma en su matriz tecnológica, sino que el cambio conlleva a un cambio psicológico de la sociedad, a una redefinición de las relaciones sociales y, también, de las relaciones de poder.[2]

La tercera ola entonces, demanda la creación de nuevas instituciones, con nuevos paradigmas. Y es precisamente el segundo de mis guías intelectuales quien ha creado una institución típica de tercera ola y con ello ha mostrado una nueva y eficaz manera de luchar contra la pobreza, me refiero a Muhammad Yunus.[3]

Yunus tuvo la clarividencia de dar un nuevo y revolucionario enfoque al tema de la financiación[4], fundador del Banco Grammen y premio Nobel de la Paz, Yunus es el creador de los microcréditos, el innovador programa bancario que proporciona a los pobres –especialmente a las mujeres- pequeños prestamos que les permiten fundar modestas empresas y librar a sus familias de la pobreza. En los últimos treinta años, los microcréditos se han implantado en todos los continentes y han beneficiado a más de cien millones de familias.[5]

Pero Yunus va más allá de los microcréditos y en su libro Un Mundo sin Pobreza lanza la idea de la empresa social, una forma totalmente nueva de emplear el dinamismo y la creatividad de las empresas para abordar problemas sociales, desde la pobreza y la contaminación, hasta la sanidad y la educación. En este libro, Yunus nos explica sus planes para transformar el mundo con miles de empresas sociales, y avanzar hacia un nuevo capitalismo con rostro humano[6]. Claramente, se constituye la empresa social –que nada tiene que ver con la cacareada “responsabilidad social empresarial”, en una institución de tercera ola. He aquí mi segunda raíz intelectual.

Mi tercera raíz intelectual es Miguel De Zubiria Samper.[7] Mas exactamente el que denomino como el De Zubiria de segunda época. Aquel que fue capaz de corregir sus presupuestos básicos y volcar su talento al desarrollo de una teoría de la afectividad humana, “sobre hombros de gigantes” como Howard Gardner, Daniel Goleman, Robert Stemberg y Steve Mithen.

Solamente un hombre que ha trasegado en todas sus dimensiones el concepto de la inteligencia, que le ha dedicado buena parte de su vida a hacer de él, el sentido de su quehacer psíquico y laboral, que ha convertido esta idea en un paradigma de valor ideal de la cultura y que ha intentado que su conceptos rijan un proceso educativo, sólo un hombre así, repito, esta autorizado para decir que la inteligencia es un MITO y que el cociente intelectual es hoy por hoy una peligrosa estratagema de las actuales ciencias psicológicas. Ese hombre es Miguel De Zubiria.[8]

Tantos embarazos en adolescentes, tanta delincuencia juvenil, tanta violencia intrafamiliar, tanta violencia en las escuelas, tanta intolerancia en general, tienen sus bases –entre otras variables- en una falta de desarrollo de competencias afectivas intrapersonales, interpersonales y sociogrupales.

Pues bien, el Maestro De Zubiria, a través de la psicología y la pedagogía afectiva, da un paso adelante en el camino abierto por Gardner con su “Teoría de las inteligencias múltiples” y Goleman[9] con su teoría de la “inteligencia emocional” para hablar del desarrollo de competencias afectivas, donde las emociones son una parte más de una dimensión mas amplia de la mente humana, como lo es su dimensión afectiva, compuesta igualmente por sentimientos, actitudes, principios y valores que también median en las acciones de las personas. De modo pues que, apuntarle al desarrollo de competencias afectivas, es una ambiciosa apuesta en la siempre necesaria formación de mejores Seres Humanos. Tal y como lo requiere una sociedad de tercera ola.

Por ultimo, mi cuarta influencia es Robert Kiyosaki.[10] Él, Además de ser un crítico de la educación industrial, ha visibilizado la necesidad de aprender educación financiera básica. Promoviendo también la importancia de buscar la independencia financiera como una forma de liberarse del yugo de tener que trabajar por dinero y no hacer que el dinero trabaje para uno. Quedando así tiempo para dedicarlo a pensar y diseñar estrategias que contribuyan a la erradicación de la pobreza y la construcción de un mundo mejor. Bajo esta lógica, el trabajo se convierte en una fuente de satisfacción, más que una obligatoria y mal paga actividad para obtener recursos limitados con que subsistir.

De modo pues que Alvin Toffler con su paradigma de la tercera ola. Mohammad Yunus con su promoción de los microcréditos y el emprendimiento social. Miguel De Zubiria con su propuesta del desarrollo de competencias afectivas y Robert Kiyosaki con su misión de elevar el bienestar financiero de la humanidad, se constituyen en la columna vertebral o mas bien, en las raíces de un proyecto que busca convocar a hombres y mujeres que se identifiquen con esta misión y deseen aunar esfuerzos para darle vida a las nuevas instituciones que requiere la sociedad de hoy para responder a las exigencias del mañana.



[1]De Alvin Toffler he estudiado su obra completa, a saber: El Shock del Futuro, La Tercera Ola, El Cambio del Poder, La Creación de una Nueva Civilización (la política de la tercera ola) y La Revolución de la Riqueza.

[2] Alvin Toffler “Perfil biográfico y académico” En http://www.infoamerica.org/teoria/toffler1.htm Para conocer que opina Toffler sobre Colombia recomiendo leer la entrevista de Semana “Colombia esta en el pasado” http://www.semana.com/noticias-enfoque/colombia-esta-pasado/22948.aspx

[3] De Mohammad Yunus he estudiado su caso y los libros donde cuenta la historia del Banco Grammen y su posterior expansión, a saber: El Banquero de los Pobres y Un Mundo sin Pobreza.

[4] Yunus, Mohammad “¿Es posible acabar con la pobreza? Universidad Complutense. En http://books.google.es/books?id=mLEcZlzpmb0C&printsec=frontcover&source=gbs_summary_r&cad=0#PPA5,M1

[5] Yunus, Mohammad “Un Mundo sin Pobreza: Las empresas sociales y el futuro del capitalismo”. Editorial Paidos. España. 2008

[6] Ibid

[7] De Miguel De Zubiria he leído y estudiado su obra de segunda época, a saber: Pedagogía Conceptual: Desarrollos Filosóficos, Pedagógicos y Psicológicos. La serie ABC de Pedagogía Conceptual compuesta por cuatro números que son: 1) Los fines y el método de Pedagogía Conceptual. 2) Formar, no solo educar. 3) Las teorías de Pedagogía Conceptual y 4) Como funciona la mente humana. Como Prevenir la Soledad, la Depresión y el Suicidio en niños y jóvenes. La afectividad Humana. ¿Qué es el amor?. Psicología de la Felicidad. El Mito de la inteligencia. Psicología del Talento y la Creatividad. Mentefactos 1 y la Teoría de las seis lecturas.

[8] Carvajal, Guillermo. Prologo del libro de Miguel De Zubiria “El Mito de la Inteligencia” Serie Psicología y Pedagogía Afectiva 1. Fundación Internacional de Pedagogía Conceptual Alberto Merani. Bogotá. 2006

[9] Daniel Goleman también es uno de mis referentes, no obstante lo considero como una fuente secundaria en la medida en que De Zubiria plantea una teoría que es una solida continuación de sus planteamientos que beben a su vez de Gardner. Sin embargo, también he estudiado parte de su obra, a saber: La inteligencia emocional. La inteligencia social. La inteligencia emocional en la empresa. El espíritu creativo

[10] Robert Kiyosaki ha sido influenciado a su vez por Alvin Toffler, Howard Gardner y Daniel Goleman. De él he leído y estudiado los siguientes libros: Si desea ser rico y feliz ¿No vaya a la escuela?. Padre Rico Padre Pobre. El Cuadrante del flujo de dinero. La guía para invertir. Antes de renunciar a tu empleo. Niño rico, niño listo. Retírate Joven y rico. El juego del dinero. La escuela de negocios. Historias de éxito. Padre rico, padre pobre para jóvenes.

Educacion para la sexualidad, PRINCIPAL

ARTICULO # 65 EDUCACIÓN PARA LA SEXUALIDAD Y CONSTRUCCIÓN DE CIUDADANIA

EDUCACION_PARA_LA_SEXUALIDAD

Más que educación sexual, en la escuela se debería Educar para la Sexualidad. Ha llegado la hora de superar esos modelos reduccionistas en los que la sexualidad se ve como un riesgo; o moralistas en los que se parte del supuesto de que la actividad sexual solo tiene sentido dentro del matrimonio heterosexual y con una meta reproductiva; o modelos que sólo rescatan la función erótica de la sexualidad.[1]

Pues bien, como respuesta a todos los anteriores, surge el modelo autobiográfico. Este busca promover actitudes y comportamientos democráticos y respetuosos, que permitan a las personas vivir una sexualidad plena, teniendo en cuenta el bienestar de los demás miembros de la sociedad. Por esto, el modelo centra su accionar en la información científica y en el desarrollo de competencias. Dicho modelo entiende la sexualidad como una dimensión de toda la persona (…) y fomenta una actitud positiva hacia la sexualidad, enmarcada en la búsqueda continua de conocimientos científicos y la aceptación de la diversidad.[2]

Enmarcado en el modelo autobiográfico, surge en Colombia el Programa de Educación para la Sexualidad y Construcción de Ciudadanía. Este artículo tiene como fin hacer una presentación de las generalidades del programa. El cual, de manera atípica, surge en una época de derechización política y social en Colombia, que daría lugar al pesimismo frente a la necesidad de llevar a la escuela una reflexión profunda sobre todo lo que implica la sexualidad.

Desde que el año pasado se hiciera el lanzamiento oficial del programa, después de su fase piloto entre el 2006 y 2007, me di a la tarea de promover su conocimiento, (abrí un grupo en Facebook que busca hacer movilización social para apoyar el programa, a la fecha ya tiene 616 miembros) convencido de que se trata de una poderosa estrategia educativa para FORMAR seres humanos conscientes con respecto a lo que significa la sexualidad en todas sus dimensiones.

Gracias a ese interés, fui contactado por el Equipo Técnico Nacional del Programa, quienes muy amablemente me invitaron al Taller Nacional, en el que pude conocer más de cerca y de primera mano, las generalidades del programa que esta semana comparto con ustedes.

Pues bien, el programa es una iniciativa del Ministerio de Educación Nacional y el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA). Su propósito es contribuir al fortalecimiento del sector educativo en el desarrollo de proyectos pedagógicos de educación para la sexualidad, con un enfoque de construcción de ciudadanía y ejercicio de los derechos humanos, sexuales y reproductivos.

En general, en las instituciones educativas, la sexualidad suele ser abordada “con pañitos de agua tibia”, es decir, se cree que con unas cuantas charlas o talleres el asunto esta resuelto, y se preocupan más por la cobertura que por llevar a cabo procesos generadores de impacto. En cambio, (…) La educación para la sexualidad es una oportunidad pedagógica que no se reduce a una cátedra o taller. Sino que debe construirse como un proyecto pedagógico de cada institución.

La propuesta conceptual incluye unos hilos conductores que son los ejes temáticos que guían la educación para la sexualidad. Se fundamentan en los derechos humanos sexuales y reproductivos y son un apoyo para el diseño e implementación de los proyectos pedagógicos a partir de:

  • Las funciones: comunicativa-relacional, erótica, afectiva, y reproductiva.
  • Los componentes: identidad de género, comportamientos culturales de género y orientación sexual.
  • Los contextos: individual, de pareja, familiar y social de la sexualidad.

En últimas, lo que busca el programa es generar prácticas pedagógicas que propicien el desarrollo de competencias  en los estudiantes, para que puedan incorporar en su cotidianidad el ejercicio de los derechos humanos sexuales y reproductivos, y de esa manera tomar decisiones que les permitan vivir una sexualidad sana, plena y responsable que enriquezca su proyecto de vida y el de los demás.

El programa tiene unas líneas de trabajo encaminadas en primer lugar, al fortalecimiento de las secretarias de educación e instituciones educativas, para el desarrollo de los proyectos pedagógicos. En segundo lugar, a la formación de formadores en educación para la sexualidad. Y en tercer lugar, a la movilización y comunicación para posicionar la educación para la sexualidad y construcción de ciudadanaza en la agenda publica y con ello buscar también su legitimidad social.

Se trata pues, a mi juicio, de un programa muy completo y acorde a las necesidades actuales de formar seres humanos integrales, competentes en el manejo de su sexualidad, y lo más importante, respetuosos de la diversidad y actuando con equidad de genero.

Por ultimo, para que este programa se exitoso y sea implementado en la totalidad de las instituciones educativas del país (tanto publicas como privadas) es necesario el apoyo de la sociedad, de padres y madres de familia, de profesionales y organizaciones convencidas de que la Educación para la Sexualidad no es solo una tarea del Estado sino de todos aquellos que desean hacer su aporte para la formación de unas mejores generaciones de SERES HUMANOS.

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Anexo: Dale clic en la imagen para que bajes los módulos.




[1] Para profundizar ver en López Sanchez Felix (2001) “Educación Sexual y discapacidad. Tercer Congreso “La atención a la diversidad en el sistema educativo” Universidad de Salamanca. http://campus.usal.es/~inico/actividades/actasuruguay2001/9.pdf

[2] Ibid

ALFABETIZCION INFORMATICA, andres granada, competencias para la vida, PRINCIPAL

ARTICULO # 64 LA ALFABETIZACIÓN INFORMATICA

ALFABETIZACION INFORMATICA

“Hoy es casi imposible imaginar el mundo sin internet, e internet sin la World Wide Web, dos de los instrumentos de conocimiento más poderosos jamás inventados.”

ALVIN TOFFLER

 

La escuela de hoy es un producto de la revolución industrial. Fue concebida para producir obreros en masa, mano de obra barata y calificada en todos los niveles. La masificación de la educación, llevó a que los gobiernos tuvieran como meta erradicar el analfabetismo, de hecho, hasta hace muy poco se consideraba una gran conquista que todos los ciudadanos supieran al menos leer y escribir. Hoy, en plena era de la información, los avances tecnológicos están produciendo un nuevo tipo de analfabetismo, denominado como “analfabetismo funcional o informático”

En la era industrial bastaba con aprender a leer y escribir para medianamente defenderse ante las demandas del medio. Hoy, en la era de la información, saber hacerlo ya no es suficiente. Quienes, como mínimo no aprendan a dominar y moverse como pez en el agua por el gran océano de la Internet y las nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación (TICs), se verán relegados y pasaran a ser los nuevos analfabetos.

De modo pues que a las brechas sociales básicas existentes (la pobreza, el hambre, la marginalidad y la miseria) se le suma como consecuencia y subsidiaria de las anteriores, la brecha digital[1]. Porque ya no podemos decir que la era digital está por venir o que será cosa del futuro. Sin lugar a dudas, ya estamos en ella. [2]

Ahora bien, no basta con tener acceso a dichas tecnologías, es necesario plantearse de qué forma se debe hacer. Sobre el particular existen dos caminos: uno, el de consumidores pasivos, que reduce a la persona a un acceso a la tecnología en condiciones de “receptor pasivo” o con escasa participación siempre encuadrada en un formato dado e inmodificable. Y dos, el de ciudadanos y ciudadanas, capaces de crear y compartir conocimiento en la red, que utilizan las TICs para crear y construir culturas y nuevas sociedades. Ciudadanos y ciudadanas capaces de crear una red multinodal de difusión y que pueden construir sistemas de información porque comprenden, hablan y ponen en práctica la lengua informática. Estos ciudadanos usan la computadora como centro y gestión de comunicación.[3] Son alfabetizados en cultura digital o técnicamente hablando: Digeratis.[4]

De manera pues que aunque muchos se resistan, y tal y como lo señala Alvin Toffler “hoy es casi imposible imaginar el mundo sin internet, e internet sin la World Wide Web, dos de los instrumentos de conocimiento más poderosos jamás inventados.[5]

Se trata de una transformación sin precedentes porque es un nuevo medio con el potencial de incluir a todos los demás. Nunca un sistema de comunicaciones ha jugado tantos papeles en nuestras vidas -o ejercido semejante influencia sobre nuestros pensamientos- como Internet hace hoy[6]

En Colombia apenas estamos entrando a la cultura digital, no obstante, de acuerdo con la Comisión de Regulación de las Telecomunicaciones, la cantidad de conexiones o contratos de acceso a la Red en el país es de dos millones y en total, los usuarios de Internet  llegan a 17 millones. Es decir, 38 de cada 100 habitantes en nuestro país usan Internet.[7]

Así las cosas, resulta de vital importancia promover la Alfabetización Informática, hacer uso de ella en la creación de redes sociales, blogs, canales de TV, emisoras y demás medios que puedan ser manejados por los mismos usuarios; quienes a su vez pueden contribuir con la veeduría ciudadana, la construcción de conocimiento y el control político. Constituyéndose así en una forma de resistir a la manipulación mediática de los tradicionales medios de comunicación y los eternos poseedores de la “verdad”.

 


[1] Busaniche, Beatriz “Analfabetizacion Informática” en http://bo.unsa.edu.ar/docacad/softwarelibre/articulos/analfa/

[2] Silva, Jorge “Estamos en la era digital” en  http://www.dinero.com/noticias-opinion-on-line/estamos-digital/56981.aspx

[3] Busaniche, Beatriz “Analfabetizacion Informática” en http://bo.unsa.edu.ar/docacad/softwarelibre/articulos/analfa/

[4] El término digerati (combinación de las palabras del inglés digital y litterati), se refiere a las personas que hacen un alto uso de las tecnologías digitales para expresarse como individuo; es decir aquellos individuos que usan blogs, guardan sus fotos en internet, etc. En un sentido más restrictivo también se referiría exclusivamente a las élites de las comunidades virtuales y la industria informática que utilizan extensivamente estos medios. “http://es.wikipedia.org/wiki/Digerati

[5] Toffler, Alvin “La Revolucion de la Riqueza” Editorial Debate. Bogotá, 2006

[6] Carr, Nicholas ensayista estadounidense experto en Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) citado por Grau, Abel “Internet cambia la forma de leer… ¿y de pensar?”   en http://www.elespectador.com/impreso/actualidad/articuloimpreso43106-internet-cambia-forma-de-leer-y-de-pensar?page=0,0

[7] Enter 2.0 “Usuarios de Internet en Colombia llegan a 17 millones” http://www.eltiempo.com/enter/internet/usuarios-de-internet-en-colombia-llegan-a-17-millones_4875240-1