ANDRES PAZ, DE VIAJE HACIA EL BIENESTAR, LIBRO

RELATO 31. CAMBIAR EL SISTEMA EDUCATIVO

El remedio más eficaz para combatir el cáncer de la corrupción es CAMBIAR el Sistema Educativo. Sueño con un Sistema Educativo en el que ganemos TODOS. Es un sueño que comparto con muchos otros soñadores que estamos convencidos de la urgente necesidad de Cambiar el Sistema Educativo. Es urgente diseñar un Sistema que nos permita tomar conciencia que lo más valioso de un país, en todo el sentido de la palabra, son sus habitantes, en sus talentos y dones está la mayor riqueza.

Para nadie es un secreto que la inequidad es un doloroso malestar de nuestra sociedad. La profunda inequidad es un factor de violencia.  De acuerdo con el Banco Mundial, Colombia es el segundo país más desigual de América Latina y el séptimo en todo el mundo. Una realidad como esta me hace sentir la imperiosa necesidad de unirme a esta tarea de Cambiar el Sistema Educativo.

Plasmo estas palabras el 11 de diciembre de 2018, en las últimas semanas vengo prestándole atención a un sueño “imposible”: Cambiar el Sistema Educativo. ¿Podré ser testigo de esta transformación social? Espero y aspiro a estar presente para entonces. Calculo este proyecto para una generación, es decir, creo que tardarán 25 años de arduo trabajo. Empezando desde ya. Hoy tengo 38 años, este sueño está proyectado para cuando llegue a los 63.

Lo que más alegría me produce de aceptar el llamado a Cambiar el Sistema Educativo, es que no estoy solo en la tarea, ya somos muchos, y también somos conscientes que necesitamos conectarnos, unirnos, crecer y movernos en la misma dirección. Esto no es tarea de un solo individuo, esta es una apuesta colectiva, es un reto generacional.

El Viaje hacia el Bienestar requiere utopías, horizontes hacia dónde dirigirnos, pues bien, descubrí que este es mi horizonte como Pedagogo, me ilusiona mucho este sueño de Cambiar el Sistema Educativo, creo que vale la pena sumarse a esta tarea que pone a prueba la inteligencia colectiva y nuestra capacidad para cooperar como miembros de la especie humana.

Cristian me pregunta, ¿cuál sería tu propuesta?

He estado pensando esta pregunta y llegaba a mi mente Rodolfo Llinas. Según este neurocientifico, el cerebro tiene básicamente tres funciones: Movimiento, Intencionalidad y Predicción.

Cristian, necesitamos crear un cerebro colectivo que se mueva con la intención de hacer realidad lo que hoy es un bello sueño: Cambiar el Sistema Educativo.

Hay que crear un Movimiento Sociopolítico y creo que la primera tarea es crear células sociales. Así es como hoy lo veo y lo manifiesto en estas palabras. Cada uno de nosotros es una neurona de ese cerebro colectivo. La meta es conectarse con otras neuronas y darle vida a células eucariotas, grupos de activistas movidos por un mismo fin: Cambiar el Sistema Educativo.  

Por lo pronto, hay que seguir produciendo reflexiones que nos permitan hacernos conscientes de la urgencia de esta tarea para nuestra generación. Y además de las reflexiones, es fundamental hacer conexiones, intercambiar información y conversar al respecto.

Siento en mi interior la voz de Rodolfo Llinas diciéndonos:

“Hay que cambiar el sistema educativo, ya!!!”

Anuncios
COLUMNAS DE OPINION SOCIOPOLITICA, COLUMNAS SEMANA

MIERDERO

La imagen puede contener: 1 persona, texto

Algo huele muy mal en la politica colombiana. Esta saliendo a flote todo ese mierdero de la corrupción. Que pena usar esta palabra tan fea, pero no encuentro otra mejor para describir la grave crisis de las instituciones estatales.

El sentido común japonés nos enseñó que toda crisis trae cambios, ¿cuáles serán los cambios que traerá esta crisis del Estado?

Yo estoy convencido que en Colombia no disfrutamos de una auténtica democracia, sino que padecemos una salvaje “cleptocracia” es decir, un gobierno de delincuentes; los hay en el ejecutivo, abundan en el legislativo y esto que está ocurriendo con el fiscal, es una muestra de que los corruptos se están apoderando del poder judicial.

¿Ya habremos tocado fondo?

¿Qué hacer?

A todo este mierdero de la corrupción y al crecimiento de la cleptocracia, se le suma otra desviación de la democracia, una de sus peores enfermedades: la “plutocracia” es decir, el gobierno de los más poderosos económicamente.

¿Es Nestor Humberto Martínez el fiscal de bolsillo de Luís Carlos Sarmiento Angulo?

¿Fue puesto el fiscal allí para desviar las investigaciones de Odebrecht?

Lo que está ocurriendo con el fiscal Martínez, trae a mi conciencia lo ocurrido con otro fiscal que fue muy celebre por sus vínculos con el paramillitarismo: Luís Camilo Osorio.

¿Quiere esto decir que la fiscalia es un ente que puede ser capturado por las fuerzas económicas y criminales del país?

El diseño actual del Estado lo hace propenso a la corrupción. El Fiscal es elegido por políticos, ¿por qué no podría ser elegido en una votación popular?

¿Podría un fiscal elegido por políticos ser independiente?

Está nauseabunda cañería seguirá destapandose y sigo pensando que el remedio más eficaz para combatir la corrupción es cambiar el Sistema Educativo. Esto no es un asunto de leyes anticorrupcion, es una cuestión de cambio de mentalidad y eso solo se logra por medio de un sistema educativo que realmente enseñe a pensar.

¿Qué piensas tú?

#ColumnasdeOpinionSociopolitica
#RevistaSemana
#FelicidadIntelectual

ANDRES PAZ, DE VIAJE HACIA EL BIENESTAR, LIBRO

RELATO 30. FELIZ, YO TE QUIERO VER FELIZ

La imagen puede contener: 2 personas, incluido Andrés Paz Psicologo Pedagogo, personas sentadas

Una de las actividades que más nos gusta llevar a cabo en familia es ir a cine. Es una pasion familiar. Justamente ayer para cerrar el mes y darle la bienvenida a este nuevo diciembre, nos vimos “El Grinch”.

Me gustó la película porque muestra que el verdadero espíritu de la navidad no es ese afán consumista de comprar regalos, sino, compartir en familia y disfrutar del encuentro.

Hemos llegado al 1 de diciembre y este barco familiar sigue navegando con rumbo hacia el Bienestar. Estamos unidos y con la esperanza de poder cumplir con nuestro destino.

Estoy muy contento porque el mes pasado logré la meta de escribir los relatos que me propuse para alimentar este libro. Siento que el cultivo de las palabras me da la energía para continuar con este viaje y sobre todo, me va mostrando el rumbo a seguir.

¿Cuál es el fruto de cultivar palabras?

¿Qué utilidad práctica tiene hacer el ejercicio de escribir?

En mi experiencia propia he podido comprobar que la palabra sana. Hablar y escribir, sana. ¿Qué sana? Las heridas del corazón, los dolores del alma. Por eso siempre le recomiendo a mis consultantes que escriban, que se expresen, que se liberen de esas ideas que merodean por sus cabezas y que en no pocas ocasiones producen verdaderos dolores de cabeza.

Como leí hace poco por ahí, “la palabra es la herramienta creativa por excelencia.” Para eso sirven las palabras, para crear. ¿Para crear qué? Nada más y nada menos que para crear la propia vida.

Yo creo que los seres humanos en general, no somos todavía muy conscientes del poder sanador y creador de las palabras. Si así fuera, no habría tanta resistencia a desarrollar el hábito de leer y escribir, y si así fuera, pronunciaríamos más bendiciones y menos maldiciones.

Ya está llegando a su fin este primer día de diciembre, en este día siempre me acuerdo del año 1995, en aquel diciembre tenía 15 años y estaba sobreviviendo en un internado de Manizales. 23 años después, plasmo estas palabras en el tercer piso de la mansión que hábito con mi mayor tesoro.

En el cine nos comimos un paquete GIGANTE de snacks, no de los clásicos “De Todito”sino de una marca bumanguesa llamada casualmente: “LA VICTORIA” ¿Verdad que recuperar tu familia y navegar por la Vida junto a ella es una gran victoria?

Nos gusta quedarnos hasta el final, disfrutar hasta de los créditos de la película, a veces llegan mensajes por ese medio, el de anoche llegó en la voz de Fany Lu:

Feliz, yo te quiero ver feliz.

Eso quiere la Vida con cada uno de nosotros, vernos felices.

#DeviajeHaciaelBienestar
#FelicidadIntelectual

ANDRES PAZ, COLUMNAS DE OPINION SOCIOPOLITICA, COLUMNAS SEMANA, FELICIDAD INTELECTUAL

EL CÁNCER DE LA CORRUPCIÓN

Una sociedad pobremente educada es una sociedad propensa a la corrupción. En el pasado, la agenda politica era la guerra con las extintas Farc, en el presente, el principal flagelo que padecemos los colombianos es la corrupción estatal.

Asumo mi rol de pedagogo y me esfuerzo en producir estos pensamientos para que me ayuden a comprender esta enfermedad social llamada corrupción.

Estoy pensando en Albert Einstein y recuerdo una de sus frases más sabias: “No es posible resolver un problema con la misma mente que lo creó”

Consciente o inconscientemente, por acción u omisión, nosotros los colombianos hemos creado el Estado que tenemos. Esa maquinaria intelectual la creamos todos, y como toda creación humana, individual o colectiva, tiene sus imperfecciones y disfunciones.

Dicen que el arte es un camino poderoso para intentar comprender la realidad que vivimos. Hace unos días nos vimos con Luz Adriana una serie de Netflix que refleja muy bien este tema de la corrupción, aunque a decir verdad, el caso colombiano supera la ficción. Distrito Salvaje muestra muy por encima como se mueven los hilos del poder corrupto, ese que se moviliza para robarse 50 billones anuales.

Con todo ese dinero, más el que se despilfarra en burocracia, alcanzaria para financiar el proyecto más importante de una sociedad consciente: la educación de sus ciudadanos.

Ahora bien, ¿cómo puede un Estado con mentalidad corrupta educar a los ciudadanos? ¿Ha llegado la hora de la sociedad educadora?

Todo este escándalo de corrupción me hace pensar en algo que se me está convirtiendo en una certeza: Somos víctimas de una cleptocracia, los Colombianos estamos siendo gobernados por mafias políticas que se dicen defensores de las Instituciones y la democracia.

Esta rampante corrupcion es una prueba fehaciente del fracaso de nuestra educación.

Escucho a Rodolfo Llinas diciendo:

“Esta educación es malisima, es urgente cambiarla ya!!!”

Ojalá los colombianos algún día escuchemos más a los científicos y menos a los políticos.

¿Qué opinas tú?

#ColumnasdeOpinionSociopolitica
#RevistaSemana
#FelicidadIntelectual

ANDRES PAZ, DE VIAJE HACIA EL BIENESTAR

RELATO 29. LA UNION

Esta foto nos la tomamos en un lugar llamado La Unión. Estuvimos allí el pasado 18 de noviembre. Fuimos a cumplir una misión con nuestra Fundación. Gracias a la profesora María de Jesús, hicimos un taller de familia con sus estudiantes y sus familias.

Hoy es 22 de noviembre y plasmo estás palabras para cumplirme un compromiso que me hice. Sumo este relato al que escribí el 11 de noviembre hablando del Posconflicto y al que escribí el 1 de noviembre hablando de la Célula Familiar.

Tres palabras me aparecieron en este Viaje Hacía el Bienestar durante este mes:

Celula Familiar.
Posconflicto.
Unión.

Observando la foto me doy cuenta que representa justamente esas tres palabras.

Esta célula familiar es el mayor proyecto de mi vida. Quienes me conocen, saben lo mucho que he luchado por mantenerme conectado a estos hermosos seres que la vida me ha dado como compañeros de viaje.

Nosotros estamos en una etapa de construcción del Posconflicto familiar que vivimos. Este año ha sido mágico, de reconexiones y viajes.

A la profesora María de Jesús la conocí en el Diplomado de Felicidad en Fomeque, desde ahí quedamos conectados y el domingo pasado logramos llevar a cabo una actividad que ella muy de cuenta suya le obsequió a sus estudiantes y sus familias. El encuentro fue en un balneario llamado El Kiosko, casualmente en un sector conocido como La Unión, un hermoso lugar detrás de los cerros orientales de Bogotá.

La aventura empezó el domingo a las tres de mañana, nos levantamos muy entusiasmados por el viaje, Dante con iniciativa, fue el primero en alistarse. Llegamos a Transmilenio a las 5am, lleno total. Logramos abordar un colectivo de Cootransfomeque a las 6:30am, partimos desde la sexta con Caracas. El paisaje es espectacular. Unos verdes que alegran la vida. Vimos la “danza de los pinos” contemplamos una belleza de tierra.

Llegamos a las 8:05am, la profesora María de Jesús aún no había llegado. Nosotros estábamos muy felices de haber logrado llegar a tiempo.

Vivimos una experiencia fascinante con un grupo de familias muy bonitas, compartimos con ellos experiencias y prácticas que nos ayudan a mantenernos en paz con nosotros mismos y con nuestra família más cercana. Cuatro horas de intensa interacción Intrapersonal, interpersonal y sociogrupal.

Entramos en escena los cuatro, Dante y Orianna hicieron sus aportes, estuvimos muy sincronizados. Luego compartimos un delicioso arroz con pollo, dos platos me comi. Completamos la jornada con piscina para los niños y nosotros observando la majestuosidad del entorno. Árboles exóticos, tres picos de altas montañas, un cálido clima, un lugar especial, muy especial.

La Unión, mágico lugar para hacer encuentros familiares.

Terminada la actividad nos fuimos para el centro de Fomeque. Caminamos un rato, sentimos las energías del pueblo, bonito, muy activo. Un pueblo avícola, el segundo con mayor número de galpones en el país.

De regreso, una emisora de Choachi que se escuchaba en el colectivo, fue el canal para que nos llegara este mensaje:

“Unidos progresamos más”

#DeViajeHaciaelBienestar
#FelicidadIntelectual

ANDRES PAZ, COLUMNAS DE OPINION SOCIOPOLITICA, COLUMNAS SEMANA, FELICIDAD INTELECTUAL

CARTA A IVÁN DUQUE

La imagen puede contener: 1 persona, texto

Estimado presidente Iván:

Hace unos días leí una carta que un pedagogo llamado Julián De Zubiria le escribió. Justamente lo hizo por intermedio de la Revista Semana, una publicación de la que sueño ser parte algún día.

¿Qué tal esa carta presidente, ya la leyó? ¿Qué opina de la postura de Julián? A mi se me hace que es muy estatista, creo que no obstante su vasta experiencia, es un pedagogo atrapado en esa dicotomía entre la educación pública y la educación privada. No creo que la esencia del debate actual sea cual de los dos sistemas privilegiar. Creo que es necesario ir más allá y atrevernos a migrar de un Estado docente a una sociedad educadora.

Yo estoy convencido presidente Duque, que lo mejor que puede hacer el Estado es entregarle el control y administración de la Educación a la Sociedad Civil. En otras palabras, de cara al siglo XXI, la educación es un asunto de la Sociedad no del Estado.

Presidente, ya hay muchos argumentos que sustentan esta propuesta. Un pedagogo llamado Alejandro Álvarez Gallego escribió un artículo académico muy profundo que le recomiendo. Se llama ese artículo precisamente asi: “Del Estado Docente a la Sociedad Educadora ¿Un cambio de época?”

Sin duda alguna estamos viviendo un cambio de época, yo se que usted es consciente de esta innegable realidad. Estamos en una nueva época en la que se hace urgente actualizar el obsoleto sistema educativo. Y esa tarea le corresponde es a la Sociedad no al Estado. Parece increíble, pero hoy por hoy el Estado es el principal obstáculo para nuestro desarrollo como sociedad.

Presidente, conozco un pedagogo que tiene muy claro el camino casualmente es el hermano mayor de Julian. Él está convencido que la solución estructural a este problema estructural; (en el que el tema presupuestal es apenas una de las aristas) pasa por una audaz decisión política y social: LA LIBERTAD EDUCATIVA.

Hace 200 años, hombres y mujeres valientes lucharon por nuestra libertad. Nosotros somos la generación de LA LIBERTAD EDUCATIVA.

Miguel De Zubiria es un pedagogo visionario, en un potente libro suyo llamado “El genial capitalismo”, muestra con lucidez está idea de la Libertad Educativa. Se lo recomiendo Presidente.
¿Es posible que los profesores estatales dejen de ser empleados del Estado y se conviertan en dueños de los colegios?

¿Es posible que el Estado le entregue directamente los recursos a las familias para que ellos elijan donde ingresar a sus hijos?

¿Es posible convertir la educación superior en una política pública y gestionar los recursos para apoyar a todo aquel que quiera estudiar?

Estimado presidente, usted puede pesar a la historia como el artífice de la mayor transformación política y social del país. Lidere la Libertad Educativa y lleve este país al futuro.

Si es es cierto eso de que “el futuro es de todos” y que la equidad es el principio que guía su gobierno, prestele atención a la educación, este esta es la mejor herramienta para construir una sociedad equitativa.

Sus hijos ya tienen asegurada una educación de élite, ¿por qué no darle una educación de élite a todos los hijos e hijas de los colombianos?

Sólo con una educación de élite puede hacerse realidad eso de lo que usted tanto habla en la “Economía Naranja” y convertir a Colombia en una sociedad altamente educada.

Cordial saludo presidente, ojalá lea esta carta y que la vida me de la oportunidad de conversar personalmente con usted.

Tengalo presente:

LIBERTAD EDUCATIVA.

Escuche también al gran Rodolfo Llinas:

“Hay que cambiar el sistema educativo, ya!!!”

Atentamente,

Ândrez Paz

#ColumnasdeOpinionSociopolitica
#FelicidadIntelectual
#RevistaSemana

DE VIAJE HACIA EL BIENESTAR, LIBRO, TRIBU FAMILIAR

RELATO 28. RAICES

 

Me gusta mucho escribir, de hecho, mi pasión # 1 es hacer libros. Hace ya casi tres años estoy escribiendo de forma intensa y sistemática. Ya tengo siete manuscritos, de los cuales he publicado tres. No obstante esta entrega, aún sigo dudando de este oficio. Por eso quiero aprovechar esta oleada de creatividad que me ha llegado después del viaje a Ecuador, para plasmar las palabras que quiero plasmar en los libros que estoy haciendo.

Este es uno de ellos: El Viaje Hacía el Bienestar. Cada relato es como una bitácora de este viaje que formalmente inició hace ya un año.

Ahora quiero tejer este relato conectandolo con lo que escribí en aquel entonces. En ese relato 1 expresaba que me había dado cuenta que era intelectualmente adulto y emocionalmente continuaba siendo un niño. Fue difícil para mi reconocer esa realidad.

Con el tiempo, vine a encontrar una convincente explicación a esa realidad en la famosa teoría del apego de John Bowlby. Según ésta, la calidad de nuestros apegos tempranos influye profundamente en nuestro comportamiento adulto.

Básicamente, existen dos tipos de apego: inseguro y seguro.

Se le llama apego inseguro porque las experiencias tempranas fueron por debajo de lo óptimo (sus cuidadores estaban distraídos, eran extremadamente autoritarios, eran despectivos, no eran confiables, estaban ausentes o tal vez eran amenazantes).”

No es éste el espacio para entrar en detalles, pero así es como yo recuerdo mi infancia, muy amenazante, con la violencia intrafamiliar como pan de cada día.

Con una realidad como esta, al individuo le toca construir su propia zona de seguridad. Esto es lo que he procurado hacer en mi adultez con mi celula familiar, la cuál ha sido para mi la oportunidad de romper con esa herencia de violencia. Tampoco ha sido fácil este empeño.

Estoy reflexionando sobre esto porque llevo un año sin ver a mis padres, especialmente a mi madre, Inesita, quien está de primera -de izquierda a derecha- en la foto que acompaña este relato.

Confieso que me ha emocionado mucho ver a mi madre en compañía de sus hermanos: Javier, Cecilia, Ofelia, Oscar, Gonzalo y Jorge. Todos ellos son mis raíces. Los aprecio por eso, aunque la relación hoy en día es más bien distante. Sin embargo, me alegra mucho ese encuentro, que bueno que mi madre se haya podido compartir con sus hermanos. Me imagino su felicidad.

En el Viaje Hacía el Bienestar es clave sanar las raíces, arduo trabajo porque cometemos el error de juzgar. Mi sueño es poder estar conectado con todos los miembros de mi tribu, poco a poco, sin presiones ni culpas, pero tampoco con indiferencia.

#DeViajeHaciaelBienestar
#FelicidadIntelectual
#TribuBecerra

ANDREZ PAZ

RELATO 27 POSCONFLICTO

Plasmo estas palabras en una fecha mágica: mes 11 día 11. Los números tienen su magia, Pitágoras captó muchas claves al respecto. Hay quienes dicen que el 1111 es un portal de ingreso a otra realidad. La verdad no se mucho al respecto, pero si me gusta poder plasmar estas palabras en este día.

Hace un año exactamente pasé por este portal. La noche del 10 de noviembre de 2017 me acosté con la sensación de que tenía que empezar un libro para emprender un viaje, no tenía muy claro cual seria el destino pero igual quería arrancar.

En la madrugada del 11 de noviembre unas palabras rondaban insistentemente por mi cabeza: “Será mejor que lo cuentes” “Será mejor que lo cuentes”. Escuché esa voz en mi interior y me puse manos a la obra; así nació el primer relato de este serie que hoy completa un año y llega al número 27. La meta es llegar al 77 y materializar un libro que de cuenta de este viaje hacia al Bienestar en el que estoy embarcado.

Con el tiempo, me vine a dar cuenta que ese relato cero, era el punto de partida de una nueva era que empezaba en mi vida. Días antes había logrado retomar la vida en familia, luego de cuatro años de naufragio y de cargar con el peso del exilio afectivo. Ahora se que en ese momento lo que empezó fue lo que comúnmente se conoce como el Posconflicto.

Ese proceso de reconexion familiar y de construcción luego de esos cuatro años de doloroso conflicto, tuvo un momento hermoso con un magico y fascinante viaje que nos regaló la vida.

Entre el 30 de septiembre y el 6 de octubre de este año 2018, vivimos una experiencia maravillosa que nos cohesionó más como celula familiar y nos confirmó en nuestra misión como fundación. Gracias a una generosa invitación que nos hiciera Teresa Vinueza, la directora de la Unidad Educativa Lev Vigotsky, viajamos a Ecuador.

Durante esa semana hicimos seis presentaciones, le llegamos a mas de mil persones entre madres, padres de familia y docentes, hicimos formación afectiva, hablamos de felicidad; los cuatro, en família, en paz y muy felices por estar viviendo esa experiencia iniciatica.

Para mi fue un sueño hecho realidad, fue la constatación del poder de las palabras, durante mucho tiempo anhelé la unidad familiar. Yo, que vengo de una célula familiar desunida y disfuncional, lo que más he deseado en mi adultez es vivir esta experiencia de la unidad. Estoy muy agradecido con la vida por está bendición.

Un año llevamos construyendo este Posconflicto, sabemos que esta es una manera de aportarle a la construcción de una sociedad en paz, desde la célula familiar. No te imaginas cuanto me alegra poder plasmar estas palabras y compartirlas contigo en este día.

Esa semana de acción en Ecuador nos dejó la inspiración para diseñar un Seminario que queremos hacer en colegios. Lo hemos llamado justamente asi:

FAMÍLIA, VIOLENCIA Y PAZ.

Deseo que para dentro de un año pueda estar dando cuenta de los avances en el cumplimiento de esta misión.

El Posconficto se construye día a día, palabra a palabra, acción tras acción.

Nos vemos en la próxima bitácora de este viaje, algo me dice que estaré muy activo en esta narración. Me siento muy motivado y lleno de energía creativa.

#DeViajehaciaelBienestar
#FelicidadIntelectual

ANDREZ PAZ, COLUMNAS DE OPINION SOCIOPOLITICA, COLUMNAS SEMANA, FELICIDAD INTELECTUAL, LIBRO

HAY QUE APRETARLE EL CINTURÓN AL ESTADO NO A LOS CIUDADANOS

Los colombianos tenemos un Estado que padece dos costosas enfermedades terminales: corrupción y burocracia.

La corrupción es un cáncer que nos roba 50 billones de pesos al año. ¿Cuánto nos cuesta el cáncer de la burocracia?

Ahora nos hablan de una “Ley de Financiamiento” y nos pretenden vender el cuento de que la estabilidad económica del país depende de dicha ley. ¿Será?

Digamos la verdad: los impuestos en este país son utilizados para mantener el cáncer, es decir, la corrupción y la burocracia.

El miedo que nos meten es que si no pagamos mas impuestos no es posible financiar los programas sociales. ¿Cuanta corrupción y burocracia hay en estos programas?

Se supone que el Estado es un ente que está al servicio de la Sociedad, pero en Colombia ocurre al contrario: los colombianos trabajamos para mantener al Estado, un Estado corrupto y burocrático dirigido por una clase política perversa, delincuente y criminal.

¿O acaso no es un crimen ponerle más impuestos a la canasta familiar?

¿Debería la comida tener impuestos?

En un país en el que los pobres reciben educación de pobres, resulta absolutamente indignante que se le pida a los ciudadanos del común apretarse el cinturón.

En un país donde la educación de calidad no es un derecho sino un privilegio, resulta aberrante que se impongan más impuestos para financiar un Estado corrupto y burocrático.

Y con el cinismo propio de la mayoría de los políticos, dice Iván Duque que “Si todos ponemos, Colombia gana”

¿Qué pone la clase política?

¿Estarán dispuestos a renunciar a sus descarados privilegios?

¿Cuánto nos cuesta a los colombianos mantener a los políticos y su clientela?

Más que impuestos, lo que necesitamos es más conciencia de la ineficacia del Estado para resolver los problemas sociales, de hecho, el principal problema que tenemos los colombianos es éste Estado corrupto y burocrático.

¿Qué opinas tú?

#ColumnasdeOpinionSociopolitica
#FelicidadIntelectual
#RevistaSemana

ANDREZ PAZ, COLUMNAS SEMANA, FELICIDAD INTELECTUAL

CONOCE EL MUNDO Y TE CONOCERÁS A TI MISMO


Esta portada de Semana me hizo recordar unas palabras de José Antonio Marina. Las encontré en uno de sus mejores libros: EL APRENDIZAJE DE LA SABIDURÍA. Dice este encantador filósofo que “en un mundo amenazador, mísero, humillante, sometido a la ley de la selva, no se puede ser feliz.”

Hace unos días me encontré en el Camino con un colega de la Universidad. Recién había terminado una sesión de trabajo psicológico y tuve la dicha de cruzarme con Wilson Pasachoa. Un ser brillante, “con gracia” como diría él.

Dicen por ahí que la admiración es el camino del aprendizaje, pues bien, admiro mucho a las personas como Wilson. Tengo noticia de su existencia desde hace más de 10 años. Desde nuestros tiempos como estudiantes de la Católica.

Esta portada de Semana me hizo recordar una idea que aquel día me compartió Wilson: LA MICROPOLITICA.

Es un placer escuchar a Wilson, habla con claridad, fluidez, pasión y convicción. Ese día me ayudó a comprender que hay una Macropolitica, reflejada por ejemplo en esta portada de Semana, e igualmente, hay una Micropolitica, esa lucha por el poder que se da al interior de cada uno de nosotros.

Observar esta portada de Semana me lleva a preguntarme: ¿Puede la Macropolitica darnos información acerca de la Micropolitica? ¿Pueden estos hechos mundiales darnos información sobre nosotros?

La Revista Semana plantea que el mundo esta medio loco porque un fascista llegó al poder en Brasil, Obama y Clinton fueron atacados, un gobierno descuartizó a un periodista y los migrantes viajan en masa por el mundo.

Si uno observa estos hechos y los vuelca sobre si mismo, ¿qué encontrará? ¿Qué pasa cuando un individuo esta medio loco?

Creo que lo que pasa a nivel mundial, puede ser de utilidad para observar lo que pasa a nivel personal, familiar y comunitario.

La locura de un líder político puede llevar al derrumbamiento de una sociedad.

Un líder político loco puede crear con la ayuda de sus aulicos, ese mundo amenazador, mísero, humillante, sometido a la ley de la selva, en el que no se pueda ser feliz como dice José Antonio Marina.

Celebro haber plasmado estas palabras, con ellas retomo una meta que tenía en el tintero. Hacer columnas de opinión inspiradas en la portada de la Revista Semana. La meta es completar 52 y convertirlas en un libro.

Cada uno de nosotros crea su propio mundo. Yo plasmo estas palabras porque creo que con ellas estoy creando el mío.

Esto me hace muy feliz, experimento lo que la psicología afectiva llama Felicidad Intelectual y de paso me ayuda a hacerme más consciente de una parte de lo que elegí ser: un Storyteller; un escritor a partir de sus propias vivencias y un divulgador de lo que enseñan las ciencias…

#ColumnasdeOpinionSociopolitica
#FelicidadIntelectual

ANDREZ PAZ, DE VIAJE HACIA EL BIENESTAR, LIBRO

RELATO 26 CÉLULA FAMILIAR

Plasmo estas palabras el 1 de noviembre de 2018. Emprendo esta acción creativa observando una imagen que me emociona. Las emociones producen pensamientos y los pensamientos producen emociones. Esta fotografía familiar a mí me produce un torrente de emociones positivas. ¿Cómo se le llama a eso? Movido por este “Qui de Felicidad”, me dispongo a darle vida a estos pensamientos.

Adquirí un compromiso conmigo mismo, me propuse crear un relato en tres días específicos de cada mes: 1, 11 y 22. La meta es completar 78 relatos y con ello darle forma a un libro que he llamado: De Viaje Hacia el Bienestar. Esta es una meta intelectual, me siento muy motivado para llevarla a cabo, ya llevo un año trabajando en este proyecto, vamos por el 33% de la meta. Ejercitar el intelecto contribuye con el bienestar, por eso leo y escribo habitualmente.

La unidad familiar es vital para el bienestar. En los últimos tres relatos de esta serie he podido dar cuenta de esta unidad. Este proyecto familiar es esencial para mí, es el proyecto que me hace experimentar el sentido de comunidad, el que me permite vivir la experiencia del compromiso, el que me hace sentir como parte de un Nosotros, el que le aporta un profundo significado a mi existencia. Navegar en familia por la vida es un inmenso logro y una gran responsabilidad.

Hace exactamente un mes estábamos en tierras ecuatorianas, esta foto nos la tomó Emilia Vinueza, una creativa y talentosa mujer que con su lente retrató momentos y expresiones que ahora hacen parte de nuestro banco de recuerdos emocionales. Esta foto es como la portada de ese viaje a Ecuador que nos dejó tantas vivencias llenas de sentido.

Somos una célula familiar, hemos sobrevivido al naufragio, seguimos navegando juntos, tenemos un proyecto de vida compartido. Viajar es una parte fundamental de este proyecto, queremos que nuestros hijos conozcan la vida explorando el mundo, que conozcan muchos lugares, que interactúen con muchas personas, de diferentes culturas, de diversas formas de ser y estar en la vida.

El viaje a Ecuador nos dejó esta mágica foto, y ahí vamos, haciéndonos conscientes de nuestra misión como familia y como fundación. Viendo el horizonte despejado y claro.

El Viaje hacia el Bienestar es un viaje que se hace en familia, cualquiera sea el tipo de familia, pero en familia.

La familia es clave para  la supervivencia, el crecimiento y la trascendencia.

ANDREZ PAZ, DE VIAJE HACIA EL BIENESTAR, ECUADOR, Fundacion de Formacion Afectiva Crecer, LEV VIGOTSKY

RELATO 25 NOSOTROS EN ECUADOR

 

La vida es un viaje y hace un año decidi conscientemente que fuera un viaje hacia el Bienestar. Plasmo estas palabras el 11 de octubre de 2018, lo hago pletórico de alegría porque la semana anterior vivimos la experiencia familiar más fascinante de nuestras vidas.

Viajamos a un país mágico, a la mitad del mundo, a la tierra del colibrí; al hogar de majestuosos volcanes.

Estuvimos en Ecuador, compartiendo la vida con familias y profesores del Colegio Lev Vigotsky, una hermosa institución, no sólo en su infraestructura sino en su filosofía y visión de sociedad.

Casualmente, hace un año retomamos la vida familiar y laboral en un colegio que se llamaba justamente asi: República del Ecuador, sin saberlo, era la señal de lo que vendría un año después.

El sueño de mi adultez ha sido combinar en un solo proyecto el mundo amoroso y el mundo laboral; allá en Sangolqui, Ecuador, vi como ese sueño se hizo realidad de forma impresionante.

Llevamos a cabo seis talleres con más de mil asistentes. Nos emocionó mucho ver a Orianna y Dante hablándole a todas esas personas, y más me conmovió ver a Luz Adriana en acción ante tanta gente. Para mi fue un momento de gloria, estar con mi familia unida sembrando las semillas de la Felicidad y la Formación Afectiva.

Felicidad es caminar por la vida con tu núcleo familiar. Felicidad es cumplir la misión de tu vida laboral en compañía de tu núcleo familiar. Felicidad es viajar juntos y servir juntos.

En Ecuador confirmé que somos un Nosotros, una Familia y una Fundación. Unos compañeros de vida y unos compañeros de misión.

En verdad me he encaminado en un viaje hacia el Bienestar. Estas palabras son mi forma de reconocer esta realidad, las plasmo para seguir dejando una huella de este camino.

El Camino de la Felicidad.

Gracias Ecuador por tu acogida, gracias a todos los compañeros y nuevos amigos de la Unidad Educativa Lev Vigotsky, gracias a Teresita mamá y Armando, a Teresita hija y Cristian, a Emilia y Cristian; Jeaneth y sus hijos, Charvel y Mireya, Jimmy y Paulina, Roberto y Gabriela, Ruth, Jonhatan, Jaime, Williams. Y muchos otros que iré nombrando en próximos relatos de este libro que ya va en el 25.

Estoy convencido que con tu lectura este relato se llena de energía, muchas gracias.

#DeViajehaciaelbienestar
#FelicidadAmorosa
#FelicidadLaboral
#FelicidadIntelectual
#FelicidadGrupal

FELICIDAD, fluir, FORMACIÓN AFECTIVA

FELICIDAD (Relato 24)

Hay logros en la vida que uno puede recordar conscientemente para experimentar felicidad. Hoy me levanté con la meta de plasmar estas palabras para conmemorar un logro que me permitió crecer un poco más en este viaje hacia el bienestar en el que ando.

El 22 de septiembre de 2006 me gradué como psicólogo profesional de la Universidad Católica de Colombia. Recuerdo que la ceremonia fue en el centro de Convenciones Gonzalo Jiménez de Quesada. El diploma me lo entregó el Doctor Carlos Vargas (QEPD), me acompañaron mi padre, mi madre, mi tía chila y su esposo Fabio. Casualmente, caminando por la séptima después de la graduación, nos encontramos en el camino con Luz Adriana. Han pasado doce años ya, que veloz es el paso del tiempo.

Reflexionando, me doy cuenta como ese día se cruzaron los dos mundos centrales de mi adultez: el trabajo y el amor, el amor y el trabajo. En ambos mundos he vivido momentos difíciles, de lucha, de contradicción, de emociones encontradas, de altas y bajas, sin embargo, observando todo lo vivido en perspectiva, no eran más que pruebas para aprender y llegar al punto del camino en el que hoy me encuentro.

Este presente de mi existencia lo denomino con una sola palabra: Felicidad. Una felicidad que nace de la gratitud por continuar caminando junto a Luz Adriana y nuestros hijos, este núcleo familiar es mi mayor felicidad, es el eje de mi vida, mi mayor logro la verdad, mas importante incluso que haberme graduado como psicólogo.

Dos años después de ese logro intelectual llegó a mi vida una psicología bonita, una psicología afectiva, muy distinta a la psicología que había conocido en la universidad, de la cual incluso me había desilusionado. De hecho creo que si no hubiese sido por esa poderosa idea de la psicología afectiva me habría dedicado a otra actividad.

Justamente en este mes de septiembre se están cumpliendo 10 años de ese encuentro y he tomado conciencia que la psicología afectiva en realidad es una psicología de la felicidad; una teoría, pero sobre todo una práctica de la felicidad. Ser consciente de esto me hace pensar que más que un trabajo, lo que tengo es una misión: practicar el concepto de felicidad que ha construido la psicología afectiva: cultivar metas, vínculos, cualidades y compartir lo aprendido con entusiasmo.

Hace doce años no me imaginaba que íbamos a hacer una familia con Luz Adriana, y aquí vamos, ad portas de nuestro primer viaje a tierras ecuatorianas en compañía de Orianna y Dante a promover la Formación Afectiva como una herramienta constructora de felicidad.

Y doce años después encontré el tema que más me apasiona como psicólogo: la Felicidad. Estoy absolutamente convencido, como persona y profesional de la psicología, que nada más importa en esta vida que ser feliz. Como dicen por ahi, todo lo demás llega por añadidura.

En estos momentos por ejemplo estoy experimentando una intensa felicidad intelectual, propia del cultivo de la palabra y del trabajo con ideas. Quiero cumplir una meta que me he trazado: alimentar este libro con relatos escritos en tres días del mes: el 1, 11 y 22, días para dar cuenta de este viaje hacia el bienestar en el que estoy inmerso. No lo hacía desde el día en que reporté la novedad de la vasectomía, el 11 de julio.

Ya lo sé, la Felicidad es el Camino hacia el Bienestar.

#Deviajehaciaelbienestar

#FelicidadIntelectual
#FelicidadIntelectual

ANDREZ PAZ, COLUMNAS DE OPINION SOCIOPOLITICA, COLUMNAS SEMANA

¿GENOCIDIO?

¿Se está configurando un nuevo genocidio en Colombia? ¿Por qué están matando a los líderes sociales? ¿Quiénes están detrás de esos viles asesinatos? ¿Es este el precio de la paz? ¿La sociedad colombiana es una sociedad tan acostumbrada a la violencia que le está costando aceptar el cambio hacia una era de paz? ¿Qué podemos hacer?

Para quienes estamos interesados en la dinámica sociopolítica, lo que está ocurriendo con los líderes sociales en Colombia es realmente preocupante. No es posible estar de espaldas a esta realidad. Así como tampoco podemos estar de espaldas a nuestra realidad comunitaria, familiar y personal. Tarde o temprano nos llegan las consecuencias de eso que tanto ignoramos y tratamos con indiferencia.

Ya pasaron las elecciones presidenciales, ya terminó la distracción del mundial del fútbol, ahora nos enfrentamos a una dura realidad: están matando hombre y mujeres que luchan por el bienestar de sus comunidades. Hace muy bien la Revista Semana en preguntarse esta semana: ¿Quién los está matando? ¿Tú qué crees?

En la década de los 80 y los 90, justamente después de un fallido proceso de paz con las Farc, ocurrió un genocidio político en Colombia. En aquella tragedia, los líderes sociales de entonces eran los integrantes de la Unión Patriótica, un partido político que surgió como fruto de esas negociaciones y que fue masacrado de forma constante y sistemática, más de cinco mil hombres y mujeres fueron víctimas de esta locura colectiva. Esto lo sé porque lo investigué, de hecho fue la tesis de grado que escribí para graduarme como psicólogo en la Universidad Católica de Colombia.

Pero… ¿Qué es el genocidio? ¿Es esto lo que está ocurriendo con los líderes sociales?

Grosso modo, el genocidio es el exterminio o eliminación sistemática de un grupo social por motivo de raza, religión o política. Se le atribuye la invención del término a Raphael Lemkin quien consideraba que «el genocidio iba más allá de la eliminación física en masa, que a su juicio era un caso límite y excepcional; consistía, más bien, en una multiplicidad de acciones destinadas a destruir las bases de la supervivencia de un grupo en cuanto grupo. Era una síntesis de los diferentes actos de persecución y destrucción»

¿Es esto lo que está pasando con los líderes sociales?

Hay que reflexionarlo mucho, máxime por la presencia de un fenómeno que tiene un peso adicional a la lucha por la tierra, me refiero al negocio del narcotráfico. Ese que han explotado todos los actores del conflicto, ese que ha permeado toda la sociedad colombiana, ese que ha dado lugar a una cultura traqueta que es hasta bien recibida y celebrada en ciertas capas sociales.

Luego de todo proceso de paz llega un periodo de bandolerización que resulta ser un reajuste de fuerzas, creo que eso es lo que está pasando con los líderes sociales que están cayendo en medio de esa lucha. Por eso hoy más que nunca se hace necesario seguir trabajando en la construcción de una cultura de paz. Especialmente, en una cultura de paz al interior de las familias, pues el fenómeno del narcotráfico y las bandas criminales se alimenta de esta crisis familiar.

Que compleja es la realidad sociopolítica colombiana, y más compleja aun cuando tenemos una gran cantidad de personas que inconscientemente le dan más poder a esos actores violentos que se benefician del caos y del fracaso de los procesos de paz. Actores que se empeñan en mantenernos en un ambiente de confrontación. Actores que dividen la sociedad colombiana y se niegan a asumir su responsabilidad, prestos solamente a acusar y de espaldas a la realidad, inventando fantasmas para asustar y no encarar la situación. Mientras plasmo estas palabras no dejo de pensar que muy parecido ocurre con la vida familiar. Pero eso ya es harina de otra costal y cada quien tiene que asumir lo que le corresponde. Incluyendo quien escribe estas líneas.

Este es mi aporte de esta semana, me alegra que he seguido constante en este empeño, ya voy en la séptima columna, la meta es completar 52 y convertirlo en un libro de opinión sociopolítica que me permita comprender un poco más el país tan “loco” en el que vivimos.

#ColumnasdeOpinionSociopolitica

ANDREZ PAZ, DE VIAJE HACIA EL BIENESTAR

RELATO 23. VASECTOMIA

El pasado 29 de junio entré a formar parte de un creciente grupo de hombres que toma una decisión crucial en su vida: hacerse la cirugía de vasectomía. A los 37 años opté por este camino para consagrarme a una obra familiar e intelectual.

Yo soy un hombre rico, quizá no materialmente, pero si afectiva e intelectualmente. Estoy plenamente convencido que la riqueza afectiva e intelectual atrae la riqueza material, solo es cuestión de tiempo y constancia en el camino elegido.

Elegí el camino de la construcción de familia, logré superar una honda crisis que me tuvo un buen tiempo alejado de la convivencia con mi núcleo familiar, e incluso, llegué a considerar la posibilidad de crear una nueva familia. No ha sido fácil sacar adelante este proyecto familiar que ya lleva 12 años. Por eso resulta tan importante para mi haber tomado esta decisión de practicarme la vasectomía, creo que es fundamental para este viaje hacia el bienestar en el que ando embarcado.

Elegí también el camino de la construcción de una obra escrita. Tengo una creencia, quizá un poco esotérica, que me hace pensar que el hecho de no liberar mis espermatozoides contribuye con mi creatividad artística, creo que toda esa energía se puede destinar ya no a crear una vida sino una obra, este es el gran sueño intelectual de mi vida: escribir libros. Especialmente libros que me permitan conocerme, diseñarme y construirme. Creo fervorosamente en el infinito poder creador de la palabra. Palabra a palabra, seamos conscientes de ello o no, vamos construyendo nuestra vida. De esto ya no me cabe le menor duda, es un hecho para mí. En cada uno de los tres libros que he publicado doy cuenta de esto.

Vivimos una época de una profunda crisis de paternidad, mientras plasmo estas palabras tengo a mi lado a Dante, mi hijo menor quien justo en este instante me pregunta: ¿Cómo se llama lo que estas escribiendo, es un relato o un libro? No te alcanzas a imaginar la emoción que siento en este momento, esto para mí es un sueño cumplido y por eso me siento en la necesidad de dejar una huella de esta experiencia. A mí me hace muy feliz la paternidad, confieso que soy un completo aprendiz, lejos aún estoy de ser un papa ejemplar, pero la voluntad sigue aquí, acompañándome en esta tarea. Dante por ejemplo ha sido el ser que me ha mostrado el amor en acción. Eso que llamamos amor lo he podido sentir gracias a Dante, y también con Orianna la conexión es muy bonita, sin embargo, observando la interacción con mi hija, me he dado cuenta que tengo una tarea por hacer para conectarme mejor con la energía femenina.

La experiencia de la vasectomía me puso a reflexionar por ejemplo en el dolor de las mujeres. Escuchando a Luz Adriana su relato de los partos de Orianna y Dante, y el dolor que le causó el procedimiento de la pomeroy, no dejo de pensar que definitivamente los hombres la tenemos muy fácil. La vasectomía no duele para nada, es un procedimiento sumamente sencillo, toma apenas unos pocos minutos, es ambulatoria y el postoperatorio no tiene ninguna complicación.

Me alegra mucho haber podido dar los pasos para vivir esta experiencia, y más aún, haberlo podido hacer de la mano de Luz Adriana, quien me acompañó física y emocionalmente. Plasmo estas palabras el 11 de julio de 2018, feliz, muy feliz porque siento que va bien encaminada mi vida.

 

ANDREZ PAZ, COLUMNAS DE OPINION SOCIOPOLITICA, COLUMNAS SEMANA

TRABAJAR EN EQUIPO

Uno de los mayores retos de mi existencia es aprehender a trabajar en equipo. Esta habilidad es quizá uno de los mayores legados de nuestros antepasados ancestrales. Si los remotos cazadores y recolectores no hubiesen trabajado en equipo, no habrían sobrevivido y nosotros no existiríamos.

Plasmo estas palabras movido por emociones encontradas. Alegre porque estoy compartiendo la existencia con el amor de mi vida, es decir con Luz Adriana, Orianna y Dante, el equipo más importante de mi vida. Estoy muy feliz porque estamos viviendo una época de comunión, conectados y caminando juntos hacia un mismo destino. Este núcleo familiar es el motor de mis días.

Pero me embarga en este instante una profunda tristeza social. Hace unos minutos fue eliminada la Selección Colombia del Mundial de Rusia. Estuvimos muy cerca de dar el siguiente paso, nos quedamos en octavos luego de la gesta del gran Yerri Mina. Canté ese gol con todas las fuerzas de mi ser. Lo acepto, este tipo de dinámicas sociales también me mueven y aunque algunos piensen que es una cosa superflua, creo que se pueden aprender muchas lecciones de lo vivido con Colombia en el Mundial.

La portada de Semana para esta semana trae a tres figuras. Juan Fernando Quintero, Juan Guillermo Cuadrado y Yerri Mina. Los dos primeros, víctimas de la violencia paramilitar, se quedaron sin papá por culpa de este monstruo que nació con la anuencia del Estado. Mina es hijo de una tierra, el Cauca, en la que las inequidad y la persecución a los líderes sociales es alarmante y preocupante. Hace apenas unas horas por ejemplo, fue perpetrada una masacra en Argelia que dejo 7 muertos. Que lamentable. De modo que el futbol, por muy emocionante que sea, no nos puede alejar de la realidad. No es posible estar de espaldas a la realidad social colombiana.

De todas formas ha sido un tremendo bálsamo esta participación de Colombia en el Mundial, me ha permitido confirmar una vez más que el futbol es como la vida, requiere trabajo en equipo, no se puede depender de un solo jugador, así como no podemos depender de un solo vinculo.

Para el logro de nuestra metas necesitamos aprender a cooperar con el otro. Para que el trabajo en equipo de resultado es clave comprender la función de cada uno y dar lo mejor de sí. Entregarlo todo, como lo hicieron los jugadores de la Selección Colombia. Así pasa en la vida de pareja, en la vida familiar, en la vida social, que son todos como micro juegos de un gran juego: El Juego de la Vida.

Trabajar en equipo es la esencia del Juego de la Vida.

Pensemos por ejemplo en lo vital que es aprender a trabajar en equipo con nuestra pareja. Fundamental para nuestro equilibro afectivo y crecimiento en todas las áreas de nuestra existencia. O que decir de lo importante que es aprender a trabajar en equipo con nuestros hijos. Y no menos importante es aprender a trabajar en equipo con nuestros compañeros de trabajo y de emprendimientos.

Casualmente en este instante escucho una canción de fondo que me parece muy representativo del trabajo grupal. Dice Caifanes: “Afuera tu no existes solo adentro”. Hay que aprender a trabajar en equipo para poder ser parte de grupos productivos, para soñar con metas grandes, para crecer y trascender.

¿Por qué no soñar con que Colombia pueda ser alguna día campeón del mundo?

Yo sueño con viajar por el mundo con mi núcleo familiar, deseo trabajar en equipo con Luz Adriana, Orianna y Dante para que esto se haga realidad.

¿Cuáles son tus sueños?

Cualesquiera sean, nunca olvides que la clave está en aprender a trabajar en equipo.

 

 

ANDREZ PAZ, COLUMNAS DE OPINION SOCIOPOLITICA, COLUMNAS SEMANA

LOS RETOS

 

 

Acabo de escuchar unas palabras que han actuado como detonante para lanzarme a darle vida a esta columna de opinión sociopolítica: “El que quiere permanecer en la historia debe escribir.” Yo quiero hacer una historia personal, poder aprender de mí mismo a partir de la reflexión sobre lo que escribo. Estoy plenamente convencido que cultivar la palabra le permite a uno conocerse, pero también diseñarse y construirse.

Eduardo Galeano decía que no estamos hechos de átomos sino de historias. Y las historias están hechas de palabras, somos palabras encarnadas. Esta semana una palabra me tuvo pensando: LOS RETOS.

Me fui a buscar al sabio diccionario y me encontré con que un reto es un objetivo o empeño difícil de llevar a cabo, y que constituye por ello un estímulo y un desafío para quien lo afronta.

¿Cuáles son los retos de Duque?

Creo que el principal de ellos será gobernar con independencia del expresidente Uribe. Empeño bastante difícil, pareciera que se mueve entre dos posibilidades: o la sumisión al jefe, a quien el mismo Duque llama el “presidente eterno”, o el sensato distanciamiento político de su mentor para ser leal a sí mismo y dejar su propio legado, tal y como bien lo hizo Juan Manuel Santos quien tuvo la valentía de creer en la paz y jugársela por ella a pesar de la retrechera oposición de Uribe y su legión de egos combatientes.

Estoy observando el diccionario y me causa curiosidad la conexión que hay entre la palabra “reto” y otras vecinas suyas:

RETOcar.

RETOmar.

Una acepción de Retocar es:

“perfeccionar el maquillaje de alguien”.

Leo esta definición, observo el rostro de Iván Duque y me pregunto:

¿Será una mirada autentica?

¿Será un político transparente?

¿No será un producto del marketing político?

¿No será un mero maquillaje político?

Mas diciente me resulta la definición de Retomar:

“volver a tomar, reanudar algo que se había interrumpido”.

¿Vuelve Uribe al poder ejecutivo por intermedio de Duque?

¿Vuelve el cuento de la seguridad democrática?

A pesar de mis dudas, prefiero ser optimista y creer que Iván Duque será él mismo. No un simple títere, sino un presidente en ejercicio, con vocación de centro, capaz de darle la espalda a toda esa legión de corrupción, fanatismo y mafia que está pegada a su imagen.

Ese es el principal reto de Iván Duque ser Iván Duque.

Y quizá este es el principal reto de cada uno de nosotros, ser nosotros mismos, ser lo que elegimos ser.

Mi principal reto por ejemplo es vivir a plenitud la personalidad que elegí.

Aportarle decididamente a mi núcleo familiar, conectarme con toda mi tribu familiar, ser un constructor de paz, un cultivador de la palabra y de vínculos; quiero vivir de las palabras, haciendo libros y conferencias, desarrollarme como Storyteller. Responder activamente al llamado de la Pedagogía Conceptual, servirle a esta sociedad como un pedagogo político que constantemente siembra conciencia social. Encarnar la Psicología Afectiva y con sus enseñanzas, disfrutar de la tarea de ser un profesor de psicología de la felicidad. Y sobre todo, ser un Servidor, alguien que está al servicio de sus colegas para acompañarlos en los momentos difíciles de su camino y su vocación. Como diría Miguel De Zubiria, esta es la esencia de una persona autotelica, alguien que define sus anhelos, metas, proyectos y que está plenamente inmerso en el flujo de la vida.

Como bien lo dice el director de la Revista Semana, talante y liderazgo necesita Iván Duque para asumir este gran reto de su vida: gobernar un país que se debate entre un pasado violento y un futuro de paz. Lo mismo necesitamos cada uno de nosotros, conducir nuestra propia vida con talante y liderazgo, gobernarnos a nosotros mismos, no esperar a que los demás hagan por nosotros lo que a cada uno le corresponde hacer por sí mismo.

Termino con una palabra que le escuché varias veces en campaña a Iván Duque:

Congruencia.

Para afrontar nuestros retos tenemos que ser congruentes entre lo que pensamos, sentimos y actuamos.

¿Y tú, ya tienes claros tus retos?

ANDREZ PAZ, COLUMNAS DE OPINION SOCIOPOLITICA, COLUMNAS SEMANA

EL AUTOGOBIERNO

Estudiando el concepto de Libertad, que lógicamente está directamente relacionado con la Felicidad, me encontré con unas palabras que me parecen muy pertinentes para este momento: “Hay un mejor Yo en todos nosotros. Debemos dejar qué él nos gobierne y nos mande porque es nuestro verdadero Yo, a quien le encomendaron la bella tarea de vivir nuestra vida”.

Es ese mejor Yo que cada uno de nosotros tiene en su interior, el que debemos elegir día tras días para generar una nueva realidad en nuestra vida.

Ha terminado la contienda electoral, un nuevo presidente ha llegado a la Casa de Nariño. Como soy optimista por naturaleza, quiero creer que Iván Duque será capaz de hacer historia por luchar con denuedo contra la corrupción y evitar que se expanda la cleptocracia en Colombia. Ardua tarea.

Algunos piensan que hemos empezado a transitar hacia la dictadura uribista, otros creen que no hay cuña que más apriete que la del mismo palo y será Duque quien termine siendo el presidente que lleve a la cárcel a Álvaro Uribe. Muchos son los escenarios que se pueden dar.

Cualquiera sea el desenlace de esta historia, lo cierto es que Iván Duque encarna en sí mismo el dilema de esta generación: ¿Qué tipo de sociedad le vamos a dejar a nuestros hijos? ¿Una sociedad capturada por la Cleptocracia o una sociedad abierta y con una profunda Democracia?

Con todas y sus imperfecciones, yo creo en la Democracia. Pero igualmente creo que la auténtica Democracia solo la pueden construir seres humanos genuinamente libres. Hombres y mujeres capaces de gobernarse a sí mismos. Yo creo en el Autogobierno. Sueño con que esta nueva generación seamos capaces de gobernarnos a nosotros mismos. Así quizá algún día no necesitaremos de tanto gobierno, de tanto Estado.

Iván Duque puede encarnar una nueva generación de hombres libres que fueron capaces de llegar al poder, pero no solo de un Estado, sino y sobre todo de un estado mental. Ser capaz de gobernarse a sí mismo, creo que es la mayor proeza de la mente humana.

O también podría ser que Iván Duque sea simplemente la cabeza de una nueva generación de burócratas  corruptos que han explotado y usurpado la gallina de los huevos de oro llamada Estado. Una gallina alimentada por el trabajo de millones de Ciudadanos que por estar divididos, terminan una parte de ellos eligiendo a sus verdugos.

Estoy luchando para poder terminar esta columna, hoy es domingo 24 de junio, hace una semana 10 millones de conciudadanos le dieron el poder ejecutivo a un hombre joven, nacido el 1 de agosto de 1976, apenas cuatro años mayor que yo, impresionante. ¿Cómo logro esta hazaña este hombre? ¿Es verdaderamente un títere del expresidente o un hombre libre capaz de gobernarse a sí mismo y por lo tanto a todo un país?

¿Será Iván Duque el hombre de la liberación de la corrupción y el líder de la reconciliación de este país?

Espero que el nuevo presidente de Colombia sea capaz de construir un gobierno propio. Que escuche, pero que tome por sí mismo sus propias decisiones. Que piense en sus tres hijos, que son una representación de todos nuestros hijos. Los que hoy son menores de 10 años y esperamos puedan disfrutar de un país en paz. Libres del yugo de la corrupción y comprometidos con la transformación de la Educación.

Espero que Iván Duque gobierne de cara al futuro y no se quede amarrado por el pasado. Por eso, más que oposición a su gobierno, estaré a disposición para tender puentes de dialogo en torno a objetivos en común: en mi caso, la Paz y la Educación.

Creo que la Pedagogía es esencialmente constructiva, y debe estar al servicio no de un gobierno en particular, sino de una sociedad que requiere voces que expresen su sentir. Yo hoy siento que el país está polarizado, pero no está dividido entre derecha e izquierda, como muchos creen, sino entre Cleptocracia y Democracia, entre corrupción y ciudadanías libres. Esta es la polarización que debe superar Duque, porque Estado y Sociedad debe unirse en torno a una misma lucha:

La lucha contra la corrupción.

Y como dicen que el ejemplo empieza por casa, tremenda tarea la que tiene Duque para “traicionar” a quienes lo montaron en la presidencia.

Ojalá llegué ese día, mientras tanto, como individuo espero poder sentir algún día que en verdad me gobierno a mí mismo.

 

ANDREZ PAZ, COLUMNAS DE OPINION SOCIOPOLITICA, COLUMNAS SEMANA, Pedagogia Politica

¿CLEPTOCRACIA O DEMOCRACIA?


 

Hace ocho días, el 8 de junio, mi maestro Miguel De Zubiria lanzó su nuevo libro titulado: ¿ERES FELIZ? Casualmente, lo hizo en el mismo auditorio del hotel en el que me gradué de bachiller en 1998. Aquel año, Andrés Pastrana acababa de llegar a la presidencia con la promesa de un proceso de paz con las Farc. Con ese hecho social llegué a mi mayoría de edad y logré coronar una meta muy luchada luego de pasar por varias instituciones educativas y en varias modalidades de estudio.

El día que me gradué de bachiller fui muy feliz, 20 años después, evoqué esa felicidad y en la conferencia de Miguel caí en cuenta que el lanzamiento de ese libro me confirmaba un camino elegido: Ser Profesor de Psicología de la Felicidad. Dos décadas pasaron para descubrir el trabajo de mi vida. Luego de la presentación compartimos un rato con el maestro, en compañía de Carolina Jiménez, su más aplicada discípula de Psicología Afectiva, y quien luego del evento me puso a llenar un cuestionario de psicología política que Miguel está construyendo; quedé un poco sorprendido con los resultados, y al mismo tiempo confirmé un llamado que he sentido en esta época de elecciones presidenciales: la pedagogía política.

La primera conclusión a la que he podido llegar luego de reflexionar lo vivido ese mágico día, es que existe una estrecha relación entre la Felicidad y la Política.  Una política bien hecha, bien pensada, bien sentida, es una política que produce felicidad social, y por ende felicidad familiar y personal.

¿Cuál de los dos grupos políticos enfrentados en esta contienda electoral contribuyen con la auténtica felicidad de la sociedad colombiana?

¿El Centro Democrático y toda esa tripulación que sin duda alguna tiene mucho que ver en ese desangre del Estado llamado corrupción?

¿Cuánto de esos 50 billones de pesos anuales han ido a parar a los bolsillos de esos que hoy están montados en el barco uribista?

¿No es la corrupción un atentado contra la felicidad de los colombianos?

Yo estoy convencido que la Felicidad tiene que ver con la equidad, con la justicia social, con las oportunidades de educación, con el respeto por la diferencia, con la valoración del pluralismo y la diversidad. Yo creo que la Colombia Humana y todas las fuerzas políticas que se han unido a su lucha política tienen que ver con estos anhelos. Millones de personas de todos los sectores de la sociedad están creyendo en esta posibilidad. Yo soy uno esos que creen en la posibilidad de construir una auténtica democracia, más profunda y participativa en la que sea posible ser realmente feliz y vivir en paz construyendo cada uno su propio proyecto de vida.

De modo que ha llegado la hora de verdad. Es el momento de decidir; no entre dos figuras políticas, sino entre dos formas de estar en sociedad: la cleptocracia o la democracia.

De acuerdo con Wikipedia, “la Cleptocracia (del griego clepto, ‘robo’; y cracia, ‘fuerza’ = dominio de los ladrones) es el establecimiento y desarrollo del poder basado en el robo de capital, institucionalizando la corrupción y sus derivados como el nepotismo, el clientelismo político y/o el peculado, de forma que estas acciones delictivas quedan impunes debido a que todos los sectores del poder están corruptos, desde la justicia, funcionarios de la ley y todo el sistema político y económico.”

De corrupción, nepotismo, clientelismo político y/o peculado está lleno el barco del Centro Democrático que está ávido de poder para poder hacer de las suyas e implantar una  nefasta cleptocracia muy parecida a la actual situación venezolana. Las encuestas dicen que ganará, yo espero que no.

Yo espero que gane la Democracia, que gane la Colombia Humana, con todo y sus imperfecciones, es preferible a un gobierno de delincuentes que ve enemigos por todo lado, que hace uso del miedo, la mentira y la manipulación para obstaculizar la construcción de una cultura de paz en el que tema central sea la Educación, y no la violencia política ni la corrupción.

Soy muy feliz expresando estos pensamientos, aunque de pronto no le gusten del todo a mi maestro Miguel, que muy a mi pesar ve con mejores ojos la propuesta política que tanto crítico, paradójicamente, políticamente me siento más afín con la postura de su hermano Julián De Zubiria, quien hizo público su apoyo a Gustavo Petro.

De todas maneras, pase lo que pase, y gane quien gane, queda claro que será necesario un fuerte trabajo psicológico y pedagógico para reconciliar esta sociedad herida por tantos años de violencia, y no solo guerrillera, sino también paramilitar, estatal y mafiosa.

La paz es felicidad, por eso vale la pena seguir apostándole a este proceso de construcción de paz que a buena hora inició el Presidente Santos, no ha sido fácil, no es fácil y no será fácil, tal y como ocurre con la Felicidad que es una tarea para nada fácil. Sin embargo, se facilita cuando aparecen en la vida herramientas tan poderosas como las que viene creando el maestro Miguel y que sintetizó con gran habilidad en su nuevo libro: ¿Eres Feliz?   

En estos momentos soy muy feliz, porque luego de mucho esfuerzo por centrar mi atención, he logrado cumplir la meta de escribir esta columna de opinión sociopolítica, lo cual me hace sentir bien conmigo mismo porque me estoy obedeciendo en la orden que me he dado: escribir cada semana una columna inspirado en la portada de la Revista Semana.

Según lo que he aprehendido, las metas son la primera fuente de felicidad, activan un circuito neuroquímico de producción de dopamina, adrenalina, endorfinas, serotonina y oxitocina; al mismo tiempo, las metas crean interacciones y vínculos, la segunda fuente de felicidad.

La sola idea de pensar en país sin corrupción, en paz y educado, me da mucha felicidad. Por eso vale la pena sumarse a esta meta colectiva. Sin miedo, con confianza y esperanza.

Yo no quiero una cleptocracia, deseo una democracia, ¿Y tú?

 

ANDREZ PAZ, COLUMNAS DE OPINION SOCIOPOLITICA

MAFIAS POLITICAS VRS CIUDADANOS LIBRES

 

 

De acuerdo con Juan José Alonso, la identificación es un proceso psíquico que se da de forma inconsciente, aunque también se puede dar de forma consciente. Según este autor, la mente humana por cada objeto que ve, de cada frase que oye, de cada línea que lee, por cada olor o por cada sensación que experimenta hace una abstracción o absorción de las cualidades que para él representan.

La práctica constante y sistemática del Autoconocimiento lo lleva a uno a hacerse consciente de las identificaciones que ha adquirido a lo largo de su vida. Por estos días ando muy reflexivo con las identificaciones políticas, ya faltan muy poco para que vivamos el desenlace de las elecciones presidenciales más tensas de los últimos tiempos.

Estas palabras tienen el propósito de seguir construyendo una meta y alimentando un sueño. La meta es darle vida a un libro inspirado en las portadas de la Revista Semana y el sueño es ser parte de esa gran empresa de medios colombiana que para mí es todo un recurso para hacer pedagogía.

Hay una pedagogía que es urgente en Colombia, y no solo en esta tierra sino en toda América Latina, me refiero a la Pedagogía Política, esa pedagogía que nos enseña a ser ciudadanos libres y con criterio para poder discernir lo que más nos conviene como sociedad, que no siempre es lo que más le conviene a ciertos grupos de poder cuyo interés es mantener en la ignorancia y el miedo a la masa inconsciente.

La masa inconsciente no es consciente de su identidad política. Sus preferencias políticas no son el fruto de la reflexión sino de la manipulación mediática que siempre la apunta a mover lo más primitivo de la naturaleza humana; sus instintos y emociones. Ciertos grupos de poder le apunta al miedo, al cerebro reptil. Apelan a lo que me gusta llamar la política reptiliana.

El llamado “Antipetrismo” está sustentando en esa política, una política del miedo, la mentira, la difamación, la propaganda negra es su principal herramienta. Hace ocho años, Mockus y la Ola Verde fueron víctimas de este tipo de estrategias, se sabe de la existencia de un perverso ser llamado JJ Rendón, un estratega político que pone sus conocimientos psicológicos al servicio de estos grupos de poder.

El “Antiuribismo” es diferente. No está sustentado en mentiras ni en la creación de escenarios futuros trágicos, sino en hechos y en la proyección de posibilidades reales. Oponerse al uribismo es oponerse a todo lo que esta fuerza política hizo cuando estuvo en el poder. ¿Cuántos funcionarios de ese gobierno hoy están en la cárcel o prófugos de la justicia? Solo unos cuantos ejemplos bastan para dimensionar el tamaño de esa cleptocracia. ¿Recuerdas lo que pasó con el DAS? Un valiente periodista llamado Julián Martínez Vallejo llevó a cabo una brillante investigación que luego presentó en un fantástico libro llamado justamente así: “Chuzadas: 8 años de espionaje y barbarie”.

¿Recuerdan la Yidispolitica? Diego Palacio y Sabas Pretelt, funcionarios estrella del gobierno de Uribe pagaron cárcel por un delito llamado cohecho, fueron ellos los que se prestaron para modificar el “articulito” que permitió la reelección de Uribe en el 2006.

¿Recuerdan los falsos positivos?

¿Recuerdan agro ingreso seguro?

¿Recuerdan la parapolítica?

¿Estos son hechos o invenciones?

¿Ocurrieron realmente estos hechos o son puras ficciones de los antiuribistas?

¿Es Uribe un criminal o un perseguido político?

Los fanáticos uribistas, es decir la masa inconsciente, niegan esta realidad. Al respecto, dice José Antonio Marina que el fanatismo impide cambiar de creencia a pesar de tener evidencias en contra.

Las evidencias en contra de Uribe son copiosas, y como dice Daniel Coronel, no solo la ha hecho sino que la sigue haciendo. De modo que oponerse a Uribe y su sequito es oponerse a una cultura de la mafia, del todo vale como dice Mockus, de la corrupción, del clientelismo, del nepotismo, y muchos otros males que configuran un cáncer social que está a punto de hacer metástasis. ¿Por qué? Nuevamente aparece el pedagogo José Antonio Marina:

“Nuestra sociedad está no solo fascinada por la personalidad psicopática, sino que es además cada vez más tolerante con ella. Pero aún más terrible es la posibilidad de que esos psicópatas se conviertan en retorcidos modelos de comportamiento para niños de familias disfuncionales o procedentes de comunidades desintegradoras en las que poco se valora la honestidad, el juego limpio y la conciencia de bienestar de los demás”.

Estamos pues a las puertas de una profunda transformación cultural, representada ya no solo en la figura de Gustavo Petro, sino también en la de Ciudadanos Libres como Antanas Mockus y su apuesta por la educación, Claudia López y su lucha contra la corrupción, Ingrid Betancur y su gesto de perdón y reconciliación, además de María Ángela Robledo, una psicóloga empeñado en tejer vínculos para la construcción de un era de paz en Colombia.

Con esta apuesta es con la que yo elegí identificarme.

Una apuesta que llena de sentido mi rol como papá, mi papel como psicólogo y mi vocación como pedagogo.

¿Cuál será tu apuesta?

¿Apoyaras a las mafias políticas o a los ciudadanos libres?

ANDREZ PAZ, COLUMNAS DE OPINION SOCIOPOLITICA, IDENTIDAD POLITICA

LA IDENTIDAD POLÍTICA


Dice Juan José Alonso en “La Clave del Autoconocimiento”, que las identificaciones constituyen la esencia y el elemento básico constructor de la personalidad. También sostiene este autor que las identificaciones son procesos inconscientes que pueden alcanzar la consciencia cuando existan las condiciones precisas; como son un nivel significativo de autoconsciencia y un deseo de toma de consciencia.

Yo soy un practicante del Autoconocimiento, estoy plenamente convencido que conocerse como individuo, y también como parte de la especie en general y de una sociedad en particular, es fundamental para crecer.
Dada la coyuntura política que estamos viviendo por estos días en el país, me siento en la necesidad de trabajar en el descubrimiento de mi identidad política, y de paso dar comienzo a una meta que no he logrado consolidar: escribir columnas de opinión sociopolítica inspirado por las portadas de la Revista Semana.

¿Cuál será mi identidad política?

Para poderme responder esta pregunta tengo que hacer un poco de historia personal.

La primera vez que voté fue en el año 2002, en aquella época tenía 21 años y estaba estudiando psicología en la Universidad Católica de Colombia. A esta universidad llegó a hacer campaña Álvaro Uribe Vélez, al igual que muchos, quedé atrapado por su “embrujo” y me comí tanto el cuento que hasta mis compañeros de entonces me pusieron el remoquete de “uribito”. Qué pena me da reconocer este hecho.

Para el segundo semestre de 2004 tuve que decidir entre hacer un seminario o una tesis para graduarme como psicólogo. Opté por la segunda. Luego de pensar varios temas, me decidí por uno que me mostró una realidad que marcaría profundamente mis posturas políticas.

La decisión la tomé a partir de un recuerdo de infancia.

El 9 de agosto de 1994 me encontraba en un internado en Manizales, eran las 10 de la mañana y escuché en la radio una noticia: había sido asesinado Manuel Cepeda Vargas, el último senador de la Unión Patriótica.

Ese hecho despertó mi curiosidad y me pregunté: ¿Por qué no investigar lo que ocurrió con la UP?

Me di a la tarea, dos años duré en ese proceso, la historia que conocí de ese genocidio indudablemente marcó mi vida. He hablado muy poco de ello porque sinceramente me ha dado miedo. Colombia es un país donde se ha asesinado a los opositores, a los que se atreven a pensar distinto, a aquellos que se atreven a encarnar y vivir una identidad que va en contravía del Statu Quo.

Terminé mi tesis y quedó ahí, estuve muy tentado a profundizar en ese camino que seguramente me habría llevado al campo de los defensores de los derechos humanos, pero la corriente de la vida me encaminó por los senderos de la Psicología Afectiva y de la vida familiar. Conocí a Luz Adriana, tuvimos a Orianna y Dante y ese tema quedó en el olvido.

En el 2010, ya con 30 años, me identifiqué con la Ola Verde de Mockus, todo lo que había descubierto en mi investigación sobre el genocidio de la Unión Patriótica, hizo que conociera la realidad sobre los vínculos de Álvaro Uribe con el paramilitarismo y por eso veía en el profesor Antanas, el hombre idóneo para frenar sus intenciones de mantenerse en el poder influenciando la elección de Juan Manuel Santos, en ese momento no me imaginaba que el sucesor de Uribe sería capaz de desmarcarse de su jefe político y emprender el proceso de paz con las Farc.

El 4 de septiembre de 2012 Santos anunció públicamente el inicio de las negociaciones, recuerdo que la noticia la escuché en las montañas de Soacha, y a partir de ese momento sentí que la Paz era la causa de nuestra generación. Me identifiqué tanto con en esa apuesta política y social que decidí asumir una nueva identidad, en adelante me llamaría y me presentaría como Ándrez Paz.

En el 2014 voté por Santos para apoyar el proceso de paz y se despertó en mi un sentimiento de gratitud hacia este hombre que es considerado un “traidor de su clase” por haberse atrevido a iniciar este proceso y llevarle la contraria a Uribe.

En el año 2017, acepté la invitación de Miguel de Zubiria a vincularme al movimiento libertario, lo hice atraído por una idea que me parece fundamental para el desarrollo de esta sociedad: La Libertad Educativa.

No logré conectarme del todo con el movimiento libertario porque se oponían al proceso de paz con las Farc y eso me alejó de esa iniciativa, aunque sigue dando vueltas en mi cabeza la idea de la Libertad Educativa.

La Paz y la Educación son para mí los temas centrales de la vida social y son las causas que mueven mi existencia. Por ese motivo, en esta campaña del 2018 me identifiqué inicialmente con la llamada Coalición Colombia encabezada por Sergio Fajardo, lo hice porque estaban comprometidos con la Paz y seguían la misma línea de Mockus en torno a la Educación.

Y ahora estamos en una situación parecida a la del 2010, con Iván Duque como alfil de Uribe, pero con un nuevo protagonista: Gustavo Petro, menos ingenuo y más radical que el Antanas Mockus de aquellos días.
Como bien lo dice la Revista Semana, nunca en la historia de Colombia, dos candidatos han tenido visiones de país tan distintas.

Habiendo hecho una investigación profunda sobre el genocidio de la Unión Patriótica, me queda muy difícil identificarme con la visión de país que representa Iván Duque y todos aquellos que están trabajando a favor de su candidatura. No quisiera sonar ofensivo, pero cuando uno ve la foto de los que están subiéndose a ese barco, se encuentra con varias palabras encarnadas en diversos personajes: fanatismos; religiosos y políticos. Corrupción de todos los colores, homofobia, complejos de superioridad social, exclusión y discriminación, dogmatismos y anacronismos. Esa es una sociedad vieja que se resiste a cambiar. Respetables todos como seres humanos, pero con ideas que no permiten evolucionar.

Cuando inició esta campaña lo hice identificándome con el Centro Político, encarnado en esta ocasión por Sergio Fajardo, Claudia López y Jorge Enrique Robledo; apoyé con muchas reflexiones esta propuesta, sin embargo, con el paso de los días, empezó a calar en mí el diagnostico social que planteaba el relato de Gustavo Petro y su propuesta de la Colombia Humana.

Esta es hoy la visión alternativa a la que plantea Duque y su corte Uribista, una visión política de derecha que me asusta porque tiene un tinte dictatorial y de intromisión en los asuntos familiares, personales y comunitarios, que muchas personas de buen corazón pero ingenuos a nivel político están apoyando. Cómplices sin ser conscientes. ¿Estamos en una dictadura en ciernes?

Ante esta inminente posibilidad, creo que una opción viable y posible es la unión entre la izquierda y el centro. Una Izquierda Centrada para ser más exacto.

Me identifico con una visión de país incluyente y pluralista, donde realmente quepamos todos. Una visión que ponga la Paz y la Educación en el centro de la acción social. Donde la lucha contra la inequidad e injusticia social sea determinada. Una visión donde se comprenda que la mayor riqueza del país no está en sus recursos naturales sino en el cerebro de todos nosotros. Una visión que nos encaminé hacia al futuro y no que nos deje atados al pasado.

A nivel político elegí ser de Centro, pero por lo que veo estoy más inclinado hacia la centro izquierda, por eso me parece que no es el momento del voto en blanco, es el momento de la unidad en torno a un propósito en común:

La construcción de una cultura de paz.

 

ANDREZ PAZ, Coredsa, DE VIAJE HACIA EL BIENESTAR, fundacion alberto merani

RELATO 22. TRABAJAR COMO DOCENTE DE PSICOLOGÍA…Y CONSULTOR DE FELICIDAD

Hace unos años aprendí que los seres humanos tenemos unas necesidades psicológicas, las cuales al ser satisfechas contribuyen con nuestra supervivencia, crecimiento y trascendencia.

Dichas necesidades son el sentido de comunidad, la estructura mental y el significado o sentido de vida.

Luego de varias semanas sin trabajar en este cultivo de palabras que he llamado De Viaje Hacia el Bienestar, retomo esta tarea que me permite justamente reflexionar sobre la satisfacción de mis propias necesidades psicológicas.

Me interesa mucho mostrar este proceso porque vivo la psicología de la mano de la pedagogía, es decir, estoy convencido que los psicólogos tenemos una gran responsabilidad educativa y como tal, la modelación resulta clave para comunicar los conceptos psicológicos que sabemos pueden contribuir con nuestro bienestar y el bienestar de las personas que por una u otra razón llegan a nuestras manos.

Plasmo estas palabras el 23 de abril de 2018, el anterior relato lo publiqué el 9 de marzo, se trataba de una carta que mi Yo adulto le envió a mi Yo niño reportándole una novedad: 25 años después por fin tenía una clara estructura mental, una personalidad elegida, una identidad.

Misteriosamente, o quizá, lógicamente, días después de haber logrado llegar a esa estructura mental, empecé a experimentar con mayor intensidad el sentido de comunidad. Hoy estoy conectado con tres comunidades; una familiar y dos laborales.

Hace siete meses estoy viviendo de nuevo con el núcleo familiar del cual soy parte, eso para mí es una gran fuente de felicidad. En realidad yo creo que estar conectado a un núcleo familiar le da a uno la energía requerida para hacerle frente a los desafíos de la vida. Cada vez que uno se conecta con su núcleo familiar, se recarga, se anima, se motiva para luchar, estudiar y trabajar. La fuerza viene de allí, al menos así lo estoy experimentando yo.

Creo que esta conexión familiar me ha dado el movimiento para conectarme con dos instituciones dedicadas al campo educativo. Esto me tiene sumamente contento, soy parte de dos comunidades educativas afines a mis propios intereses profesionales; pedagógicos y psicológicos.

En COREDSA estoy trabajando como docente de psicología. Desarrollando la cátedra de ética y desarrollo humano, la cual trabajo desde el abordaje conceptual de la psicología afectiva y la psicología positiva. Espero en próximos relatos hablar con más detalle de esta experiencia con jóvenes y adultos que están trabajando su meta de ser bachilleres, y como la psicología les aporta en su proceso educativo con miras a prepararse para crecer en la vida.

Este trabajo para mí es un sueño cumplido, ser docente de psicología en una institución educativa de bachillerato para adultos. Casualmente, la misma institución de la que egresé en 1998, año en el que cursé los grados décimo y once. Volví como profesor a mi alma mater de bachiller. Ojalá algún día ocurra lo mismo con mi universidad.

Me llega esta responsabilidad a los 37 años, y me alegra mucho que me haya llegado luego de haber superado el naufragio familiar. Una experiencia que me dejó muchas lecciones de vida. Ahora que estoy disfrutando este momento de unidad familiar en mi vida, recuerdo esos dolores y comprendo que todo tenía un sentido, un propósito, una razón de ser.

La enseñanza es mi don, por eso estoy tan feliz de haberme confirmado en él. Estoy muy agradecido con la confianza que los profesores María Inés y Rubén están depositado en esta propuesta y por la oportunidad que me dan de ejercitar las funciones ejecutivas que tanto requiero fortalecer para crecer.

En esta misma institución estamos desarrollando un proyecto de capacitación en habilidades blandas, en alianza con la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI) se busca dotar de herramientas que aumenten la empleabilidad de personas sobrevivientes del conflicto armado. Una bella labor psicológica y pedagógica que me hace experimentar un profundo sentido de vida.

Como diría Martin Seligman, en el sentido de vida está la auténtica felicidad. Mientras plasmo estas palabras experimento una sensación de plenitud. Encontré lo que salí a buscar hace 25 años cuando me fui de casa de la mano de un tío que fue mi primer compañero de viaje.

¿Qué encontraste Andrés?

Encontré mi propio camino de felicidad.

La felicidad es el camino hacia el bienestar y cada quien debe encontrar su propio camino.

Caminar día a día de la mano de mi núcleo familiar es una gran felicidad para mí.

Ser docente para mi es una gran felicidad.

Este es mi camino de felicidad, ser padre, ser docente, hacer uso de las herramientas de la pedagogía y la psicología para asumir esa dura tarea de la educación de nuestros hijos y nuestros estudiantes.

Y como mi pasión máxima es escribir, pretendo dar cuenta de todo este proceso cultivando palabras, técnicamente hablando, haciendo ejercicios metacognitivos que me permitan mejorar mis niveles de atención, autocontrol y perseverancia, tal y como lo sugiere uno de los dos pedagogos que más admiro: José Antonio Marina.

Miguel de Zubiria es el otro pedagogo que además de admirar, aprecio por todo lo que he aprendido de él en los 10 años que llevamos interactuando. Ahora por fin soy parte de la Fundación Alberto Merani, estoy conectado con esta comunidad pedagógica, conexión que es para mí una gran fuente de felicidad.

Casualmente, aterricé en un proyecto de consultoría pedagógica para la Gobernación de Cundinamarca, cuyo gobernador actual está interesado en crear una cultura de la felicidad en el departamento. Un proyecto fascinante.

Aquí vamos, satisfaciendo mis necesidades psicológicas y reflexionando para ser más consciente de este proceso.

Creo que la felicidad es el camino hacia el bienestar.

Creo que satisfaciendo las necesidades de comunidad, estructura y significado podemos experimentar bienestar.

Escribo estos relatos porque creo que la vida no es solo luchar, estudiar y trabajar; también se puede sacar tiempo para crear, para el Autodesarrollo como diría psicología afectiva.

Atender una familia y dos trabajos demanda tiempo, sin embargo, espero seguir con esta serie de relatos, al menos uno cada semana.

Creo que cultivando palabras vamos creando nuestra propia realidad y dándole sentido a nuestra propia vida.

Esta es mi forma de vivir la psicología y poner en practica la pedagogía.

La verdad es que yo soy un creyente de la Educación y creo que ésta debe partir de la propia vida.

DE VIAJE HACIA EL BIENESTAR, Educación Psicológica, LIBRO 8, personalidad elegida

RELATO 21. CARTA DE ANDREZ PAZ PARA ANDRES GRANADA

Muy apreciado Andrés:

No te detengas Andrés, sigue intentando crear una funcional conexión con Luz Adriana, algún día se conectaran profundamente, todo es un proceso.

Hazme un favor Andrés:

Cree en ti.

Cree en ti.

Cree en ti.

Cree en la personalidad que elegiste para encarnar.

Ahora profundiza eso que elegiste.

Tu Personalidad Elegida es tu primario proyecto de vida, el núcleo de todo lo demás.

En este momento me llega un mensaje para ti, el emisor es el Arcano 20, El Juicio:

“En este momento el famoso Loco no lo es más, no puede seguir engañándose a sí mismo, ni engañando a nadie más. La dualidad libre albedrio – destino está siento entendida.”

Haz sabido elegir una personalidad, la has diseñado luego de muchos años en esa tarea.

Ya tiene forma tu diseño.

Elegiste ser Constructor de Paz:

De paz personal.

De paz familiar.

De paz social.

Elegiste ser Cultivador:

De vínculos afectivos.

De palabras constructivas y nutritivas.

De dinero para compartir.

Elegiste ser Servidor:

Escuchar Empáticamente.

Interactuar Asertivamente.

Ayudar Oportunamente.

Elegiste ser Pedagogo Conceptual:

Y consagrarte a la Pedagogía Afectiva.

La pedagogía política.

Y especialmente a la Educación Psicológica.

Elegiste ser Psicólogo Afectivo:

Te convertiste en un Afectivista; un apasionado activista de la enseñanza y práctica de la Afectividad en el sistema educativo y productivo del país.

Llegaste a la Psicología Urbana y con ella le has dado pleno sentido a la pedagogía en los sistemas de transporte masivo.

Te lograste dar cuenta que la mejor terapia para el corazón son los amigos y por eso te conectaste con la idea del Psicólogo Amigo.

Empezaste a percibir la fusión entre la psicología y la sociología, llamada Psicosociologia. Te fascina mucho esa conexión, ¿verdad Andresito?

Y aunque te costó mucho aceptarlo, te abriste a la psicología política, tomaste conciencia de tu habilidad para reflexionar sobre este fenómeno de la naturaleza humana: el poder político. O mejor, la psicología que hay detrás de la lucha por el poder político.

Elegiste ser Storyteller:

Un escritor de libros con sentido.

Y un conferencista inspiracional.

Elegiste ser Familiar:

Conectarte con todos los integrantes de la Tribu Familiar a la que perteneces; con los vivos y también con los muertos.

Y sobre todo,

Elegiste ser parte un de un Núcleo Familiar Unido y Funcional.

Ese es tu máximo sueño. El proyecto más importante de tu Personalidad Elegida. El vínculo básico de tu existencia.

Esta fue la vida que elegiste.

¿Compleja, verdad Andrés?

Pero no te asustes que todo está conectado.

Tu solo cree en lo que elegiste.

Y vívelo.

Vívelo lo más conscientemente que puedas.

Vívelo y reflexiónalo.

Y una última cosa apreciado Andrés, acepta tu Don. ¿Ya eres consciente de tu Don verdad?

Tenlo muy presente.

Tu Don es la enseñanza.

Acepta tu talento.

¿Tienes alguna duda de cuál es tu talento?

La palabra Andrés, ese es tu talento.

La palabra hablada y la palabra escrita.

Créelo.

¿Necesitas pruebas para creerlo?

Esta carta que hoy te estoy enviando es la numero 77 de tu sexto libro, al que finalmente llamaste Tiempos de Amar.

En dos años lograste escribir 6 libros!!!

En pocos días publicaras el tercero; Tiempos de Pan.

La palabra es tu talento Andrés.

¿Y qué tal tu pasión?

En esos 6 libros hablaste mucho de tu pasión.

¿Y la confirmaste verdad?

La Psicología.

Esa es tu pasión.

Te apasiona la psicología.

Vives para hacer psicología y haces psicología para vivir.

¿No te parece bonito eso Andrés?

Y todo lo anterior está conectado con el llamado que te ha hecho la vida para servirle, con tu Vocación.

Hoy tienes 37 años y ¿Ya estas claro en tu vocación, no es así Andrés?

Sí señor.

La pedagogía.

La pedagogía es tu vocación.

Ya llevas 10 años siguiendo a un pedagogo.

Ya va siendo hora que lo valores.

Valora a tu maestro y con humildad vive y multiplica sus enseñanzas.

Sigue intentándolo Andrés.

Sigue caminando.

La Educación Psicológica no solo es una gran idea, sino que es necesaria para estos tiempos de tanta crisis de identidad.

Te invito a que dejes tu crisis atrás.

Te invito a crecer.

Animo Andrés.

Yo estoy contigo.

Yo te acompaño.

Con inmenso aprecio.

Te amigo,

Ándrez Paz.

ANDREZ PAZ, Educación Psicológica, LIBRO 8, personalidad elegida

RELATO 20. ÁNDREZ PAZ

“La verdadera profesión del hombre es encontrarse a sí mismo.”

Herman Hesse

El 28 de septiembre de 2016, el periódico ADN publicó un artículo titulado:

“Granada sueña con días de paz”

Yo, Eduardo Andrés Granada Becerra, sueño con días de paz.

Soy un creyente de la paz, tanto, que por eso le puse a mi Personalidad Elegida Ándrez Paz.

Sueño con días de paz personal, paz familiar y paz social.

Espero dejar atrás mi crisis de identidad, guardo la esperanza de que el desarrollo de mi Personalidad Elegida me ayudará a convertirme en un Constructor de Paz.

La construcción de paz requiere recursos, por eso anhelo aprender a ser un buen Cultivador de vínculos, palabras y dinero.

Como todo cultivo, el de vínculos, palabras y dinero requiere abono, se me ocurre pensar que el abono es asumir una actitud de servicio que me permita desarrollar un rol de Servidor; para escuchar empáticamente, ayudar oportunamente e interactuar asertivamente.

Practicando el Autoconocimiento descubrí que mi Don es la Enseñanza, lo cual se conecta con mi Vocación que es la Pedagogía. Yo Soy Pedagogo Conceptual, lo entiendo como alguien que estudia, practica y enseña conceptos. Estoy interesado en la Pedagogía Afectiva, la Pedagogía Política y muy especialmente en la Educación Psicológica.

Me interesa mucho la Educación Psicológica porque mi Pasión es la Psicología. Yo Soy Psicólogo Afectivo y como tal, me asumo como un Afectivista, es decir, alguien que promueve la enseñanza y práctica de la Afectividad en el Sistema Educativo. También creo en la Psicología Urbana, en la necesidad de llevar la psicología a las calles, especialmente a los sistemas de transporte masivo. Creo que la mejor psicología es la de los amigos, la terapia más efectiva es la auténtica amistad. Por eso me identifico con la idea del Psicólogo Amigo. Así me siento yo, como un Psicólogo Amigo que también busca a sus amigos para conectarse con ellos y de paso consigo mismo.

Creo que existe una estrecha relación entre la psicología y la sociología. Tan íntima, que es posible fusionarlas y ver surgir la Psicosociología. Dos campos de reflexión y acción que me movilizan día tras día. Percibo que de esta fusión salen muchos elementos para hacer Psicología Política.

El Autoconocimiento también me llevó a reconocer mi Talento con la palabra. Luego descubrí una palabra que describe muy bien lo que hago con mi Talento: Escribir libros con Sentido y Hacer Conferencias Inspiracionales.  Ser un Storyteller.

Mi personalidad heredada y aprendida fueron configuradas por un entorno familiar caracterizado por la disfuncionalidad y la desunión. Esa realidad hace que anhele una Personalidad Elegida más Familiar, más activo en mi rol de hijo, hermano, tío, primo, sobrino y nieto. Siento una imperiosa necesidad de estar conectado con mis raíces.

Mientras plasmo estas palabras, siento que todo lo anterior tiene como propósito hacer realidad mi sueño más anhelado: Ser Parte de un Núcleo Familiar Unido y Funcional. Anhelo de todo corazón seguir presente en la niñez de mis hijos para mañana ser parte de sus recuerdos cuando lleguen a la adultez.

Como dice Herman Hesse, espero haberme encontrado y que de aquí en adelante pueda fluir en el desarrollo de esta personalidad que elegí.

Tu compañía y animo en este proyecto son vitales en este viaje que emprendi.

Gracias por estar ahí.

DE VIAJE HACIA EL BIENESTAR, LIBRO 8, personalidad elegida

RELATO 19. PERSONALIDAD ELEGIDA

Observa estas palabras de José Antonio Marina:

“Aristóteles definía el carácter como el conjunto de hábitos poseídos por una persona. Para mi es la personalidad aprendida, es decir, todo aquello que a partir del temperamento hemos adquirido a través de la vida. A partir del carácter –aprovechándonos de él, modulándolo, cambiándolo- cada uno diseñamos nuestra personalidad elegida, la última figura de nuestra individualidad, nuestro gran proyecto.”

Y ahora escucha estas palabras de Seth Godin

“La única manera de que nuestra historia sea creída, el único modo de difundir nuestra idea; consiste en decir la verdad. Y decimos la verdad cuando vivimos la historia que contamos, cuando ésta es auténtica.”

Hace varios días vengo tratando de darle forma a este relato, siento que es crucial para el proceso personal y profesional en el que ando.

Me siento un poco bloqueado, algo nervioso, creo que he llegado a un punto clave que me muestra dos caminos: el derrumbamiento psíquico o el florecimiento psicológico.

Dice Marina que la Personalidad Elegida es la última figura de nuestra individualidad, nuestro gran proyecto, y yo le creo.

Vengo creyendo en esta idea de la Personalidad Elegida desde hace 7 años y reflexionando, me doy cuenta que es el mismo periodo que llevo lidiando con una profunda crisis de identidad que ha afectado todas las esferas de mi vida, especialmente mi dimensión amorosa y laboral, las dos áreas cruciales de la adultez.

No quiero engañarme a mí mismo, ni mucho menos a ti que amablemente estás leyendo estas líneas. Quiero hablarme con la verdad y hablarte con la verdad.

Afirma Godin que decimos la verdad cuando vivimos la historia que contamos. Yo estoy viviendo esta historia de la Personalidad Elegida, me la he creído tanto que hasta le he puesto un nombre: Ándrez Paz.

¿Quién es Ándrez Paz?

¿Quién soy yo?

El Ser que plasmas estas palabras fue nombrado al nacer como Eduardo Andrés Granada Becerra, y este Ser al crecer se ha nombrado a si mismo Ándrez Paz.

¿Qué vida quiere este Ser que soy?

¿Qué hago en la vida para lograr esta vida que quiero?

Anhelo superar mi crisis de identidad desarrollando la personalidad que elegí. Es decir, viviéndola conscientemente. De la acción a la reflexión y de la reflexión a la acción.

Desde que apareció en mi vida la idea de la Personalidad Elegida, ha hecho parte de mi día a día una práctica recomendada por los antiguos griegos:

CONOCETE A TI MISMO

El Autoconocimiento es la clave maestra para superar la crisis de identidad.

Solo conociéndonos a nosotros mismos; lo que hemos heredado y aprendido; como individuos y colectivos, podremos superar la crisis de identidad.

Y ese conocimiento se va adquiriendo poco a poco, empieza siendo nocional, va creciendo y se va volviendo proposicional, sigue evolucionando y se vuelve conceptual, luego categorial y por lo que he podido experimentar en carne propia, se convierte en un sistema de conocimientos de sí mismo.

Si mal no estoy, la sabiduría seria vivir la vida acorde a ese conocimiento que se ha adquirido de sí mismo, en otras palabras, ponerlo en práctica.

Pues bien, al decir de José Antonio Marina, he diseñado una Personalidad Elegida que te quiero compartir. Mi experiencia personal, intelectual y profesional me permite predecir que si vivo consciente y sinceramente esto que he elegido, podré superar mi crisis de identidad, completar la última figura de mi individualidad y asentarme en una vida de responsable estabilidad y creciente bienestar.

Así la cosas, entremos en materia, espero que esta experiencia que te voy a compartir te inspire y motive a Conocerte a Ti Mismo, y emprendas el diseño consciente de tu Personalidad Elegida, ese gran proyecto al que todos estamos llamados si en realidad nuestro anhelo es crecer.

Si de repente quieres un compañero, amigo y  socio para emprender esta meta, no dudes en conectarte conmigo. La conexión es lo que lleva a la cooperación.

Afectivista, ANDREZ PAZ, DE VIAJE HACIA EL BIENESTAR, LIBRO 8

RELATO 18. AFECTIVISTA -Carta a las Lectoras-

“En lugar de esperar lo que está por venir, ¿por qué no hacer su propia vida a medida que avanza? (…) Recuerde, su vida va en la dirección de los pensamientos que tiene en su mente y en las palabras que deja salir de su boca. (…) Entonces, ¿por qué no hacer su vida mientras avanza?”

Rick Tamlyn

-El Juego de Su Vida-

Apreciada Lectora:

Por lo que me he podido dar cuenta, la mayoría de personas que leen las palabras que comparto son mujeres. Por eso les quiero hablar a ellas, te quiero hablar a ti, amable y generosa lectora. También hay lectores que se pasan por estos lares y me hacen saber su presencia, como Rodolfo y Yuri, dos buenos amigos.

Quiero que fluyan las palabras desde mi corazón hacia arriba, hacia mi conciencia, deseo hablarte a conciencia.

Veo muchos rostros conocidos mientras plasmo estas líneas. Se me aparece Rita por ejemplo, una entusiasta lectora.

Imagino a varias de ustedes conectándose con estas letras provenientes de un loco quijote, que cree que es posible luchar con denuedo para que algún día en el Sistema Educativo se enseñé y practique conscientemente la Afectividad.

Es vital para la vida adulta comprender lo que significa la práctica de la Afectividad. Entre más temprano empiece este proceso mucho mejor.

Aprender y practicar la Afectividad es una tarea pendiente para toda la Comunidad Educativa, no solo para nuestros alumnos e hijos, “Alumhijos” como suele decir José Antonio Marina,  sino y fundamentalmente para las Neuronas Espejo, nosotros;, profesores, padres y madres de familia. Nosotros somos las Neuronas Espejo de nuestros hijos, somos nosotros, con nuestro temperamento y nuestro carácter los que damos forma a la Afectividad de nuestros hijos.

Tengo la sospecha de que el Sistema Educativo representado en los colegios públicos y privados no es todavía muy consciente de esta evidente verdad. El entorno familiar, el entorno social, el entorno escolar, configura nuestra Afectividad. Es decir, y en pocas palabras, la capacidad de vincularnos afectiva y efectivamente con los otros y con nosotros mismos.

Cuando esta capacidad no se fortalece a través de la formación y el entrenamiento consciente, el precio que se paga en la adultez, que es para donde van nuestros hijos y donde ya estamos nosotros, es bastante alto.

El amor y el trabajo son los desafíos de la adultez, y estos dependen de una Afectividad bien desarrollada y fortalecida.

Cuando no se da así, la soledad, la depresión y en no pocos casos, el suicidio son destinos cantados.

Lo sé porque lo he vivido, en carne propia y en las muchas historias que he escuchado en los 14 años que llevo prestando mis servicios como Psicólogo.

Amar y Trabajar son las grandes tareas de la adultez y por eso es urgente que la Afectividad sea parte de la cultura educativa.

¿Me ayudarías con esta causa?

Ser Afectivista es ser un activista de la Afectividad, de su enseñanza y su práctica.

No es un capricho personal, no es una moda, de hecho, como bien lo sostiene Miguel De Zubiria, “Todos venimos de una estrategia basada en la afectividad, fue nuestra,… única tabla de salvación.”

En una época de tanta crisis social, familiar y personal, en tiempos de tanta soledad, depresión y suicidio, de tantas adicciones y evasiones de la realidad, es urgente, repito, prestarle atención a lo realmente importante, al afecto, a la Afectividad.

No me canso de repetir esas bellas palabras que alguna vez le escuché a Luz Adriana:

“La Afectividad es el motor de la existencia”

Te invito a esta Causa, hagámosle saber al Sistema Educativo que necesitamos Afectividad, necesitamos educar el corazón. Muchas gracias por leer estas palabras, espero que nos podamos conectar alrededor de esta Causa en común, es vital para nuestro presente como adultos y para el futuro de nuestros hijos.

 

DE VIAJE HACIA EL BIENESTAR, LIBRO 8

RELATO 17. ¿TRABAJAR PARA QUÉ? -Carta a un Amigo-

CON RODOLFO EN RESTAURANTE

Muy apreciado amigo Rodolfo:

¿Te has hecho esta pregunta alguna vez?

¿Trabajar para qué?

¿Para ganar dinero?

¿Para comprar cosas?

¿Trabajar para qué?

Quiero creer que se puede trabajar para GANAR VINCULOS.

No creo que el trabajo solo sea para ganar dinero, si esto es así, entonces Miguel tiene razón, el trabajo que viene de “Tripalium” es una tortura y por ende trabajar resultaría de esclavos.

Trabajar para ganar vínculos, así como lo hacían nuestros antepasados, los cazadores-recolectores, para quienes era apenas natural ganar vínculos, pues de ello dependía su supervivencia, no de un salario, sino de la cantidad y calidad de sus vínculos. Ahí sí, trabajar deja de ser una tortura y se convierte en un grato placer, en una fuente de inmensa satisfacción.

Por todo, mi querido amigo, ambos sabemos que los vínculos afectivos son el mayor tesoro de la vida, como bien lo escuché de Luz Adriana alguna vez: “la afectividad es el motor de la existencia.”

Te cuento que leyendo un libro poderoso me encontré con estas palabras de un tal Immanuel Kant:

“No trates a los demás como si fueran medios para alcanzar determinados fines, sino como fines en sí mismos.”

¿Qué tal ah?

Justo lo que hemos venido hablando en los últimos días compa; los vínculos como fines en sí mismos.

El día que te escuché decir esas palabras de Kant se conectaron muchas neuronas en mí. Empecé a sentir que no es descabellada la idea de trabajar para ganar vínculos y como todo trabajo que se aprecie, el cultivo de vínculos requiere esfuerzo, compromiso y mucha paciencia.

Llegan a mi conciencia unas palabras de Miguel sembradas en un bello libro que estoy redescubriendo:

“Todos venimos de una estrategia basada en la afectividad, fue nuestra,… única tabla de salvación.”

Pues sí, parece mi estimado amigo que Ganar Vínculos es lo único que nos libera de la pobreza en todas sus dimensiones, son los vínculos la primera condición de Bienestar. ¿No fueron los vínculos los que te salvaron en tu más reciente crisis?

Debo confesarte y reconocerme al mismo tiempo, que yo no he sido muy buen cultivador de vínculos, hábil para iniciar, sí, pero incompetente para profundizar. Por eso valoro tanto el vínculo contigo, bien lo sabes que en realidad eres mi primer amigo de la adultez. Y que bueno, porque este primer amigo ha sido como una Neurona Espejo para mi aprendizaje.

Entonces amigo Rodolfo, volviendo al principio:

¿Trabajar para qué?

Lo tengo claro, trabajar para Ganar Vínculos, ya no tengo ninguna duda, los vínculos son la mayor riqueza, y esto no es solo poesía, es un asunto de supervivencia; solo bien vinculados podremos crecer y pararnos con firmeza en la adultez.

Muchas gracias Rodolfillo por ser uno de mis vínculos y por mostrarme en la acción el inmenso valor de la amistad. Afortunado soy.

Me siento tentado a terminar esta carta para ti con una palabra:

Servir.

Servir es la mejor manera de Ganar Vínculos.

El acto de servir en sí mismo ya es una gran fuente de felicidad que lo libera a uno de la expectativa de la reciprocidad. Y la razón es muy sencilla. Me he dado cuenta que cuando se pone la actitud de servicio en acción, el cerebro lo recompensa a uno con sustancias bioquímicas que le producen mucha alegría, y esto hace que las demás actividades que uno lleva a cabo queden impregnadas con esta energía. Así lo experimenté la semana pasada con un par de colegas y de ahí surgió el entusiasmo por ejemplo para volver a escribirle a Miguel y para emprender el proyecto del Psicólogo Amigo en Transmilenio. En otras palabras, servir nos da energía emocional para vivir.

En fin, es mucho lo que hay para conversar al respecto, ya tendremos tiempo en nuestros encuentros de Afectivistas.

Un fuerte abrazo compa.

Espero que esa nueva experiencia laboral que estás viviendo sea fuente de muchos vínculos, y que a finales de esta temporada podamos hacer un buen balance de lo vivido y aprendido.

Con sincero aprecio.

Ándrez Paz.

ANDREZ PAZ

RELATO 16. GANAR VÍNCULOS -CARTA A MIGUEL DE ZUBIRIA-

“Enfócate en ganar vínculos, no solo en ganar dinero, porque si ganas vínculos, el dinero llegará naturalmente a ti. La clave maestra es una sola: SERVIR.”

Tiempos de Pan

-Ándrez Paz-

 “Pero pronto no bastó el nexo con la madre. Necesitaron más y más VINCULOS. La razón aparece de inmediato. Cada nuevo nexo tejido con otro nuevo miembro de la manada le entregaba un sistema nervioso complementario, funcionando en paralelo. ¡Gran cosa! ¿A cambio de qué? De muy poco: AFECTO. O retribuirle con su propio sistema nervioso al colega o familiar los favores recibidos: tú me ayudas, yo te ayudo. ¡Genial idea! Todos venimos de una estrategia basada en la afectividad, fue nuestra,… única tabla de salvación.”

Psicología de la Felicidad

-Miguel De Zubiria Samper-

“La palabra es un instrumento poderoso por ser la mejor herramienta de expresión comunicativa del espíritu. Cada uno de estos pensadores busca nuevas palabras para designar nuevos puntos de vistas para estudiar la mente y el espíritu humano, con la intención de resaltar la importancia del espíritu por sobre todos los otros conceptos culturales del hombre. Es como reeditar lo que Buda y Cristo intentaron desde otras épocas y en otros contextos históricos y culturales. Es decir, se recupera nuevamente el sentido realista del concepto espíritu; y la humanidad, o al menos una parte de ella, tiende a reencontrarse con la verdadera esencia del hombre para procurar su perfeccionamiento.”

Antonio Paolasso

 

Muy apreciado Miguel:

Hace rato que no te escribo una carta, la última data de finales de diciembre de 2014, en ella te daba cuenta de mi naufragio existencial en el mundo 1) hogar (pareja y paternidad) y de mis búsquedas en el mundo del trabajo. Fue tan dura y franca tu respuesta, que tuvieron que pasar tres años para atreverme a volverte a escribir.

¿Qué ha pasado desde entonces?

Mucho, ha pasado mucho mi querido Miguel.

Estoy devolviendo el casette, y experimento muchas emociones, al mismo tiempo, estoy tomando conciencia de algunos aspectos que desconocía de mí mismo, y cuando leo tu carta me da la sensación de estarme conociendo un poco más. Siempre resulta un gran beneficio ser observado por alguien a quien le encanta observar la vida. Todo un maestro en este campo.

Ahora que lo evoco, respiro profundo y digo:

Ufff, que duro fue ese momento.

Lo primero que destaco es una cualidad que siempre me ha acompañado: el optimismo, no obstante la cruda realidad de aquel entonces, aún me conservaba optimista, no me sentía derrotado como tú lo creías, en el fondo sentía que estaba atravesando por una dura prueba y aunque frágil emocionalmente, tenía la convicción de que la iba a superar. Ahora que lo reflexiono, a lo mejor una de las razones por las cuales no te volví a escribir fue porque no me identificaba con esa imagen derrotista que veías en mí, por pura supervivencia no me convenía adherirme a esa imagen.

Vuelvo y suspiro profundo y me doy cuenta que tres hombres salieron a mi auxilio en ese naufragio. Primero fue mi papá Eduardo, quien me abrió las puertas del hogar paterno para empezar a recuperarme de esa circunstancia, tres meses después, con el ánimo quebrantado, el padre Arnoldo Acosta apareció en la escena y me lanzó el salvavidas de un empleo, el 24 de marzo de 2015 me vinculó como psicólogo en el Centro Educativo Amigoniano y un par de meses, apareciste tú con el proyecto del Diplomado en Coaching Afectivo, el cual me dió mucha estructura y me ayudó a llegar hasta final de año.

Con el primer salario me fui a vivir solo, y a finales de ese año, lejos de mis padres y de mis hijos, experimenté la más dura soledad, y así llegué al 2016, el año en el que pude dar comienzo a mi sueño de crear libros y con ese sueño, a la puesta en marcha de una idea que recogí en los cultivos de José Antonio Marina. La idea de la personalidad elegida.

Desde entonces, me di a la tarea de escribir libros, esa fue mi terapia, la terapia narrativa, ya llevo seis, de los cuales ya conoces el primero: Tiempos de Paz, también ya te mostré el segundo: Tiempos de Felicidad, y en los próximos días te haré llegar el tercero: Tiempos de Pan.

El 2017 lo inicie con la resuelta determinación de retornar a la vida con mi Nucleo Familiar. Por eso me fui a vivir a tres cuadras, para tener mi objetivo en la mira, no obstante las dudas, la incertidumbre y los muchos desánimos, nunca perdí la esperanza de una nueva oportunidad. Y así fue. Aterricé de nuevo el 1 de octubre del año pasado. Desde entonces, estoy viviendo otra vez con el Nucleo Familiar del cual soy parte. No sé exactamente qué tipo de vínculo es, pero hemos logrado configurar con Luz Adriana, un vinculo en el que somos compañeros, amigos, socios y familia. No amantes, ni novios, ni mucho menos esposos. Esto es lo más funcional que hemos podido crear en los 12 años que llevamos caminando juntos.

En aquella carta que me enviaste en el ocaso del 2014 decías:

“Me parece que gran parte de la responsabilidad de todo se sitúa tu mundo del trabajo. No has logrado darle cuerpo a UN proyecto o servicio al que le apuestes todo, que llene una demanda efectiva de las personas, fructifique y te llene de satisfacciones humanas y materiales.”

Tenías toda la razón, en aquel tiempo lejos estaba todavía de configurar una propuesta laboral, faltaba aún mucho autoconocimiento y más  conciencia de cual era mi papel como profesional de la psicología, pero más aún, de cual era mi misión como ser humano.

Estamos transitando ya por el 2018, vamos por la séptima semana, y me he dado cuenta que trabajar en el campo de la psicología no solo requiere estudiar, sino y sobre todo, estudiarse. Mi experiencia propia me ha llevado a concluir que para hacer psicología hay que partir de la propia vida, porque de no ser así, se corre el riesgo de quedarse solo en teoría y como bien lo aprendí de ti, una teoría sin practica es infértil. No da frutos, se queda en la mera especulación ideológica, convertidos en psicólogos de cartón que no aplican lo aprendido en sus propias vidas.

Querido Miguel, bien sabes tú que la psicología es una pasión, yo soy un apasionado de la psicología. La vivo intensamente cada día. Estoy consagrado a Ella. Más que un trabajo, para mi es una vocación, un estilo de vida, una forma de ser y estar en esta vida, no es solo una fuente de ingresos, sino una forma de caminar por la existencia. Junto con mi Núcleo Familiar, la psicología es vital para mí.

Dices tú que en “el capitalismo tienes que trabajar para vivir y para amar; no hay de otra.” Yo creo que en la vida hay que trabajar para servir y solo sirviendo podremos verdaderamente amar.

En mis constantes y numerosos ejercicios de autoconocimiento, descubrí que definitivamente mi trabajo es servir. Alguien que a partir de su propia experiencia de vida esta para escuchar empáticamente, orientar asertivamente y ayudar oportunamente.

¿A quién?

A individuos con crisis de identidad como la que viví yo, a parejas con conflictos como los que viví yo, a núcleos familiares disfuncionales como del que provengo yo.

Mi temperamento y mi carácter no me da para emplearme como psicólogo, la prueba de ello es que en los 12 años que llevo ya de profesional, solo he tenido tres empleos: uno como Orientador Escolar, otro como “burócrata” en la Secretaria de Salud, y el último como psicólogo de menores delincuentes. De resto, primero de forma muy inconsciente y ahora más conscientemente, lo que estoy emprendiendo es la creación de mi propia empresa.

La verdad Miguel, para mí, la vida es una empresa.

Yo vivo la vida como una empresa.

La Empresa de la Vida.

Y como toda empresa, la mía también tiene su nombre.

Mi empresa es Ándrez Paz, así le llamo a la personalidad que elegí para encarnar por el resto de mis días, para convertirme en un adulto hecho y derecho, en el trabajo y en el amor.

Así las cosas, mi querido maestro Miguel, esta empresa llamada Ándrez Paz tiene una única meta:

GANAR VINCULOS.

Incrementar mi capital afectivo.

Te escucho en estos momentos hablándome por otra frecuencia, veo un libro amarillo, con la portada de Georgi,“Psicología de la Felicidad”:

“Valió y vale mucho establecer o restablecer vínculos, pues esos ojos y oídos extras garantizan a futuro adquirir alimentos, techo, bebidas, además sirven como defensa, compañía y apoyo. Se gana demasiado con ellos. Su valor de supervivencia fue y es inmenso; una cuestión psicológica de vida o de muerte. Los vínculos interpersonales añadieron y añaden supervivencia… (…) Ya entendemos por qué la mente evalúa de continuo la cantidad y calidad de sus vínculos interpersonales. Ellos son sus tentáculos, su buen estado augura buen porvenir, más que el alimento, la bebida o la sexualidad (…) los vínculos son la necesidad primaria por excelencia de todo homínido.

Leyendo y releyendo tu carta, resuenan en mi mente estas palabras:

“Algún día tendrás que resolver este tremendo acertijo; mientras tanto siempre estarás comenzando. Tienes todas las capacidades, todos los conocimientos. Solo te faltan unos cuantos engranajes esenciales, que tendrías que encontrar en otro(s) u otra(s). Solo tú no puedes, ni yo, ni casi nadie. Al contrario no saldrás de este insatisfactorio extenso retorno al punto de partida laboral,… y por ende afectivo. Mientras el tiempo pasa.”

Ganar Vínculos, “más que por un capricho humanista y romántico, porque durante siete millones de años dependimos de otros, de saber que contábamos con otros ojos y oídos despiertos y corazones prestos a ayudarnos.”.

Tienes razón Miguel, parece que 10 años después, esa bella semilla del concepto de Afectividad está floreciendo en mí.

Ganar Vínculos.

Querido Miguel, mediante esta carta simple y llanamente quería contarte que me hice consciente de mi trabajo.

Trabajo para Servir.

Sirviendo gano vínculos.

La estrategia que estoy desarrollando es Relatar, el Storytelling me mostró el camino, relatando se prospecta, es decir, se conecta con potenciales vínculos que se identifican con los relatos, una vez conectados, con el nuevo vínculo se pueden llevar a cabo actividades de entrenamiento afectivo, investigación y cooperación para tener un mejor desempeño en esos dos juegos vitales de la adultez:

El Amor y el Trabajo. Y no solo estas dos áreas, como bien tú lo sabes, sino también la vida intelectual, proyectiva, intrapersonal y la más vital de todas: La Amistad.

Estoy pensando mucho en los psicólogos, pero más aún en las psicólogas, creo que para ellas puede ser muy útil un Psicólogo Amigo. Alguien que trabaje con ellas desde la Psicología Afectiva, desde la teoría, pero especialmente en la práctica.

Practicando la Afectividad, de esta manera puede uno ganar vínculos.

¿Verdad que si Miguel?

Por eso quiero servirle a mis colegas, estar a su completa disposición, ser un vínculo suyo, fortalecer afectivamente su sistema nervioso con mi amistad y la de mis amigos.

Y hablando de amigos, te cuento que el pasado viernes tuvimos un encuentro de “Afectivistas” con mi primer amigo de la adultez, Rodolfo López, creo que esta carta para ti esta inspirada en ese encuentro pues me pusieron al tanto de las últimos avances de Psicología Afectiva. Que bien maestro Miguel, vamos bien.

Muchas gracias por esa mentoria que muy generosamente me has brindado. Pienso en los talleres artesanos medievales y me siento así en esta interacción contigo, en estos 10 años has sido más que un maestro, todo un padre. Gracias por eso Miguel.

Eres un gran Vínculo Afectivo para mí.

Tu aprecio es un gran tesoro.

El chamán de la Tribu.

Jejejejeejejeje.

Con mucho aprecio, la foto que acompaña este relato fue la de nuestro más reciente encuentro luego de meses de silencio.

Aquí estamos maestro, afinando la vida para esta temporada de vida.

Un fuerte abrazo.

Andrés.

Hacemos buena pareja intelectual mi querido Miguel.

ANDREZ PAZ, DE VIAJE HACIA EL BIENESTAR, LIBRO 8

15. EL YO ELEGIDO

 

“Yo elijo que quiero en mi vida”

-Patricia Castañeda Paz-

“Enfócate en ganar vínculos, no solo en ganar dinero, porque si ganas vínculos, el dinero llegará naturalmente a ti. La clave maestra es una sola: SERVIR.”

-Ándrez Paz-

“Todo inicio necesita por lo menos tres actitudes: Esperanza, Confianza y Disposición al trabajo. No puedes iniciar ningún proyecto creyendo que vas a fracasar, ni puedes dejar que el pesimismo sea el motor que te mueva a actuar en tu vida diaria. Para empezar un nuevo día, mes, o cualquier proyecto, es necesario tener la esperanza de que todo va a ser mucho mejor de como venía siendo.”

-Alberto Linero-

“Si uno es indiferente a los problemas de los demás, los demás serán indiferentes a los problemas de uno.”

Swami Paramadvaiti 

“Recuerda siempre que tu identidad es una identidad compartida, y que en eso reside Su realidad.”

UCDM

 

EL YO ELEGIDO

Estoy creando una vida, la mía, no sé qué tan bien lo esté haciendo, lo cierto es que me levanto cada día con este proyecto en mente que me mueve el corazón.

¿QUÉ VIDA QUIERO?

Quiero una vida con Bienestar.

Es lo primero que a mi conciencia llega:

Bienestar.

Deseo fervorosamente una vida con Bienestar.

Nacen estas palabras en el centro de operaciones de nuestra Fundación; Luz Adriana guarda silencio, reflexiona, de vez en cuando mira a su compañero, quien mientras tanto, plasma estas palabras con la esperanza de cultivar memoria. Sé que volveré por estas líneas y encontraré más respuestas a la pregunta:

¿QUÉ VIDA QUIERO?

Quiero una vida con Bienestar en todas las áreas de la existencia. TODAS. Pase lo que pase, y haga pasar lo que haga pasar, lo que deseo con todas las fuerzas de mi Ser Consciente es una vida con Bienestar.

La quiero para mí.

Y como anhelo tanto que esto sea asi, entonces hago un alto en el camino, respiro profundo y digo para ti:

Mi meta es tu Bienestar.

Si tu creces, yo crezco.

Si tu estas bien, yo estoy mejor.

Ya me di cuenta que la única manera de experimentar este Bienestar que quiero es Sirviendo.

Servir es clave.

Ya lo capté.

Casi que no florece esta semilla sembrada hace tantos años en mi inconsciente.

Servir. Si, ya lo capté.

Servirte a ti.

A ti.

El Bienestar que deseo será una realidad en mí, si te sirvo a ti.

Ganamos los dos.

Ganas tú y gano yo.

Es una Ley del Bienestar.

Ganar-Ganar.

Vivimos tiempos exigentes y desafiantes para nuestras mentes y nuestros espíritus, gracias a Internet vamos a una gran velocidad, el tiempo, al menos para mí, está pasando muy rápido, como si los años de hoy, fueran más cortos que los años de ayer, por esta razón es vital conectarse con el Bienestar.

Hay que estar bien para poder movernos con lucidez por estos tiempos ultramodernos como diría el gran Filósofo José Antonio Marina. “De una vez te las canto”, como dirían mis parceros; yo admiro la obra de este intelectual español. JAM, puras siglas de súper héroe.

José Antonio Marina ha creado una obra muy profunda además de bella, alguna vez interactuamos, le causo curiosidad mi experiencia pedagógica en Transmilenio. El caso es que el trabajo de este hombre es muy valioso y día a día está muy presente en mis constantes lecturas y reflexiones.

Los conceptos que JAM ha desarrollado y la lucidez con la que procesa la información de los campos que ha cultivado, -de la neurociencia a la ética, como él mismo lo dice- son muy útiles y relevantes en mi trabajo como Psicólogo Amigo.

¿PSICOLOGO AMIGO?

Jejejeejej, estoy muy contento.

Psicólogo Amigo.

Me parece muy bonito.

Llega a mi mente una foto del Padre Arnoldo Acosta con el Maestro Miguel De Zubiria.

Y luego sube a mi conciencia este pensamiento:

“La vida no tiene sentido, a la vida hay que darle sentido.”

Por eso escribo y plasmo estas palabras que ahora tú estás leyendo (me encantaría conocerte), porque escribiendo le doy sentido a mi vida, es decir, con la escritura proceso las experiencias que significan algo para mi subsistencia, crecimiento y trascendencia.

Yo creo que me hice psicólogo gracias a las experiencias vividas con mi papá Eduardo, especialmente en los primeros 12 años de mi vida. Y creo que el tipo de psicólogo que soy está muy influenciado por los años que viví la experiencia amigoniana internado en los programas de la Congregación de Religiosos Terciarios Capuchinos, particularmente entre los 13 y los 16 años, cuando el rector de la Linda el padre Arnoldo Acosta. Y soy un Psicólogo Amigo por los 10 años llevo que llevo interactuando con el concepto de Psicología Afectiva, y con su creador, el maestro Miguel de Zubiria, lo cual hizo que me convirtiera en un entusiasta divulgador de la Afectividad.

Y llega a mi mente la foto donde están los tres, aquel 7 de diciembre de 2015. Un día único en mi vida. Como un milagro ver juntos a  esos tres seres que han marcado mi destino.

Hoy es 8 de febrero, mi hermana Viviana ha llegado al nivel 33 del Juego de Su Vida. Celebro este día y plasmo estas palabras como evidencia de que te tuve en mente hermanita querida. Tú eres la del medio, por eso siento que eres la conciencia del Nucleo Familiar del cual provenimos. ¿No ha sido fácil, verdad? Pero estamos vivos hermanita, somos sobrevivientes. Dos canciones me llegaron en este instante gracias a ti:

“Sin Ver Ni Oír”

“Mi Amigo Está En Casa”

Que mensajes hermanita, muchas gracias por esas dosis de conciencia, de polo a tierra.

La imagen que acompaña este relato es como una presentación que he hecho para aquellas personas que estén interesadas en darme la oportunidad de ser su Psicólogo Amigo, de que me elijas como tu psicólogo, para que trabajemos juntos, para que nos entrenemos afectivamente. Para que nos ayudemos en la Formación y Sanación de nuestros Núcleos Familiares.

Esa imagen es como el resumen de mi hoja de vida. Con esas palabras sintetizo lo que soy y elegí ser.

El 15 de noviembre del año pasado, en el relato 2 de este seria me preguntaba:

¿QUÉ HACER PARA EVOLUCIONAR DE LA POBREZA HACIA EL BIENESTAR?

Y en el mismo me respondía:

“Crear, creo que el viaje de la pobreza hacia el bienestar se hace creando.“

Han pasado 11 semanas desde entonces y trece relatos después me doy cuenta que lo hay que crear es una personalidad elegida.

Pues bien, esta es la mía, te la presento.

No ha surgido de la noche a la mañana, llevo años ya practicando el Autoconocimiento que me trajo a este punto, 25 diría yo, haciendo este viaje que empezó en realidad cuando salí de casa a los 12 años.

Hoy tengo 37 y estoy listo para vivir estas palabras:

“Sirve a los demás.

Mahatma Gandhi una vez dijo que “la mejor manera de encontrarte a ti mismo es perderte en el servicio hacia los demás.” La introspección y no alcanzar a los demás puede causar que te alejes de la gente. Servir a otras personas y a la comunidad es la mejor manera de encontrar el propósito y el sentido del lugar en el mundo. Cuando veas lo dura que puede ser la vida de las personas más necesitadas que tú, puede ser una llamada para que despiertes y pongas en perspectiva tus preocupaciones. Te ayudará a ver qué has tenido oportunidades durante tu vida. Descubrirás lo que realmente importa. Pruébalo. Te gustará.”

Este es mi Yo Elegido.

Y quien mejor que José Antonio Marina para ir concluyendo este relato que hoy te comparto:

“Somos seres impulsados a vivir, a actuar, a enfrentarnos con la realidad. Pero no estamos movidos solo por impulsos y por objetivos fijados biológicamente, sino también por metas que conscientemente nos proponemos y con las que nos seducimos desde lejos, con mayor o menor fortuna.”

El 26 de julio de 2016, escribía en el día 17 de Tiempos de Pan:

“El amor que más necesito experimentar es el amor familiar.”

Desde el 1 de octubre de 2017 lo estoy experimentando de nuevo, y por eso estoy tan inspirado creando. Porque estoy compartiendo la vida con mi Nucleo Familiar.

Hoy justamente me llegaron estas palabras:

“Se camina hacia la funcionalidad familiar, o se continua en la disfuncionalidad, tú eliges, consciente o inconscientemente, tú eliges.”

Y me quedo con este mensaje que a través del amigo Yuri me llegó:

“No tenga miedo de luchar. Recuerde sus convicciones y su origen.”

-YU-

I Ching 16

 

ANDREZ PAZ, SERVICIO DE PSICOLOGIA DE PAREJA, Servidor

SERVICIO DE PSICOLOGÍA AFECTIVA DE PAREJA

“Como él mismo fue probado por medio del sufrimiento, puede ahora ayudar a los que están sometidos a la prueba.”

EL AMOR

“El amor es el cuidado directo, calmado, tranquilo y profundo de las cosas que tienen significación personal.

“Es similar a una pirámide; tiene por base el amor a la naturaleza y de manera más general al universo.

“Tiene por apoyo el amor a sí mismo, la autoestima, la autoconcepción, y la capacidad de gozar la propia compañía en la soledad.

“Se expande por el amor a la gente que nos rodea y culmina con el afecto por la pareja. Debe tener las mismas características de cuidado, admiración y respeto del sentimiento hacia el universo.

“Si entendemos la fuerza que nos da el afecto hacia el universo, hacia nosotros mismos y hacia quienes nos rodean, nuestra capacidad de amar irá creciendo gradualmente produciendo inmensos beneficios.

“El amor a nosotros mismos nos abre las puertas al tesoro de nuestra inteligencia, de nuestra voluntad, de nuestra relación con el universo.

“El amor a la gente nos abre la puerta a su colaboración y al progreso.

“El amor a la naturaleza nos abre la puerta a la alegría de su fuerza.

“Como el cultivo de la inteligencia lleva a la comprensión y al dominio de la naturaleza, EL DESARROLLO Y LA EDUCACIÓN DEL AFECTO hacen posible la relación exitosa con nosotros mismos, con quienes nos rodean y con la naturaleza.

“El verdadero crecimiento humano está ligado al desarrollo de la capacidad de sentir y expresar afecto.

“El avance en el trabajo se da cuando se hacen las cosas con amor.

“El trabajo inspirado es el que se hace con alegría, con afecto y le permite a las personas individualizarse, distinguirse y hacerse insustituibles.

“El afecto debe ser como el ambiente natural de nuestro pensamiento.

“El amor es la vida.”

FUNDAMENTO

“De acuerdo con los psicólogos, la persona se caracteriza por su capacidad de amar y trabajar armónicamente. Por esto la psicología se ha dedicado en medida muy considerable a educar el afecto.

“En la pedagogía y en la psicología modernas se hace énfasis en el balance que debe existir entre dos grandes aspectos: lo intelectual y lo afectivo. Esto significa que el hombre tiene dos grandes áreas en su comportamiento que son igualmente importantes. La idea del amor se refiere al área afectiva, de nada vale tener brillante ideas sino no tiene afecto y cariño por ellas.

“De nada vale hacer cosas si no hay una identificación afectiva con ellas.

“Sigmund Freud definió alguna vez a la persona normal como aquella que “ama y trabaja”.

FUENTE

COMO MANEJAR LA LIBERTAD

-Julio Ponce de León-

-Carlos Lemoine-

 

ANDREZ PAZ, DE VIAJE HACIA EL BIENESTAR, LIBRO 8

14. 12 AÑOS; UNA FAMILIA Y UNA CAUSA EN COMÚN…

“Hay que renovar ideas con respecto al amor”

Papisa-Sol

Tara

“El trabajo de un hombre o mujer le permite supervivir. El de dos crea riqueza.”

Miguel de Zubiria

“Fuerzas que tiran en direcciones opuestas son equilibradas a través de un adecuado manejo de la voluntad. (…) Necesidad de un flujo de sentimientos en las relaciones, con un importante potencial de armonía y cooperación.”

Arcano 14

-La Templanza-

Son las 8pm. Hoy es 28 de enero de 2018. No quiero que termine el día sin plasmar estas palabras. Lo hago para conmemorar el día en que la casualidad trajo a mi vida a esta mujer. Y me siento satisfecho, no me lo puedo negar. La verdad es que me alegra por mí, que doce años después aún sigamos compartiendo la vida. No como muchos se imaginan, estos no son tiempos de eros sino de ágape, de compartir, de vivir y convivir en familia. De seguir soñando, de seguir creyendo que podemos ser un Núcleo Familiar Unido y Funcional. De creer que se pueden romper las cadenas de la violencia, de no repetir la historia sino más bien de crear una nueva.

Nos estamos viendo por segunda vez Juego de Tronos, una joya psicológica, hoy vimos una batalla épica entre  Ramsey y Jhon Snow, disfrutamos mucho de esta serie, al lado de Patico. La verdad yo siento que vivo como en una fraternidad, recuerdo que en mis años de adolescente, cuando vivía en un internado en Manizales, llegué a pensar que podía ser un Terciario Capuchino o un monje consagrado al estudio y la contemplación, alejado de las “tentaciones de la carne” jejejeje. Pero ese no era mi destino, el mío era amar a una mujer y con ella armar un Núcleo Familiar.

La foto que acompaña este relato es de esa época, del 2006, estábamos en plena juventud, gozando de sus mieles, 23 años tenía Luz Adriana y yo 25. Ha tiempos aquellos.

Llevamos 12 años viajando juntos, y pasamos de pareja a compañeros, amigos, socios y familia.

12 años han pasado ya, muchas emociones, muchas palabras, muchos ires y venires, mucha hiel también. Ahora que lo miro a la distancia, me doy cuenta que todo lo vivido no han sido más que pruebas, todo un aprendizaje de la maestra vida.

No imaginábamos en aquel momento que teníamos un destino en común, casualmente, hoy me encontré con las siguientes palabras en la lectura de Tiempos de Pan, el libro que en los próximos días voy a publicar:

“Tenemos el más grande proyecto en común que pueden emprender un hombre y una mujer:

La crianza de dos hijos.

Nuestros hijos.

Nuestras responsabilidades.

Nuestras oportunidades para crear.

Para conocer en esta vida la adultez.

Para trascender nuestro ego.

Para construir comunidad.

Si uno logra crear una comunidad familiar es capaz de darle vida a una comunidad social.

La comunión familiar es la mejor estrategia para la atracción del pan.

Donde hay unidad familiar hay pan.

Pan no solo para sobrevivir, sino también para crecer y trascender”.

Al respecto hay palabras que son muy claras:

“Si un reino está dividido en bandos opuestos, no puede subsistir. Una familia dividida tampoco puede subsistir.”

Yo provengo de un Núcleo Familiar muy disfuncional y dividido, esa realidad me persiguió hasta mi adultez, a tal punto que un día me hice consciente que era intelectualmente adulto pero emocionalmente niño, ahí comprendí la raíz de todos los conflictos que tuvimos con Luz Adriana, eso me permitió ser consciente del por qué fue necesario finalizar la relación de pareja, tomar distancia mutua y emprender un proceso de autoconocimiento que nos mostrara a cada uno el camino a seguir.

Luz Adriana transformó todo su dolor en una Fundación consagrada a la Formación Afectiva y yo me dediqué a explorar mi potencial, a tratar de identificar para que era realmente bueno, y en esa búsqueda me hice consciente de mi profundo amor por las palabras y el cultivo de vínculos afectivos.

Justamente este tema de la Afectividad es nuestra causa en común.

Nos une el amor por nuestros hijos y por la Afectividad.

Mi deseo es que Orianna y Dante crezcan en un Núcleo Familiar Unido y Funcional. Es decir, que la maternidad y la paternidad esté presente en sus vidas. Que no tengan que perder el tiempo tratando de sanar sus raíces, sino que puedan descubrir sus dones y talentos, crecer, desplegar su potencial y ponerlo al servicio de la sociedad.

Creo que esta  meta familiar es el vehículo para mi crecimiento afectivo. Vuelvo a escuchar las palabras de Jodorowsky diciéndome:

“Encontrarse, ser adulto, es descubrir lo divino que hay en nosotros, liberándolo de los estorbos emocionales, mentales y sexuales que constituyen el ego individual.”

Esto es lo que he hecho durante todo esto tiempo, luchar para liberarme de esos estorbos, trabajar para trascender mi ego, enfocarme en el desarrollo de mi potencial para ponerlo al servicio del bienestar de mi Núcleo Familiar, aceptando que hay muchas formas de emprender familia, no solo la convencional del hombre como la cabeza del hogar y la mujer como su ayuda idónea, sino también, como la que hoy estamos viviendo con Luz Adriana; compartiendo espacio, libres del yugo, y comprometidos con nuestra tarea familiar y social.

Así como todo lo que ha pasado es aprendizaje, todo lo que pase de aquí en adelante es ganancia.

¿Cómo no va a ser ganancia estar compartiendo de nuevo tu vida con el Núcleo Familiar del cual eres parte?

Sigo caminando, ya sé que se hace camino al andar, y en esta segunda parte del viaje hacia el bienestar en el que ando, me están llegando sensaciones de abundancia, siento que al estar compartiendo la vida con los seres que amo, los recursos que requerimos para nuestra subsistencia están al alcance de la mano.

Casualmente, esta mañana me encontré con otro mensaje sembrado en Tiempos de Pan:

“Si uno se consagra al servicio de la familia y de la sociedad en la que vive, no tendrá que trabajar más, solo servir y vivir.

Vivir sirviendo.

Cumpliendo nuestra función; familiar y social.”

ANDREZ PAZ

CONFERENCIA TIEMPOS DE PAZ

De acuerdo con la tradición Católica, San José es el patrono de la Familia. Casualmente, este año 2018 empecé la temporada de Conferencias en el Colegio San José, gracias a la gentil referencia de mi colega Marlene Herrera.

Es mi deseo llegar con esta Conferencia a la mayor cantidad de colegios posible. Estoy completamente convencido que hay que apostarle a la AFECTIVIDAD en las Instituciones Educativas, no solo como una cátedra, sino como una cultura en la que estudiantes, docentes y padres de familia aprendamos a cultivar la mayor riqueza del ser humano: LOS VÍNCULOS.

¿Habrá riqueza más importante en esta vida que los vínculos?

Soy un Afectivista y como activista de la Afectividad, estoy empeñado en promover la implementación de Procesos de Formación Afectiva en los que sea posible aprender a vincularse con los otros, a crear conexiones emocionales que nos permitan experimentar el poder de la Empatía y la magia de la Asertividad.

Creo que la Empatía y la Asertividad, son las habilidades cruciales para hacerle frente a la desunión y la disfuncionalidad familiar.

Lo esperanzador es que en tanto habilidades, la empatía y la asertividad se pueden entrenar, las herramientas ya están a la mano. Solo se requiere voluntad, conocimiento y práctica, al decir de José Antonio Marina, mucho entrenamiento.

Yo provengo de una familia disfuncional, mucho me costó aceptarlo y comprender la forma en que ese origen ha afectado mi propia vida familiar. Por eso he diseñado esta Conferencia, para compartir mi testimonio de vida y las lecciones que he podido asimilar en la reflexión de esta realidad.

La vida me ha dado una nueva oportunidad con mi Nucleo Familiar, una oportunidad para romper las cadenas y crear una nueva historia. Creo que a esto justamente estamos llamados los padres de familia de esta generación. La construcción de una sociedad en paz empieza con familias en paz. No estamos condenados a la violencia, podemos trascenderla y comprenderla.

Esta es mi contribución como persona y como profesional, creo que es clave llevar este mensaje a las instituciones educativas.

Necesito tu ayuda!!!

Si me puedes conectar con algún colegio, quedaré en deuda contigo, estaré presto a servirte, nuestra Familia y nuestra Fundación te lo agradecerá. Así podemos hacer sociedad.

Es vital hacer tomar conciencia al sistema educativo de la urgente necesidad de que los niños y niñas de esta generación, al igual que sus padres y docentes sean entrenados afectivamente.

La Afectividad es la clave.

Como bien lo dice Luz Adriana, “la Afectividad es el motor de la existencia.”

Casualmente, nos llegó un listado de Colegios con los que debemos contactar, si de casualidad tú tienes alguna conexión con alguno de los siguientes Colegios, nuevamente, te agradecemos tu aporte a esta Causa.

• Colegio Avemaria.
• Instituto San Juan de Dios.
• Colegio Parroquial Adveniat.
• Centro Comercial Madre Elisa Roncallo.
• Colegio Nuestra Señora del Pilar.
• Colegio San Juan Bosco.
• Colegio Madre Paula Montal.
• Fundación de Educación para la Vida.
• Colegio Monseñor Bernardo Sánchez.
• Fundación Gota de Leche.

Plasmo estas palabras el 31 de enero, un día mágico, de superlunas, y afectivamente hermoso, Orianna, el Ser que me inició como papá, llegó a este mundo en un día como hoy.

Hace ya 9 años. Bello día, bello número. Mágico. Y como creo en la magia de la palabra, aquí dejo éstas sembradas en éste día, para que lo que se dice aquí, sea escuchado por todos los poderes del universo que apoyan causas sociales necesarias para la evolución de nuestra sociedad, de una cultura de violencia a una cultura de paz.

Tiempos de Paz.

En nuestras manos está.

Necesito tu ayuda!!!

Ayúdame a compartir esta Conferencia.

ANDREZ PAZ, DE VIAJE HACIA EL BIENESTAR, LIBRO 8

13. STORYTELLER

“Seamos prolíficos en elogios y carentes de adulación. El elogio autentico nace de la convicción del mérito, del talento, o de la virtud ajena que es reconocida por quien elogia.”

Luis Aníbal López

-77 Claves de Asertividad Comunicacional-

“La admiración por las cosas buenas de cada persona permite valorarlas, tener armónicas relaciones con ellas y aprender sus cualidades.”

Julio Ponce de León / Carlos Lemoine Amaya

-Como Manejar la Libertad-

“Luchas que pueden culminar en un triunfo (…) Ha pasado el tiempo de pensar y ha llegado el de hacer (…) Poco dinero, pero constante y suficiente para asegurar la supervivencia y los gastos básicos (…) Los problemas de la pareja no son graves, sino que es aquello que forma su entorno lo que tiene importancia y relevancia (problemas familiares, económicos, etc) (…)  Inteligencia y habilidad para transformar la propia vida, habla de talentos potenciales y habilidades creativas, predice una oleada de energía e intuición como motor para poner en marcha nuevas oportunidades (…) Oportunidad para una nueva vida si se consigue desprenderse de la anterior. El paso a una etapa completamente nueva.”  

Libro del Tarot

-Julia Querol-

Hace un año tuve unas sesiones de interacción terapéutica con Luis Roberto Hernández. Mis colegas de la Universidad Católica de Colombia lo conocen y saben el tipo de ser humano que es. Yo lo admiro mucho y siento por él una profunda gratitud. Gracias a sus generosas palabras y a su capacidad de conexión empática, logré encaminarme hacia mi máxima meta existencial: COMPARTIR LA VIDA CON MI NÚCLEO FAMILIAR.

Lo logramos Luis Roberto!!!, gracias. Gracias de verdad.

Que estas palabras compartidas en el Ágora de los tiempos ultramodernos, llamado redes sociales, queden como evidencia de tu calidad y de tus cualidades. Aprendí por ahí con otro colega nuestro, que la admiración de lo bueno y lo bello es una forma de manejar la libertad. Te admiro por lo que eres y por lo que esa mente brillante y prolífica ha producido. Sin duda que has sido una gran influencia para mí. Me conoces, hemos compartido escenarios de la vida y somos amantes de las palabras.

Miguel de Zubiria, quien ha sido mi mentor durante toda mi carrera como psicólogo, dice que el afecto es más determinante para la supervivencia que el alimento. Y yo le creo. Por eso hace un año empecé ese proceso con Luis Roberto, porque tenía como meta retornar a la vida familiar, sin duda alguna, la mayor fuente de afecto para mí.

Plasmo estas palabras el 26 de enero de 2018, hace dos años exactamente empezó a gestarse Tiempos de Paz, el primer libro que tuve la fortuna de crear; en aquellos días estaba atravesando por una dura prueba existencial, y experimentando la más dura soledad. Vivía en los Alcázares, compartía apartamento con Harold Franco, mi compañero y amigo de infancia en los tiempos del internado en la Escuela de Trabajo la Linda.    

Hoy es un día especial para mí porque celebro el inicio de mi camino como creador de libros, y es curioso que lo haga expresándole gratitud a Luis Roberto, otro creador de libros. Yo estoy convencido que el haber empezado este camino de creación me ayudó a lograr la reconexión con el núcleo familiar del cual soy parte.

Coincide esta celebración con el inicio de la segunda parte de la creación de este libro que he llamado DE VIAJE HACIA EL BIENESTAR. Por eso me remonto al principio, al primer relato con el que empecé este intuitivo viaje. ¿Lo recuerdas?

Una madrugada de noviembre me desperté con unas palabras dando vueltas en mi mente:

“Será mejor que lo cuentes”, “Será mejor que lo cuentes”.

Lo primero que conté fue un reconocimiento de mi realidad material:

“Yo soy un hombre materialmente pobre, esta es mi realidad.”

Por eso me preguntaba:

¿QUÉ HACER PARA EVOLUCIONAR DE LA POBREZA HACIA EL BIENESTAR?

Con esta pregunta en mente continué caminando, tenía la intensión de escribir intensamente todos los días, levantándome a las cuatro de la mañana dizque para recibir la energía creadora de esa hora de la vida. Pero no ha sido así, pareciera ser que los libros tienen su propio ritmo, van surgiendo según como les plazca.

En lo que llevo de este viaje me hice consciente de otras dos riquezas. Primero de mi riqueza afectiva, representada en el hecho de estar viviendo con un grupo, con mi núcleo familiar. Eso hizo que superara esa dolorosa sensación de soledad que me acompañó durante el tiempo que estuve en el exilio afectivo. Por primera vez en mi vida, pude disfrutar de una navidad y fin de año en paz y cerca a los seres que más amo en mi vida: Luz Adriana, Orianna y Dante. ¿No es verdad que estar cerca a la familia que has cocreado es una gran riqueza afectiva?

La segunda riqueza de la que me hice consciente es la riqueza intelectual. Reflejada en el hecho de estar creando libros que me ayudan a conocerme y relacionarme. Me di cuenta que este es el propósito de estos libros, saber qué soy, quién soy, qué quiero y qué hago. Esta es una gran riqueza intelectual, ¿No crees? Además, es un puente para relacionarme con aquellos seres que por alguna u otra razón, entran en contacto con estas palabras y sienten curiosidad por conocer a quien está detrás de estas letras. Esto me encanta, que los libros que creo me lleven a conocer personas es para mí una gran fuente de alegría. Miguel lo sabe muy bien, cada nuevo vinculo es una fuente de felicidad. Más oxitocina, más serotonina, más dopamina, más endorfinas, es la recompensa del cerebro cuando constata que hemos logrado establecer una nueva conexión con otro ser humano. Ayer me quedó muy claro esto luego del encuentro con Rodolfo y Yuri, el vínculo es lo más importante. El vínculo en sí mismo, no como medio, sino como fin. Ser consciente de esto es una gran riqueza, ¿No crees?

Con estas dos grandes riquezas deseo atraer la riqueza material. Ya la estoy sintiendo, hoy tengo $9.600 pesos en mi billetera de Mario Bros, éste es todo mi capital material, pero no estoy pobre. Disfruto de esas dos grandes riquezas; la riqueza afectiva: representada en la cercanía con mi núcleo familiar y ese par de amigos (Rodolfo y Yuri) que son un inmenso tesoro para mí, además de muchos otros vínculos que tengo por ahí listos para ser cultivados; y la riqueza intelectual, de la cual me hice más consciente luego de escuchar a una mujer extraordinaria llamada  Eva que dijo:

“Las palabras son cosas”

¿POR QUÉ EVA SNIJDERS DIRÁ QUE LAS PALABRAS SON COSAS?

Si las palabras son cosas entonces es posible producir palabras reflexionando sobre la relación entre las cosas y las experiencias de la vida. Las experiencias propias y comunes, mutuamente influyentes.

Si las palabras son cosas las puedo conectar y compartirlas en forma de relatos. Con estos relatos practico el Storytelling y doy a conocer mi servicio.

¿Cuál es mi servicio?

¿Qué palabras puedo crear para compartir este servicio que estoy destinado a prestar?

Producir palabras es crear cosas.

Las cosas no son solo tangibles sino también intangibles.

Yo soy un creador de cosas intangibles que le sirven a las personas para descubrir el sentido de su vida.

La esencia es el sentido.

El elixir vital es el sentido, así lo aprendí de Antonio Núñez, el primer ser humano al que escuché hablar sobre Storytelling, me encanta su libro:

SERA MEJOR QUE LO CUENTES.

-Los relatos como herramientas de comunicación-

Eva, una Storyteller, me ayudó a ser consciente de una parte esencial de lo que soy:

Un Storyteller.

Aquella madrugada de noviembre, sin ser consciente de ello, me levanté a dar comienzo a mi camino como Storyteller.

Quizá, en esencia, eso es Luis Roberto, un narrador, que al igual que yo, estudió psicología para intentar comprender un poco los misterios de la naturaleza humana, y que también estudió filología para hallarle el sentido a las palabras, y que no contento con ello estudio también filosofía para preguntarse a lo mejor por la razón de nuestra existencia en este plano de la vida.

En fin, conjeturas para darle sentido a lo que vivo, me gusta mucho como ha quedado este relato, ahora que ya soy consciente de ser un Storyteller, pretendo tejer este libro partiendo de la reflexión de los trece primeros relatos. Y así hasta completar las seis partes de este libro, una cosa que me servirá para conocerme un poco más, pero más importante aún, para relacionarme con aquellos que se conecten con estas palabras.

Ahí nos vemos.

Abracadabra.

ANDREZ PAZ, DE VIAJE HACIA EL BIENESTAR, LIBRO 8

12. SER CONSCIENTE

 

“Ahora mismo, practica el estar presente. Date cuenta cuando estés consciente de que te has salido del “presente”.”

-John Roger-

“El hombre quiere hacerse más consciente de lo que está haciendo, y asumir las riendas de su propia historia.”

Jesús Andrés Vela. S.J

“Individuo que se libera de su egoísmo instintivo para elevarse a lo divino. Iniciación.”

Arcano 12

-El Colgado-

“Ciertamente que la conciencia no es una entidad, sino el hecho vital en el hombre de volverse sobre sí mismo y reflejar de una manera consciente sus actitudes de vida en relación con la realidad (…) La conciencia supone un desdoblamiento sobre el yo “como en relación con el mundo de los otros yos o del mundo objetivo pero de una u otra manera humanizado”. Esto quiere decir que el campo directo de la conciencia son las actitudes propias como relacionales. Y que para la conciencia la realidad es lo histórico y lo humano.”  

Jesús Andrés Vela. S.J

Si uno quiere estar en paz pues tiene que elegir la paz cada día, cultivar la palabra paz hasta que se vuelva un hábito, es decir una acción para cada día.

Elegir, la clave está en elegir.

Yo elijo estar en paz porque creo que éste es el camino para Ser Consciente.

Ser consciente es estar en el presente.

¿Haciendo qué?

Muchas cosas, te sugiero ocho de ellas que yo mismo estoy practicando.

Crear para ser consciente.

Amar para ser consciente.

Soñar para ser consciente.

Trabajar para ser consciente.

Estudiar para ser consciente.

Jugar para ser consciente.

Filosofar para ser consciente.

Cazar y Recolectar para ser consciente.

Habituarse a crear, amar, soñar, trabajar, estudiar, jugar, filosofar, cazar y recolectar para ser consciente.

Cada vez que llevo a cabo alguna de estas actividades estoy en paz y consciente de lo que estoy haciendo con mi vida.

Observando esto que acabo de escribir me doy cuenta que en el fondo lo que deseo es no vivir en piloto automático, no quiero ser un ente movido solamente por sus mandatos biológicos y culturales; por lo que dicten los genes y los memes. De alguna manera creo que hay un margen de libertad para determinar uno mismo su camino, eso que llaman el libre albedrio lo entiendo así.

Entiendo ser consciente como mantenerse despierto a esta misteriosa experiencia del vivir. Y digo misteriosa porque al fin de cuentas es más lo que desconocemos que lo que sabemos. Sin embargo, lo poco que sabemos cómo humanidad, como cultura, nos puede ayudar en ese proceso que Carl Jung llamó “Individuación” y que muchos años después el gran filósofo José Antonio Marina llamaría “Personalidad Elegida”. Esto es, constituirse o configurarse como un Individuo en conexión consigo mismo y con su entorno; consciente de su papel en su historia personal, familiar, social.

Esta es pues, mi primera meta para este 2018: Ser Consciente. Intuyo que solo siendo consciente podré crecer y trascender, amén de supervivir. Por eso plasmo estas palabras, porque de alguna manera creo que la Palabra es como el código fuente con el cual nos programamos. En este instante pienso en el motivo por el cual comparto estas líneas, y me pregunto: ¿Será por satisfacer las necesidades de mi ego? Deseo creer que lo hago porque deseo encontrar individuos que se conecten con este relato y podamos conversar. Algo me dice que es en la conversación donde se da la construcción de lo que somos, no unos entes aislados, sino conectados.

Estoy por creer que esta es una de las razones por las cuales estudié psicología, para llevar a cabo este proceso de individuación, para descubrir mi identidad. No ha sido para nada fácil, pero siento que he llegado a un punto del Camino en el que experimento con apremio la necesidad de la conexión. Eso que creo ser, solo podrá crecer en conexión con los seres que hacen parte de mi vida y van apareciendo día a día.

En conclusión, necesitamos del otro para crear, amar, soñar, trabajar, estudiar, jugar, filosofar, cazar y recolectar.

La vida tiene sentido es en compañía.

Bueno, ahí nos vemos en el próximo paso, te recuerdo que son 78 de un viaje que he emprendido hacia el bienestar.

Hoy completamos la primera parte de este viaje.

Espero mantener el entusiasmo y seguir caminando.

Anhelo encontrarme en el Camino con otros seres que deseen también lo mismo:

Ser conscientes.

Creo que en la conciencia está la gran clave del bienestar.

 

DE VIAJE HACIA EL BIENESTAR, LIBRO 8

10. JUGAR!!!

“La felicidad no es un estado que se pueda buscar directamente, sino una experiencia que acompaña a la acción, una actividad. No es haber jugado lo que nos proporciona satisfacción, sino estar jugando.”

-José Antonio Marina-

“No se trata del lugar que al juego corresponde entre las demás manifestaciones de la cultura, sino en qué grado la cultura misma ofrece un carácter de juego”

“Todo juego es, antes que nada, una actividad libre (…) El juego es libre, es libertad” 

Johan Huizinga

-Homo Ludens-

 “Juego…luego existo”

Darío Silva

 ¿QUÉ VAS A JUGAR PARA LOGRAR LO QUE DESEAS SER?

-Oye papi.

-Dime hijo.

-¿Cuál es tu juego preferido?

-Mmm, el Tarot.

Y Orianna dice:

-¿No es Mario Bros?

-A si, si, ese era mi juego preferido en la infancia, soy modelo 80 y crecí jugando Mario Bros en unas maquinitas que estaban ubicadas en una panadería del barrio Villa Santana, sector Intermedio, en la ciudad de Pereira. Recuerdo que funcionaba con monedas de $20 pesos que había que depositar cada tres minutos. Alrededor del jugador de turno se hacía toda una barra que animaba y descubría los trucos del juego.

Estoy haciendo memoria y recuerdo una niñez con mucho juego. Tengo en mente los cuatro años que viví en Villa Santana, entre los ocho y los doce años, me la pasaba más en la calle que en la casa, mi felicidad era estar callejeando, prefería eso a ser testigo de las constantes peleas en casa. En la calle, además de jugar Mario Bros en la panadería del “Sarco”, me gustaba jugar dominó, parqués y bingo con unos vecinos que todas las noches se reunían a jugar. También era muy aficionado a jugar 21, un juego de monedas con tres huecos que se abrían en la tierra, varias peleas tuve en ese juego.

Como todo niño, mi vida giraba en función del juego. Mientras plasmo estas líneas escucho de fondo la banda sonora de Mario Bros y siento que me transporto a aquellos años. De alguna manera, los permanentes conflictos en casa me dieron la libertad de buscar en el juego una vía de escape. Jugar y leer, especialmente las revistas que me atraparon en mi niñez: Kaliman, Águila Solitaria y Memin. Pienso en la infancia que ahora están viviendo mis hijos y me regocijo en constatar lo diferente que es el entorno en el que ahora ellos están creciendo. Quizá no con la libertad de callejear que yo tuve, pero si con más atención y cuidado. Toda una tribu en torno suyo.

Esa exagerada libertad que tuve en mi niñez me llevo a vivir una experiencia que yo mismo busqué, el internamiento en un centro de reeducación, allí, en la Escuela de Trabajo la Linda, en la ciudad de Manizales, viví de los 13 a los 16 años. Y jugué, jugué mucho. Todos los días hacíamos deporte, además de labores de mantenimiento, estudié y aprendí un oficio que nunca ejercí, la metalistería.

En la juventud, no recuerdo haber jugado tanto, pero si monté mucho en bicicleta, en la época de la universidad ese era mi medio de transporte, me encantaba andar por Bogotá en bicicleta, especialmente en mis tiempos de mensajero en la OPAN.

Y ahora en mi adultez, un amigo muy especial me conectó con un juego que me entretiene mucho y de paso me ayuda a conocerme y conducirme por los laberintos de la vida. Me refiero al enigmático Tarot.

Yo soy un jugador del Tarot de Marsella, me encanta ese juego de cartas, muy diferente al juego que practicaba mi padre, quien en su juventud fue un jugador de “fierro”, un juego de cartas con la baraja española que a su vez aprendió viendo jugar a su padre. “Fierrito” le decían a mi padre, quien también ha sido un avezado jugador de parqués, mi madre también disfruta mucho de este juego, legendarias son las batallas que ha tenido con mis sobrinos.

Jugar es una actividad que enriquece el espíritu, ¿Qué sería de la vida sin jugar? Muy aburrida.

Jugar produce bienestar, sin duda alguna, y más aún cuando se hace en compañía de quienes amamos, con la familia y los amigos. Yo por ejemplo tengo un par de maestros de juego que me muestran la importancia de compartirte con tus hijos en torno al juego, Dante y Orianna son muy creativos, yo soy más bien perezoso para jugar con ellos, por eso plasmo estas palabras para hacerme consciente de lo crucial que resulta jugar con mis hijos.

El viaje hacia el bienestar hay que hacerlo jugando, disfrutando de esos momentos mágicos que nos permiten experimentar la dicha de la existencia.

A lo mejor y resulte ser cierto eso que algunos dicen:

-Ándrez, la vida no es más que un gran juego en el que nunca perdemos, solo aprendemos.

¿Tú que crees?

DE LA POBREZA HACIA EL BIENESTAR, DE VIAJE HACIA EL BIENESTAR

5. ¿QUÉ HACER PARA SER?

 

“Yo soy lo que anhelo ser, porque mis anhelos han tallado mi genuino SER”.

Miguel de Zubiria Samper

Por estos días ando un poco distanciado de mis tres padres. Cuando estaba escribiendo Tiempos de Paz, me di cuenta que la vida me había dado no uno sino tres padres. Uno Biológico, Eduardo Granada, otro Espiritual, Arnoldo Acosta y otro Intelectual, Miguel de Zubiria. Estos tres seres han tenido una fuerte influencia en mi vida y hoy, revisando mis archivos en el computador, me encontré con una foto donde estoy con los tres. Una reliquia para mí.

Revisando material narrativo me encontré con unas palabras de Miguel, muy pertinentes para estos relatos que estoy desarrollando:

“Yo soy lo que anhelo ser, porque mis anhelos han tallado mi genuino SER”.

Aunque es clara la influencia que estos tres hombres han tenido sobre la configuración de mi temperamento y mi carácter; algo en mi interior me dice que esta distancia en la que ando de ellos tiene como propósito definir mi rumbo, marcar mi destino, encaminarme hacia una vida en la que deje de ser un potencial y me convierta en una realidad, y de esta forma poder evolucionar de la pobreza hacia el Bienestar.

¿QUÉ ES LO QUE ANHELO SER?

Luego de mucho tiempo de reflexión, de múltiples experimentos, de ensayo y error,  tengo claro que quiero Ser un Humano Consciente, Constructor de Paz, Servidor, Afectivista, Pedagogo Psicólogo, Escritor Conferencista, parte de un Núcleo Familiar Unido y Funcional, que de corazón quiere estar conectado con toda su Tribu Familiar.

Esto es lo que quiero ser.

El cómo se me ha ido revelando poco a poco, según parece, hay seis actividades que resultan fundamentales para lograr evolucionar de la pobreza hacia el Bienestar a partir del Desarrollo del Ser, son estas.

SOÑAR

CREAR

TRABAJAR

AMAR

JUGAR

ESTUDIAR

Hoy amanecí con la firme intención de empezar a hablarme un poco de cada uno de estos haceres. Pretendo poner en práctica unas palabras que escuché de boca de un mago hace algún tiempo, y que según él, son un legado de los antiguos Griegos:

“Hay que hablar para saber”

Parece ser que hablando vamos dándonos cuenta de lo que queremos y vamos conociendo el camino que estamos recorriendo. Dicho esto, me adentro entonces en el primer hacer, pretendo construir una somera descripción de cada uno e ir profundizando en los siguientes relatos.

SOÑAR

Hace tres días mi hijo Dante, (que en este instante está en clase de lectura con su madre), me expresó de forma espontánea:

“Nunca abandones tus sueños, nunca dejes tus sueños porque si los dejas, después te arrepentirás.”

Me impresiona y conmueve la dimensión mágica de la vida. Cuando empecé este año lo hice con una firme convicción que dejé registrada en la bitácora de mi tercer libro, Tiempos de Pan, en esa oportunidad decía:

“He comenzado con la segunda fase de este proyecto editorial, lo hago mientras me encuentro viviendo en casa de la negrita Carmen, mi próxima estación será de nuevo con la Tribu Tirado, junto a Luz Adriana y los niños, así será.”

El primero de octubre ese sueño se hizo realidad. Desde entonces estoy disfrutando nuevamente de la vida familiar y ese movimiento vital le ha dado mucha estabilidad al barco de mi vida, al punto que ya no pienso solamente en la lucha por la supervivencia, sino en el trabajo de crecer, siento que esa es una de las razones por las cuales estoy embarcado en esta aventura de evolucionar de la pobreza hacia el Bienestar.

Ese era mi sueño número uno, volver a estar en familia, volver a compartir la vida con el nucleo familiar del cual soy parte, ver crecer a Orianna y Dante, cooperar con Luz Adriana como compañeros, amigos y socios. Este presente me llena de mucha energía para permitirme soñar más allá y por eso estoy plasmando estas líneas con las que deseo Ser más Consciente cada día, creo que de esta manera se puede cultivar paz personal y contribuir con la paz familiar, lo cual me conecta con el sueño de ser un Constructor de Paz, estoy convencido que este es el llamado social que me ha hecho la vida, y estoy dispuesto a aceptarlo porque es una gran fuente de sentido para mí.

A partir de esta experiencia de vida, mi sueño es ser un Servidor, configurarme como alguien que está al servicio de sus seres queridos y de aquellos que la vida dispone en el camino para escucharlos y  compartirles mi ser.

TRABAJAR

Me ha tomado varios días darle forma a este relato, ayer por ejemplo no lo cultivé porque estuve todo el día trabajando y estoy muy contento porque logré llegar puntual. A las 4am sonó la alarma, me levanté con parsimonia y me puse a escuchar los audios educativos que estoy escuchando por estos días. Con calma me dispuse para cumplir con la meta de llegar un poco antes de la siete de la mañana a COREDSA, una Corporación Educativa en la que se me ha dado la oportunidad de enseñar esta metodología que estoy diseñando para evolucionar de la pobreza hacia el Bienestar. Nuevamente la magia de la vida se hace presente porque es una institución con la que tengo una fuerte conexión afectiva, dado que allí me gradué como bachiller, en la época en la que se llamaba Instituto Comercial John Robert Gregg, por allá en 1998.

Me sentí como un Pedagogo Psicólogo.

Me sentí muy bien, escuchado y valorado.

Me sentí como un Constructor de Paz porque casualmente, las personas a las que me dirigí, son beneficiarias de un programa llamado Educándonos para la Paz, una iniciativa de la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI), que busca dotar de herramientas para la vida a personas que por alguna u otra circunstancia han estado cercanas a los estragos del conflicto. Me encanta esta labor, me emociona intensamente porque me permite ser parte de lo que considero es la mayor tarea de nuestra generación: construir una sociedad en paz, y esta pasa por un cambio de mentalidad. Algo me dice que esta primera misión es apenas el inicio de un largo camino dedicado a la Causa de la Paz, no solo social, sino también familiar y personal.

Sigo en COREDSA, hoy es mi segundo día, estoy aprovechando la hora de almuerzo para cultivar estas palabras que se han tomado su tiempo para florecer. Ando meditando sobre mi trabajo y pienso en las últimas tres consultas que he atendido y me doy cuenta que han tenido que ver con asuntos del Juego de la Pareja, ese tema de las relaciones de pareja me gusta mucho y es una labor a la que me siento llamado para servir, porque entre otras cosas pienso que en la forma como nos relacionemos hombres y mujeres, está la clave para la construcción de una vida en paz; una familia en paz y una sociedad en paz.

CREAR

Estoy plenamente convencido que para evolucionar de la pobreza hacia el  Bienestar hay que crear, hacer arte, expresarse. Creo tanto en esto que es la razón por la cual estoy creando libros y dándole rienda suelta a mi capacidad creativa. Ya terminé dos libros, Tiempos de Paz y Tiempos de Felicidad; por estos días ando en la transcripción de Tiempos de Pan y escribiendo Tiempos de Amar Incondicional, el libro que viene después de Tiempos de Libertad y Tiempos Nuevos.

AMAR

Tengo la creencia de que crear es un acto de amor propio. Por eso quiero amar lo que creo, porque hacerlo es amarme a mí mismo. La verdad, aun en mi adultez he tenido que hacerle frente a esa incomoda sensación de falta de autoestima, ¿De dónde me vendrá esa sensación? Mientras me llegan las respuestas, hoy creo saber que esto de amar es una actividad que empieza hacia sí mismo, y desde nuestro propio ser se despliega hacia nuestro entorno, en mi caso, mi núcleo familiar: Luz Adriana, Orianna y Dante. Estos tres seres son mi máxima responsabilidad, una gran fuente de inspiración con la que deseo estar cada día más unido y desde esta unidad y funcionalidad, amar a los demás seres con los que estoy vinculado; a nivel familiar y social.

JUGAR

A veces las palabras se toman su tiempo para ser expresadas, estas palabras por ejemplo nacen un día después de culminar el proyecto pedagógico psicológico que llevé a cabo durante cinco intensos días en COREDSA. Viví una experiencia muy reveladora, me hice aún más consciente de mi misión social: Ser Constructor de Paz. Más adelante crearé unos relatos para dar cuenta de esa experiencia que me hizo sentir más en un juego que en un trabajo, flui como nunca lo había hecho, 10 horas diarias, 50 en total compartiendo la vida con unas mujeres extraordinarias y luchadores con un intenso deseo de superación. Fue muy divertido jugar con ellas el juego del tarot, confirmé una vez más que se trata de una poderosa herramienta de interacción y autoconocimiento.

ESTUDIAR

Durante estos cinco días de intensa interacción con estas mujeres, estuvimos Educándonos para la Paz, compartiendo nuestras historias, expresando nuestros sentires, sintiendo la fuerza del circulo de palabras, cultivando la escucha, leyendo y escribiendo; estudiando cuatro ideas que pueden ser el nucleo de una vida plena: Bienestar, Paz, Libertad y Felicidad.

Y estoy de nuevo aquí, soñando, cultivando este terreno para avanzar en la construcción de la identidad que he elegido. Es primero de diciembre, me llega este día con un sueño cumplido, viviendo en familia, sintiendo la energía de mis hijos y la compañía transformadora de su mamá. Hace un año, esta realidad era todavía un sueño lejano, hoy es un hecho, por eso quiero seguir soñando, por eso quiero seguir cultivando palabras que den cuenta de la realidad que vivo y de la realidad que quiero.

Ahora me voy a recoger los frutos materiales de la labor, en los próximos días capitalizaré los frutos intelectuales de la misión, intuyo que los relatos que crearé darán cuenta de ello porque serán elaborados con el afecto cosechado, sentipensados como le gusta decir a Luz Adriana.

Creo que esto es lo que hay que hacer para ser, para evolucionar de la pobreza hacia el bienestar; soñar, trabajar, crear, amar, jugar y estudiar.

 

DE LA POBREZA HACIA EL BIENESTAR

3. ¿QUÉ ES LO QUE REALMENTE DESEAS?

“El hombre moderno vive bajo la ilusión de saber lo que quiere, cuando, en realidad, desea únicamente lo que se supone (socialmente) ha de desear. Saber lo que uno realmente quiere no es cosa tan fácil como algunos creen, sino que representa uno de los problemas más complejos que enfrentan al ser humano.”

Erich Fromm

La persistencia es una cualidad capitalista intrapersonal fundamental para evolucionar de la pobreza hacia el bienestar.

Pues bien, aquí estoy persistiendo de nuevo en mi empeño de construir la realidad que quiero a partir de la palabra que busca ser guía para la acción. Logré empezar la jornada nuevamente a la hora cuarta del día, sigo sintiendo que crear a esta hora es mágico, algo pasa que todavía no comprendo muy bien, pero espero tomar conciencia a medida que vaya avanzando en este viaje que me he embarcado.

Quiero plasmar estas líneas desde el sentir y desde el pensar, es decir, a partir de lo que estoy sintiendo y reflexionando, ni puro sentimiento ni puro pensamiento, sino una mezcla de los dos, sentipensar, como le gusta expresar a Luz Adriana. Pero especialmente quiero escribir también a partir de lo que estoy haciendo.

¿Y qué estás haciendo Ándrez?

Bueno, creo que estoy intentando construir conscientemente la vida que quiero vivir. Hace exactamente 70 días sentí un fuerte impulso de encaminarme hacia el bienestar en todas las esferas de mi vida, cuando arranqué no tenía ni idea de lo que eso significaba, pero de todas formas empecé a caminar. Ahora ya tengo un mapa, una hoja de ruta, como una especie de puerta de entrada cuyo primer umbral es una pregunta que tarde o temprano uno tiene que hacerse de forma consciente:

¿Qué es lo que realmente deseas?

Creo que reflexionar esta pregunta es fundamental para aclarar lo que verdaderamente se desea en la vida. Son las 5:55am, y la primera respuesta a esta pregunta viene insistiendo con apremio para que la deje salir de mi mente.

Deseo Desarrollar mi Potencial.

Sea lo que sea que tenga para aportarme y aportarle al mundo, lo que más anhelo es desarrollar mi potencial, permitirme crecer. No quiero quedarme como un niño anhelante, lleno de ilusiones y empezando proyectos con un entusiasmo efímero, sino, ser un hombre consciente de sus sueños que trabaja constantemente por construirlos, por hacerlos realidad día tras día. En otras palabras, no quiero vivir en torno únicamente a la satisfacción de mis necesidades vitales, sino, en pro de la materialización de mis sueños.

El hecho de estar viviendo nuevamente con mi familia, me permite dar fe que los sueños se cumplen, pero no basta con desearlos fervorosamente, también hay que estudiar, trabajar, crear, amar y jugar; la vida no es solo soñar, y esto es algo que me digo muchas veces a mí mismo, porque no quiero quedarme como un loco ensoñador, también anhelo ser un mago hacedor. 

Yo creo en la magia; en la magia de soñar, en la magia del poder de la palabra, en la magia de la acción, en la magia de la transformación.

Así las cosas, a partir del Desarrollo de mi Potencial, he llegado a la conclusión que esto es lo que sueño y realmente deseo:

  1. Ser Consciente.
  2. Ser parte de un Nucleo Familiar Unido y Funcional.
  3. Ser Familiar.
  4. Ser Constructor de Paz.
  5. Ser un hombre consagrado a la Pedagogía y la Psicología.
  6. Ser Escritor y Conferencista.
  7. Ser un Servidor.
  8. Ser un Afectivista, es decir, un activista de la Formación Afectiva.

Son las 7:24am, y doy por terminada la tarea de hoy, dedico estas líneas a la memoria de la hermana de mi padre, la tía Ibelice Granada partió de este mundo el día de ayer a los 81 años, una gran caminante que ahora es parte de los espíritus cuidadores de la Tribu.

 

DE LA POBREZA HACIA EL BIENESTAR

2. ¿QUÉ HACER PARA EVOLUCIONAR DE LA POBREZA HACIA EL BIENESTAR?

Crear, creo que el viaje de la pobreza hacia el bienestar se hace creando.

Son las 5:22 am, plasmo estas palabras el 15 de noviembre de 2017, logré vencer la pereza y me levanté a hacer lo que intuyo debo hacer para algún día no muy lejano liberarme del yugo de la pobreza material. ¿Qué?

Crear, crear, crear, esta es la palabra con la que hoy desperté, no me siento tan fluido como en el primer relato con el que empecé este cuento, pero igual creo que debo intentar continuar con la labor porque según lo he escuchado, crear no es solo un asunto de inspiración sino también de transpiración, sin embargo, consciente de que puede tratarse de una expresión de mi terquedad, presiento que crear en la madrugada tiene su magia y por eso sigo insistiendo en hacerlo a esta hora, cuando el silencio es mi mejor compañía.

Otra vez puse la alarma del reloj a sonar a las 4am, postergué y postergué, cada cinco minutos oprimía el botón de postergar, ya cuando eran alrededor de las 4:30, somnoliento, me acordé de unos audios de un mago de las palabras que tengo en el celular y aun a medio despertar me puse a escucharlos. Lo hice hasta que se descargó el aparato y cuando esto ocurrió, llegaron las palabras que por fin me levantaron:

Crear, creo que el viaje de la pobreza hacia el bienestar se hace creando.

Ya casi son las 6 de la mañana, y en estos momentos pienso en el relato que escribí el pasado lunes donde me reconocía a mí mismo que era intelectualmente adulto y emocionalmente un niño, darme cuenta de esto y tratar de superarlo ha sido toda una lucha para mí. Lo bueno es que ya lo tengo identificado y aunque me cuesta, aquí estoy firme dando la batalla. En realidad, lo que quiero es que todo esto se convierta en un juego, ese es el espíritu del niño que quiero conservar, el juego, el gusto por jugar.

De niño jugué mucho, allá en Pereira, la tierra a la que ahora han vuelto mis padres. Eduardo e Inés se regresaron para la ciudad de su juventud, la tierra donde se casaron y la tierra donde nací. Se fueron mis padres y no me pude despedir de ellos. 23 años duraron viviendo en Bogotá; aquí se multiplicó su familia, aquí tuvieron 8 nietos, aquí se pensionó m padre, aquí les llegó la vejez.

Experimento emociones encontradas frente a su partida, tristeza porque ya no los tendré físicamente cerca, y una rara mezcla de temor y serenidad porque ahora si quedé de frente a la adultez, con el inmenso reto de trabajar para consolidarme como el padre de familia que ahora soy.

Amaneció, son las 6:16, y en estos momentos estoy contemplando el mapa que he diseñado para navegar por esta etapa de mi vida, o en otras palabras, para crear la vida que quiero. La verdad es que yo soy de los que cree que es posible crear nuestra vida de forma consciente y hacer de ella una obra de arte.

Como bien le escuché decir al creador de Facebook, Mark Zuckerberg, no tienes que saber todo para empezar, hoy creo que para evolucionar de la pobreza hacia el bienestar hay que hacerlo con 6 practicas diarias y constantes:

Soñando.

Estudiando.

Trabajando.

Creando.

Amando.

Y sobre todo,

Jugando.

Y aquí me acuerdo del gran José Antonio Marina quien sostiene que “no es haber jugado lo que nos proporciona satisfacción, sino estar jugando.”

Este es mi plan, te lo comparto, y lo hago porque soy un convencido que en el compartir está el vivir. Mi propósito es ir desarrollandolo poco a poco, en la palabra y en la acción, en el relato y en la aplicación.

Ahora me retiro, son las 7:03 am y es hora de ir a crear Tiempos de Pan, el tercer libro de la serie que empecé con Tiempos de Paz y Tiempos de Felicidad.

Que la bella esperanza nos acompañe.

DE LA POBREZA HACIA EL BIENESTAR

1. INTELECTUALMENTE ADULTO, EMOCIONALMENTE NIÑO

Luego de una reveladora conversación con Luz Adriana, me fui a buscar paz en las palabras y me encontré con unas de Alejandro Jodorowsky en su libro Metagenealogia que me permitieron comprender mi propia realidad:

“Me di cuenta que si bien tenia un intelecto de adulto, emocionalmente continuaba siendo un pequeñuelo, sintiéndose indigno de ser amado porque su existencia asqueaba a su madre.”

Y así es.

Como ya capté que el reconocimiento es liberación, entonces debo reconocer que a mis 37 años tengo un intelecto de adulto, pero emocionalmente continuo siendo un niño que aun no ha logrado superar la desunión y disfunción de su núcleo familiar de origen. No es mi intención victimizarme; solo deseo transformarme y creo que esto es posible lograrlo diciéndome la verdad a mi mismo, sin autoengaños.

Y continua diciéndose el creador de la Psicomagia:

“Ahora que me he dado cuenta de esta aberración ¿qué puedo hacer para quererme?”

Lo mismo me pregunto yo.

¿Qué puedo hacer para quererme?

Mientras medito la respuesta a esta pregunta, contemplo a mi hija Orianna meciéndose en la hamaca azul que tenemos ubicada en el cuarto de juegos, la veo y me digo: Orianna merece un padre y yo merezco una hija. ¿Qué puedo hacer para quererme?

Viene a mi mente una insistente respuesta… ¿Cuál?

Desarrollar mi potencial.

Y ahora me surge una nueva pregunta:

¿Cuál es tu potencial Andrez?

Mi amigo Rodolfo me dio una pista hace algún tiempo, el cree que mi potencial está por los lados de la comunicación. Ahora te pregunto a ti, amable lector que estas leyendo estas lineas:

¿Cuál crees tu que es mi potencial?

Siento la necesidad de terminar este relato que he creado de una forma muy intuitiva, con unas palabras del personaje que hoy se me apareció en mi día:

“Encontrarse, ser adulto, es descubrir lo divino que hay en nosotros, liberándolo de los estorbos emocionales, mentales y sexuales que constituyen el ego individual.”

#Delapobrezahaciaelbienestar

DE LA POBREZA HACIA EL BIENESTAR

RELATO 0. SERÁ MEJOR QUE LO CUENTE

Son las 4:28 de la mañana, la alarma del celular sonó a las 4am y apareció una palabra que decía: postergar. En efecto lo hice y minutos después volvió a sonar la alarma. Esta vez me hice caso y empecé a despertar. Las primeras palabras que llegaron a mi mente fueron: “Será mejor que lo cuentes” “Será mejor que lo cuentes”. Me levanté con ese insistente mensaje en mi cabeza, encendí la poca luz del cuarto en el que ahora habito, al lado del cuarto de mis hijos, tomé el cepillo, le apliqué un poco de crema y me fui a cepillar, mientras lo hacía, seguía escuchando: “Será mejor que lo cuentes” “Será mejor que lo cuentes”…

Recordé que en mi ahora pequeña biblioteca, que tengo justo frente a mi nueva cama, tenía un libro en la fila de los textos de estudio que se llamaba justamente así:

SERA MEJOR QUE LO CUENTES

-Los relatos como herramientas de comunicación-

STORYTELLING

Lo tomé, lo observé y mientras lo hacía, sentía la imperiosa necesidad de encender el computador y empezar a escribir; lo hice, me fui a la carpeta de “libros de Ándrez Paz” y allí me encontré con un archivo que decía:

“MAÑANAS MILAGROSAS”

Me llamó la atención y lo abrí porque debajo de ese título había dejado una pista que decía: “libro clave”, me puse a hojear su tabla de contenido y me encontré con el siguiente mensaje:

“Haz que hoy sea el día en el que dejas atrás  quien has sido y te conviertes en quien puedes  llegar a ser ….”

Hace mucho tiempo estoy intentando empezar la jornada a las 4 de la mañana, pero no lo he logrado. Siento que a esta hora ocurre algo mágico en el ambiente, me da la sensación de que a esta hora la energía es propicia para crear. Miro de reojo el reloj del computador y veo que ya son las 5am, es decir que llevo 32 minutos concentrado en esta labor, y me sorprende porque me he dado cuenta que tengo serios problemas de concentración, me distraigo fácilmente y salto de una tarea a otra sin mayor reflexión.

Hay un silencio sepulcral en el entorno, escucho el crujido de mi estómago, ya estoy plenamente despierto y soy consciente que no pasé una buena noche, tengo la sensación de no haber dormido bien, no sé si es por haber comido tan tarde, o por la expectativa de levantarme temprano, lo cierto es que estoy impactado con estas líneas que ahora justamente tú estás leyendo, si no me hubiese dejado guiar por mi intuición, seguramente no habría empezado a narrar este cuento.

¿Y cuál es tu cuento Ándrez? me pregunto a mí mismo.

No sé por dónde empezar, o bueno sí, la verdad es que quiero evolucionar de la pobreza hacia el bienestar.

Debo reconocer algo que no puedo negarme a mí mismo porque si no lo hago, entonces no voy a poder evolucionar.

Yo soy un hombre materialmente pobre, esta es mi realidad.

Alguna vez escuché por ahí unas palabras que me parecen muy reveladoras:

“Reconocimiento es liberación”

Cuando uno reconoce su realidad empieza a liberarse de ella.

Ahora son las 5:38am, debo dejar aquí por hoy porque el computador me anuncia que ya pasé de las 500 palabras y no deseo extenderme mucho en estos relatos, además quiero trabajar en la transcripción de un libro que estoy creando, al que precisamente he llamado Tiempos de Pan.

Me quedo con una pregunta que de paso te la extiendo a ti:

¿QUÉ HACER PARA EVOLUCIONAR DE LA POBREZA HACIA EL BIENESTAR?

Metagramas, pareja emprendedora, RELATOS LABORALES

UNA PAREJA EMPRENDEDORA

Yo admiro mucho a las parejas emprendedoras.

Admiro a las parejas que emprenden familia y emprenden en familia. .

Maria Inés y Rubén son una pareja que conozco desde hace 19 años, son los fundadores del colegio donde me gradué como bachiller en el año 1998.

Padres de dos hijas y pioneros de la educación para adultos semestralizada.

Hace unos días los visitè y la profe Maria Inés me compró Tiempos de Felicidad, conversamos un buen rato de lo que hacía y terminamos acordando la realización de 9 talleres de Autoconocimiento.

Hoy empiezo este proyecto, muy feliz de volver a un escenario donde cursé décimo y once en jornada nocturna.

Además de la alegría de volver a ver a mis profesores, lo veo como un camino a seguir en mi tarea de llevar la Formación Afectiva al sistema educativo en todas sus modalidades, en esta oportunidad, un Colegio para adultos que tambien funciona como una institución de educación para el trabajo y el desarrollo humano. Un buen nicho para explorar.

Ahí te estaré contando, muchas gracias por tu sintonia y tu buena energía.